logo ucentral

LogoACN

ACN Sintopía Radio

Roller Derby, más que un simple deporte en patines

 El escenario deportivo es reconocido por ser cada vez más cambiante, y uno de los ejemplos más claros es el Roller derby, un deporte que, a través de los años, se ha vuelto parte de la identidad de muchos jóvenes que empiezan a practicarlo. Comenzó a tener fuerza hace aproximadamente 6 años, y hoy en día el derby cuenta con más de 10 equipos en Bogotá. Los más destacados son, entre otros, Bogotá Bone Breakers, Combativas Revoltosas o Fugitivas Roller Punk. Ellos luchan a nivel distrital para hacerse conocer y acoger muchos deportistas que no se hallan en deportes convencionales.

{jdhtml5player media="http://acn.ucentral.co/audios/ROLLERD.mp3"/}

Por: Edward Rodríguez Arias.

 Adriana Mora es la presidenta del equipo Central Derby DC, que nace de la unión de Guarichas Central Derby junto a deportistas que terminan un proceso en Rock and Roller Queens. Adriana rescata de Guarichas su entrega y pasión por el deporte; sin embargo dice que, por diferentes inconvenientes, no se pudo consolidar. De las jugadoras de Queens destaca el alto nivel. Con estas grandes cualidades Adriana pretende unir las dos fuerzas y formar lo que hoy es Central Derby DC. Entrenan en la plazoleta del edificio de Ciencia y Tecnología, (C y T), de la Universidad Nacional y con una trayectoria no mayor a año y medio, crece de manera acelerada por la entrega de Adriana y el ánimo de sus deportistas por salir adelante con el equipo. “El deporte empieza a masificarse en Bogotá porque a través de nosotras mismas como equipo lo llevamos a todas partes, que tu familia y amigos cercanos sepan qué es el roller derby ayuda bastante y hoy en día las redes sociales es la manera más eficaz de hacerse conocer” le cuenta a Aula y asfalto Adriana.

Boletín ACN

 Sin mucho poder de financiamiento Central Derby DC se sostiene con una corta mensualidad de 30 mil pesos, plata que es utilizada para el pago de profesores y elementos para entrenar; además de eso el equipo practica en un espacio estudiantil lo que le permite de alguna manera ahorrarse el pago de un lugar de acondicionamiento físico. Si bien es cierto que Central Derby DC surge como un semillero, ellos va más allá de eso, pues los integrantes no son solo estudiantes de la Nacional. La institución cuenta con un coliseo para los deportistas llamada la Concha Acústica, pero este lugar solamente lo pueden utilizar los grupos representativos de la universidad y lastimosamente Central Derby aún no entra en este rango. “Los clubes de otros deportes por ejemplo cobran una mensualidad de 120 o 150 mil pesos, y me imagino que esto ayuda a financiar el alquiler de un terreno o los espacios del IDRD, el roller derby no. El que más cobra saca 50 mil pesos.”

 Algunos medios de comunicación dan una visión errada de este deporte, pues quiere mostrar a la mujer como símbolo sexual en patines, o como lo dice Adriana un ‘pogo’ sobre ruedas. Ella dice que el deporte no es mediático porque infortunadamente no es una disciplina que le esté brindando reconocimientos al país, y que si no se apoya muchas veces a los deportes convencionales muchos menos al derby, ya que es una actividad practicada en su mayoría por jóvenes, de contacto fuerte, lo que hace que no todo el mundo se atreva a experimentarla.

 Años atrás el deporte recibía apoyo por parte de lo que se conocía como DUNT, Deportes Urbanos y Nuevas tendencias, hoy llamada Nuevas Tendencias Deportivas, NTD. Al derby se le ayudaba con torneos, ayuda económica, pero hace poco Coldeportes, aunque no lo declaró deporte oficial, sí lo enlazó como modalidad del patinaje, situación que a Adriana y a los deportistas no convence del todo, pues manifiestan que el roller derby es un deporte totalmente paralelo al patinaje.

Boletín ACN

Con una trayectoria destacable en el roller derby y siendo la cabeza de Roller Derby Colombia, Adriana hace la invitación a todas las personas que están interesadas en estos nuevos deportes a que se animen a practicarlos sin importar la edad o el talento que se tenga, pues en estos espacios existe la oportunidad de empezar desde cero. Ella recalca que, aunque como todo en principio puede haber sacrificios, nunca es tarde para aprender.

Boletín ACN