logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

Por: Stefanía Bayter 

 

La pandemia no solo trajo consigo la propagación del Covid-19. Trastornos psicológicos incrementan en una de las poblaciones más afectadas, los jóvenes. 

Foto 2. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

En el primer trimestre del año cerca de 30 y 45 jóvenes en salas de urgencias pediátricas en Madrid esperan para ser atendidos en una Unidad de Hospitalización para adolescentes por problemas mentales. La situación se acrecentó a medida que la pandemia iba dejando sus secuelas. 

 

Para prevenir el contagio por el Covid-19, se hizo necesario el aislamiento y el distanciamiento social. Por consecuencia, los colegios, instituciones y centros de entretenimiento se vieron en la obligación de cerrar sus puertas. 

 

Estas medidas han afectado de manera especial a los niños y adolescentes, pues con ello han experimentado síntomas psicológicos como el estrés, la ansiedad, la tristeza, y en muchos casos nuevos, hábitos que involucran adicciones. 

 

El impacto y permanencia de estas patologías en los jóvenes dependen de factores como: el contexto social y familiar, la edad, antecedentes de trastornos mentales, la situación educativa y, claramente, el covid-19 y los contagios que hayan al interior de sus familias. 

 

La estabilidad de los jóvenes se ha perdido porque los factores que contribuyeron a su estabilidad emocional ya no están. La carencia de interacción con sus círculos sociales y educativos eliminó de una manera rápida las rutinas y costumbres a las que ya estaban acostumbrados. 

 

Luego, los adolescentes se ven relacionados en “actividades compulsivas que los vinculan con el internet”, con relaciones sociales en muchos casos no positivas y una exposición al acoso y abuso cibernético. 

 

De darle continuidad prolongada a estos nuevos hábitos que suprimen la interacción social y el contacto en los jóvenes se pueden desarrollar e incrementar los trastornos depresivos, tentativas de suicidio, trastornos alimentarios, violencias intrafamiliares y adicciones. 

Foto 3. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

Con base en ello “The Conversation”, medio de estilo periodístico que se basa en crear análisis a partir de investigaciones, búsquedas y participación de académicos sugiere unas recomendaciones a tener en cuenta para el tiempo de ahora y el devenir. 



  • Desde el hogar se deben inculcar habilidades para confrontar la decepción, las dificultades de control emocional, y la resolución de conflictos. En el hogar deben surgir las primeras respuestas ante la incertidumbre del futuro. 
  • Los padres, madres y/o cuidadores de jóvenes deben hablar claramente con ellos la situación que mundialmente nos aqueja que es la pandemia, procurando evitar términos negativos o desesperanzadores. 
  • Se recomienda evitar el uso excesivo de internet, redes sociales, y consumo de noticias continuas relacionadas con la pandemia.
  • Combatir las conductas de riesgo con actividades como el baile, la música, la pintura y la escritura.
  • Buscar las maneras de poder conservar los vínculos sociales y/o afectivos pese la situación pandémica. 
  • Desde las instituciones de la escuela y la familia se debe incidir en las medidas de bioseguridad para evitar la transmisión del virus y el tratamiento de trastornos psicológicos.
  • Los profesionales de la salud mental infanto-juvenil tienen la función de educar a las familias con aspectos que sean de interés para detectar síntomas psicológicos en los jóvenes, estas pedagogías deben ser consecuentes con lo informado presencial y virtualmente. 
  • Los profesionales en psicología clínica deben contribuir en el diseño y práctica de intervenciones conductuales que compartan en pedagogía con los padres para dar un manejo a los trastornos mentales como la hiperactividad y el déficit de atención.

Foto 1. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

 

Si deseas conocer más sobre las relaciones parentales del siglo XXI, te invitamos a leer los siguientes artículos:

Infografía: Relaciones parentales en el siglo XXI

Existen Muertes Simbòlicas sin necesidad de perder el cuerpo

La adolescencia, caos o etapa mágica

La adolescencia como proceso dinámico

 

OPINIÓN

ACTUALIDAD

La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

Por: Stefanía Bayter 

 

La pandemia no solo trajo consigo la propagación del Covid-19. Trastornos psicológicos incrementan en una de las poblaciones más afectadas, los jóvenes. 

Foto 2. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

En el primer trimestre del año cerca de 30 y 45 jóvenes en salas de urgencias pediátricas en Madrid esperan para ser atendidos en una Unidad de Hospitalización para adolescentes por problemas mentales. La situación se acrecentó a medida que la pandemia iba dejando sus secuelas. 

 

Para prevenir el contagio por el Covid-19, se hizo necesario el aislamiento y el distanciamiento social. Por consecuencia, los colegios, instituciones y centros de entretenimiento se vieron en la obligación de cerrar sus puertas. 

 

Estas medidas han afectado de manera especial a los niños y adolescentes, pues con ello han experimentado síntomas psicológicos como el estrés, la ansiedad, la tristeza, y en muchos casos nuevos, hábitos que involucran adicciones. 

 

El impacto y permanencia de estas patologías en los jóvenes dependen de factores como: el contexto social y familiar, la edad, antecedentes de trastornos mentales, la situación educativa y, claramente, el covid-19 y los contagios que hayan al interior de sus familias. 

 

La estabilidad de los jóvenes se ha perdido porque los factores que contribuyeron a su estabilidad emocional ya no están. La carencia de interacción con sus círculos sociales y educativos eliminó de una manera rápida las rutinas y costumbres a las que ya estaban acostumbrados. 

 

Luego, los adolescentes se ven relacionados en “actividades compulsivas que los vinculan con el internet”, con relaciones sociales en muchos casos no positivas y una exposición al acoso y abuso cibernético. 

 

De darle continuidad prolongada a estos nuevos hábitos que suprimen la interacción social y el contacto en los jóvenes se pueden desarrollar e incrementar los trastornos depresivos, tentativas de suicidio, trastornos alimentarios, violencias intrafamiliares y adicciones. 

Foto 3. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

Con base en ello “The Conversation”, medio de estilo periodístico que se basa en crear análisis a partir de investigaciones, búsquedas y participación de académicos sugiere unas recomendaciones a tener en cuenta para el tiempo de ahora y el devenir. 



  • Desde el hogar se deben inculcar habilidades para confrontar la decepción, las dificultades de control emocional, y la resolución de conflictos. En el hogar deben surgir las primeras respuestas ante la incertidumbre del futuro. 
  • Los padres, madres y/o cuidadores de jóvenes deben hablar claramente con ellos la situación que mundialmente nos aqueja que es la pandemia, procurando evitar términos negativos o desesperanzadores. 
  • Se recomienda evitar el uso excesivo de internet, redes sociales, y consumo de noticias continuas relacionadas con la pandemia.
  • Combatir las conductas de riesgo con actividades como el baile, la música, la pintura y la escritura.
  • Buscar las maneras de poder conservar los vínculos sociales y/o afectivos pese la situación pandémica. 
  • Desde las instituciones de la escuela y la familia se debe incidir en las medidas de bioseguridad para evitar la transmisión del virus y el tratamiento de trastornos psicológicos.
  • Los profesionales de la salud mental infanto-juvenil tienen la función de educar a las familias con aspectos que sean de interés para detectar síntomas psicológicos en los jóvenes, estas pedagogías deben ser consecuentes con lo informado presencial y virtualmente. 
  • Los profesionales en psicología clínica deben contribuir en el diseño y práctica de intervenciones conductuales que compartan en pedagogía con los padres para dar un manejo a los trastornos mentales como la hiperactividad y el déficit de atención.

Foto 1. La adolescencia de ahora sumergida en crisis de salud mental

 

Si deseas conocer más sobre las relaciones parentales del siglo XXI, te invitamos a leer los siguientes artículos:

Infografía: Relaciones parentales en el siglo XXI

Existen Muertes Simbòlicas sin necesidad de perder el cuerpo

La adolescencia, caos o etapa mágica

La adolescencia como proceso dinámico

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia