De los pompones a las muletas

Alejandra Gonzales no se imagino que a sus 18 años sufriría una lesión que la llevaría a repensar su gusto por el porrismo y la halterofilia, pues dada a la exigencia física que estas disciplinas generan, padeció una lesión de rodilla que le proporcionó diferentes problemas durante su recuperación.

Alejandra Gonzales en su casa

Los triunfos de los deportistas colombianos en el mundo no dejan de sonar en los medios de comunicación, cada medalla olímpica, título o reconocimiento opaca esta problemática, por el contrario el espectáculo, que genera el deporte, si incita a las personas como motor de admiración para niños y adultos, tanto que logran inspirar a las personas a iniciar en un deporte.

Sin embargo esta realidad es poco visibilizada,  pues todo el espectáculo y la pasión que despierta en los espectadores, hace dejar atrás las historias de los daños físicos y psicológico que generan, a pesar de que año a año aparecen noticias sobre deportistas que en plena competencia sufren dislocaciones, fracturas, esguinces, desgarros o roturas de ligamentos.

Alejandra es una de esas personas que motivada por una vida saludable e inspirada por  el reconocimiento que podría obtener, terminó llevando su cuerpo a una exigencia altísima que suscitará en casi 2 años de dolores

A causa de su lesión, a pasado por diferentes procesos dolorosos qué a tenido que afrontar con mucha fortaleza, pues el desarrollo de su recuperación se dio durante la época escolar lo que ocasionó la inasistencia a clases dado que debía asistir a las terapias.

Durante este tiempo Alejandra tuvo que vivir con noticias desalentadoras de los médicos, ya que tuvo dos operaciones en la rodilla, durante su proceso su familia y amigos fueron un gran apoyo para ella. 

Ahora Alejandra tiene 21 años es una pequeña de 1.55 de estatura que no solo refleja una imagen de ternura, sino además de fuerza, pericia y compromiso con ella misma, tanto que esto le ha servido de lección para querer conocer cómo evitar esto. Es por eso que ahora ella decidió estudiar fisioterapia para prevenir lesiones y ayudar a otros deportistas a evitarlas, lo que le sucedió, fue como una motivación para que ella como protagonista como su propia historia, pueda ayudar en el proceso de niños y jóvenes.

Hoy en día Alejandra ha tenido un muy buen proceso, está mucho mejor y de aquella lesión solo quedan las cicatrices y algunos molestos dolores cuando realiza un mal esfuerzo o una mala técnica,, su buena recuperación le ha permitido regresar a su respectivo entrenamiento, claramente tomando mayor y mejor responsabilidad.

Facebook: https://www.facebook.com/popupnowuc/photos/a.109031080503416/140778623995328/?type=3&permPage=1https://www.facebook.com/popupnowuc/photos/a.123609582378899/139762127430311/?type=3&theaterhttps://www.facebook.com/popupnowuc/photos/a.109031080503416/143745963698594/?type=3&theater

Instagram: https://www.instagram.com/p/B3IyhFvpvth/https://www.instagram.com/p/B4s9844APj-/https://www.instagram.com/p/B5Bkar-AkDi/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *