logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

“Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos”: La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven

 Por: Laura Flórez

 

Sábado. Dos de la tarde. 

Las paredes blancas y verdes del hospital, reflejaban el trasiego de un par de batas blancas que alistaban concentradamente un instrumental esterilizado sobre una bandeja quirúrgica.

Un bisturí se acercaba lentamente a tocar la pálida y blancuzca piel de su brazo derecho para realizar una pequeña incisión de no más de 3 mm.

Daniela solo podía imaginar en lo plena que se sentía mientras le introducían bajo su piel esas dos barras del implante llenas de hormonas. Esta pequeña incisión definitivamente significó una de las decisiones más importantes que había tomado en su vida.

 Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 1 1Cuando tenía 17 años, Daniela Galviz, sostuvo con su madre una de sus conversaciones más incómodas para cualquier adolescente: la de educación sexual. 

-Debes cuidarte, pedacito. Yo quedé embarazada de tu hermano mayor cuando tenía 17 años y no quiero lo mismo para ti. Debes cuidarte de tomar las decisiones correctas, quiero lo mejor para ti.- Le decía su madre como conclusión de la conversación. 

En ese momento, ella no comprendía el peso de lo que su mamá le decía. 

-¿Quedar embarazada, de verdad, es lo peor que me podría pasar?

Aunque se sentía afortunada. 

-Me alegra tener la oportunidad de poder decidir que quiero hacer con mi vida. Todo era a su tiempo como siempre me lo has dicho. Me enorgullece- Le decía a su mamá con un tono de voz grueso como si fuera un adulto. 

Daniela siempre se consideró partidaria del feminismo, le gustaban las palabras de las grandes voceras de las mujeres a través de grandes hechos históricos. Desde que empezó a leer las palabras de la autora mexicana Francesca Gargallo, de las cuales, ha de admitir que no entendía mucho.

Se sentía rodeada de aquel surgimiento progresivo de aquello llamado “empoderamiento femenino”. sentía que era momento de comenzar a pensar como una señorita.

Había permanecido dentro de sus efímeros pensamientos lo que le había dicho su madre sobre no cometer sus mismos errores. Y aunque para muchos era joven para tomar una decisión, había determinado que no quería tener hijos, pues no se veía como una madre. 

En medio de una conversación luego de su primera ruptura amorosa, su primo Brayan, le ilustraba una pincelada del pensamiento masculino en ese sentido: 

-Prima, la mayoría de hombres, no puedo decir que todos, pensamos más en caliente y somos menos sensibles y conscientes.- Se reía- Deberías ser tú la que se cuide y no dejar que el hombre tome la decisión, porque, realmente nunca lo hacemos.  

Daniela, observaba a su primo detenidamente mientras él continuaba hablando.

Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 2 1

“¿Por qué debo pensar en empezar mi proceso de planificación para cuidarme y también disfrutar lo mismo que él, mientras que ellos simplemente se dedican a pensar en caliente?” Pensaba Daniela mientras analizaba lo que decía su primo. 

-Lo que yo creo- Interrumpió Daniela- Es que tanto hombres como mujeres deben cuidarse, porque un embarazo es de ambos. Por eso hay que quitar el pensamiento de que el hombre pone el condon y ya. Hay que planificar. 

Su pensamiento como nueva seguidora del Girl Power, sabía que no era responsabilidad únicamente de la mujer, sino de ambos.

Experimentar la sexualidad por puro placer y satisfacción y no para convertirse en una máquina de reproducción. Debía aprovechar esos cambios drásticos en la filosofía contemporánea de la reproducción femenina. 

La planificación significaba decisión. 

Decidir sobre una diversidad de métodos que ofrecen actualmente para la preservación de la salud, la comunidad y sobre todo la decisión de tener o no hijos, y en qué momento hacerlo.

La riqueza de las páginas de internet, infunden la información sobre la atención integral y asesoría al momento de elegir uno de los métodos anticonceptivos. El implante subdérmico que dura 5 años, fue la decisión. La más práctica, segura y con un 99.7% de efectividad.

“En los últimos tiempos, ha aumentado significativamente el índice de mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años) alrededor del mundo. Para un país como Colombia, el acceder a este tipo de métodos de manera gratuita resulta casi imposible. Son más rápidos los 9 meses de embarazo que esperar una cita en la EPS.

Al comunicarse con la EPS, le dio sentido a esas frases crueles que leía en internet. Le dieron su cita para después de 6 meses. 

Así empezaron a pasar algunos meses después. Ella y su familia emprendieron el rumbo hacía Espinal.Estaba emocionada de ver a su prima menor, aunque en circunstancias de muerte, no podría reflejar tanta felicidad.

Después de 5 horas de turbulenta carretera colombiana, llegaron. Parecía que su prima había engordado bastante. Tenía una barriga bien definida y redonda.

-No me mires así, prima. No engordé, estoy embarazada- Le dijo su prima Lina. 

Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 3 1

15 años. Sin oportunidad de ir a la escuela. Papás de bajos recursos. Novio: si te vi, no me acuerdo. El difícil acceso a aquellos mundos de información y asesoramiento al respecto, parecía que no tenían cobertura de wifi hasta el Tolima.

Después de volver a Bogotá, luego de algún tiempo llegó el día de la colocación del implante en su brazo.

Mientras leía el acuerdo y autorización para el implante, lo único que podía pensar más allá del miedo, era que poseía una fortuna infinita al ser de las pocas mujeres que tienen acceso a este tipo de servicios.

“No son una gran médica que curo el cáncer, ni la primera mujer en pisar otro planeta. No seré la más brillante, ni saldré a las calles con mi pañuelo verde a protestar. Quizás no sea muy interesante porque no hice nada trascendental en la historia. Pero soy afortunada de poder decidir. Y eso se siente tan bien”.

Podía sentir cómo con la inserción del aplicador poseía gran potencia, es fuerza de la elección. Pensaba en lo victoriosa y valiente que era. La sangre que salía se sentía liberada. Y la herida cubierta, era un sueño cumplido. 

La cicatriz que la acompañaba ahora a sus 21 años, le recordaba que ella decidía sobre su cuerpo. Pasar sus dedos sobre esta la hacía sentir segura, pero no confiada. Pero ahora esa cicatriz no era como las que había en algunas partes de su cuerpo. 

“Yo decido sentir placer, y elijo no tener hijos”

Ella había elegido portar esa cicatriz. Con orgullo de poder femenino. Orgullosa de tener un ùtero qué podría engendrar, cuando ella lo decidiera. 

Para continuar con este hilo de información, te podrían interesar los siguientes artículos:

La Superheroínas que deciden sobre su cuerpo 

Las Heroínas que Deciden sobre su Cuerpo y su Reproducción Sexual

El aborto en Colombia: 15 años después y seguimos bajo el patriarcado, la muerte o la cárcel

La ley que gobierna sobre el cuerpo de las mujeres

Un nuevo intento de restringir el derecho al aborto se debate en La Corte Constitucional de Estados Unidos

 

 

 

OPINIÓN

ACTUALIDAD

“Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos”: La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven

 Por: Laura Flórez

 

Sábado. Dos de la tarde. 

Las paredes blancas y verdes del hospital, reflejaban el trasiego de un par de batas blancas que alistaban concentradamente un instrumental esterilizado sobre una bandeja quirúrgica.

Un bisturí se acercaba lentamente a tocar la pálida y blancuzca piel de su brazo derecho para realizar una pequeña incisión de no más de 3 mm.

Daniela solo podía imaginar en lo plena que se sentía mientras le introducían bajo su piel esas dos barras del implante llenas de hormonas. Esta pequeña incisión definitivamente significó una de las decisiones más importantes que había tomado en su vida.

 Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 1 1Cuando tenía 17 años, Daniela Galviz, sostuvo con su madre una de sus conversaciones más incómodas para cualquier adolescente: la de educación sexual. 

-Debes cuidarte, pedacito. Yo quedé embarazada de tu hermano mayor cuando tenía 17 años y no quiero lo mismo para ti. Debes cuidarte de tomar las decisiones correctas, quiero lo mejor para ti.- Le decía su madre como conclusión de la conversación. 

En ese momento, ella no comprendía el peso de lo que su mamá le decía. 

-¿Quedar embarazada, de verdad, es lo peor que me podría pasar?

Aunque se sentía afortunada. 

-Me alegra tener la oportunidad de poder decidir que quiero hacer con mi vida. Todo era a su tiempo como siempre me lo has dicho. Me enorgullece- Le decía a su mamá con un tono de voz grueso como si fuera un adulto. 

Daniela siempre se consideró partidaria del feminismo, le gustaban las palabras de las grandes voceras de las mujeres a través de grandes hechos históricos. Desde que empezó a leer las palabras de la autora mexicana Francesca Gargallo, de las cuales, ha de admitir que no entendía mucho.

Se sentía rodeada de aquel surgimiento progresivo de aquello llamado “empoderamiento femenino”. sentía que era momento de comenzar a pensar como una señorita.

Había permanecido dentro de sus efímeros pensamientos lo que le había dicho su madre sobre no cometer sus mismos errores. Y aunque para muchos era joven para tomar una decisión, había determinado que no quería tener hijos, pues no se veía como una madre. 

En medio de una conversación luego de su primera ruptura amorosa, su primo Brayan, le ilustraba una pincelada del pensamiento masculino en ese sentido: 

-Prima, la mayoría de hombres, no puedo decir que todos, pensamos más en caliente y somos menos sensibles y conscientes.- Se reía- Deberías ser tú la que se cuide y no dejar que el hombre tome la decisión, porque, realmente nunca lo hacemos.  

Daniela, observaba a su primo detenidamente mientras él continuaba hablando.

Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 2 1

“¿Por qué debo pensar en empezar mi proceso de planificación para cuidarme y también disfrutar lo mismo que él, mientras que ellos simplemente se dedican a pensar en caliente?” Pensaba Daniela mientras analizaba lo que decía su primo. 

-Lo que yo creo- Interrumpió Daniela- Es que tanto hombres como mujeres deben cuidarse, porque un embarazo es de ambos. Por eso hay que quitar el pensamiento de que el hombre pone el condon y ya. Hay que planificar. 

Su pensamiento como nueva seguidora del Girl Power, sabía que no era responsabilidad únicamente de la mujer, sino de ambos.

Experimentar la sexualidad por puro placer y satisfacción y no para convertirse en una máquina de reproducción. Debía aprovechar esos cambios drásticos en la filosofía contemporánea de la reproducción femenina. 

La planificación significaba decisión. 

Decidir sobre una diversidad de métodos que ofrecen actualmente para la preservación de la salud, la comunidad y sobre todo la decisión de tener o no hijos, y en qué momento hacerlo.

La riqueza de las páginas de internet, infunden la información sobre la atención integral y asesoría al momento de elegir uno de los métodos anticonceptivos. El implante subdérmico que dura 5 años, fue la decisión. La más práctica, segura y con un 99.7% de efectividad.

“En los últimos tiempos, ha aumentado significativamente el índice de mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años) alrededor del mundo. Para un país como Colombia, el acceder a este tipo de métodos de manera gratuita resulta casi imposible. Son más rápidos los 9 meses de embarazo que esperar una cita en la EPS.

Al comunicarse con la EPS, le dio sentido a esas frases crueles que leía en internet. Le dieron su cita para después de 6 meses. 

Así empezaron a pasar algunos meses después. Ella y su familia emprendieron el rumbo hacía Espinal.Estaba emocionada de ver a su prima menor, aunque en circunstancias de muerte, no podría reflejar tanta felicidad.

Después de 5 horas de turbulenta carretera colombiana, llegaron. Parecía que su prima había engordado bastante. Tenía una barriga bien definida y redonda.

-No me mires así, prima. No engordé, estoy embarazada- Le dijo su prima Lina. 

Yo decido sentir placer y elijo no tener hijos La historia de una de las decisiones más importantes de una mujer joven 3 1

15 años. Sin oportunidad de ir a la escuela. Papás de bajos recursos. Novio: si te vi, no me acuerdo. El difícil acceso a aquellos mundos de información y asesoramiento al respecto, parecía que no tenían cobertura de wifi hasta el Tolima.

Después de volver a Bogotá, luego de algún tiempo llegó el día de la colocación del implante en su brazo.

Mientras leía el acuerdo y autorización para el implante, lo único que podía pensar más allá del miedo, era que poseía una fortuna infinita al ser de las pocas mujeres que tienen acceso a este tipo de servicios.

“No son una gran médica que curo el cáncer, ni la primera mujer en pisar otro planeta. No seré la más brillante, ni saldré a las calles con mi pañuelo verde a protestar. Quizás no sea muy interesante porque no hice nada trascendental en la historia. Pero soy afortunada de poder decidir. Y eso se siente tan bien”.

Podía sentir cómo con la inserción del aplicador poseía gran potencia, es fuerza de la elección. Pensaba en lo victoriosa y valiente que era. La sangre que salía se sentía liberada. Y la herida cubierta, era un sueño cumplido. 

La cicatriz que la acompañaba ahora a sus 21 años, le recordaba que ella decidía sobre su cuerpo. Pasar sus dedos sobre esta la hacía sentir segura, pero no confiada. Pero ahora esa cicatriz no era como las que había en algunas partes de su cuerpo. 

“Yo decido sentir placer, y elijo no tener hijos”

Ella había elegido portar esa cicatriz. Con orgullo de poder femenino. Orgullosa de tener un ùtero qué podría engendrar, cuando ella lo decidiera. 

Para continuar con este hilo de información, te podrían interesar los siguientes artículos:

La Superheroínas que deciden sobre su cuerpo 

Las Heroínas que Deciden sobre su Cuerpo y su Reproducción Sexual

El aborto en Colombia: 15 años después y seguimos bajo el patriarcado, la muerte o la cárcel

La ley que gobierna sobre el cuerpo de las mujeres

Un nuevo intento de restringir el derecho al aborto se debate en La Corte Constitucional de Estados Unidos

 

 

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia