logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

ESTUDIOS DEL DISCURSO: J BALVIN, ¿POR QUÉ EN PUERTO RICO SÍ, PERO EN SU PAÍS NO?

Por: Javier Fernando Bonilla Perdomo

En los últimos días el mundo se  ha sacudido, no solo por la cuarentena y la pandemia generada por el Covid 19, sino por todos los acontecimientos de alto impacto que pasan en el mundo y que han convertido a este 2020 en un año histórico. Obviamente, uno de los eventos más importantes ha sido el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un oficial de policía de Minnesota, más específicamente en la ciudad de Minneapolis. Esta fue la gota que rebosó el vaso y el pueblo estadounidense se hizo sentir en rechazo del racismo institucional de la policía y de la sociedad americana.  Protestas y manifestaciones han sido muestra de sua activismo, y como era de esperarse, las figuras públicas han jugado un papel importante en el desarrollo del mismo, o al menos tratan de sacar provecho.

J Balvin fue uno de ellos, pues, por medio de posts e historias en su cuenta de Instagram, el cantante de reggaetón expresó su apoyo por las manifestaciones y expresó su dolor y tristeza por el asesinato del hombre, sumándose a la tendencia Black Lives Matters. Pero se podría decir que al paisa, el tiro le salió por la culata, pues fueron más los mensajes negativos y de desaprobación de sus seguidores que los de “buenas vibras”; en esos mensajes negativos lo tildaron de hipócrita y tibio, pues no le perdonan su falta de empatía y criterio cuando el escenario era similar en su país, Colombia, en el paro de noviembre del año anterior, a lo que se le sumó el asesinato del estudiante Dilan Cruz y los m´sa de 100 líderes sociales asesinados en lo corrido del año, muhcos de ellos afros o indígenas.  Adicional a esto, durante esos días, el cantante colombiano estuvo presentándose en la gira por su último material discográfico en Medellín y Bogotá. Por ser una figura muy querida por todos gracias a su buena energía y por su apoyo a las anteriores propuestas y manifestaciones en Puerto Rico, todos esperaban que José tomara parte de lo que estaba pasando en nuestro país, pero al ser cuestionado respondió: “Yo no soy el presidente de Colombia".

Después de dichas declaraciones el cantante dividió a todos entre adeptos seguidores y feroces críticos, pues muchos le daban la razón al paisa de no tomar partido y posición política, pero otros no entendían y hasta se preguntaban: ¿Por qué en Puerto Rico sí, pero en su país no?

Sumando las declaraciones de los últimos días del artista  y tras  las críticas recibidas, el cantante decidió desahogarse en su cuenta personal de Twitter con la frase “Me critican sin ni siquiera tratar de enseñarme, ¿así cómo aprendo”, lo que terminó de avivar la llama de la gran mayoría de sus seguidores.

Esas palabras de Balvin nos hablan sobre todo de la incongruencia entre su discurso y sus acciones, pues el cantante siempre se jacta de ser una figura del pueblo, hecha por el pueblo y para el pueblo, pero a la hora de actuar pasa completamente lo contrario, él no actúa según sus palabras, porque es obvio que sus objetivos y sus intencionalidades varían según el contexto. En Puerto Rico que es la cuna del reggaetón apoyó el movimiento social porque no podía diferir de los artistas de ese país que, sí fueron parte importante y apoyo de la sociedad para cambiar el gobierno. En Estados Unidos que es el país que más consume su música por cantidad de habitantes, el que más influencia tiene en la industria cultural y la globalización de la música , donde reside y de donde, además es la compañía disquera Universal, la cual lo representa y además ha apoyado las tendencias sociales en contra del racismo, obviamente, Balvin tenía que seguir estos lineamientos, pero, ¿realmente él es consecuente con sus ideologías y modelos mentales al apoyar movimientos y razones sociales en otros países, y no en el suyo?

A la hora de jerarquizar sus acciones es evidente que sus prácticas sociales están determinadas por sus intereses personales, es obvio que no le interesa lo que pase en su país, que no es del que vive ni le de trabajo; con su discurso trata de aparentar y disuadir de que los otros países realmente le interesan a pesar de que estas interacciones sólo las determina su egoísmo.

Aunque tiene poder e influencia por ser una figura pública social, decide no utilizarlo porque podría ir en contra de sus ideas políticas, pues el paisa apoya movimientos sociales afuera, pero en Colombia apoya los de ultraderecha, porque es lo que lo beneficia económicamente. José Balvin es cercano a las ideas uribistas e incluso se le ha vinculado con el partido de gobierno y ha visitado al presidente colombiano, Iván Duque.

No contento con eso, en ese discurso que expuso en Twitter, decide tomar el papel de víctima, que a juzgar por los comentarios que le llegaron no le queda nada bien. Según Balvin no se le puede criticar sin tratar de enseñarle y por eso no aprende. ¿Tiene sentido eso? ¿Realmente se podía esperar que las críticas fueran constructivas después de la indignación que provocaron las acciones del cantante? ¿Siendo una persona adulta y una figura pública no debe estar acostumbrado a la crítica? Y finalmente,  ¿No fue suficiente lo que pasó en noviembre del año pasado en su país para aprender? Nadie dice que no puede tomar posición política a su conveniencia, según sus modelos mentales e ideología, pero sí debería ser consecuente con lo que expresa en su discurso y lo que hace en el resto del mundo, además, pasar a tomar el papel de víctima luego de sus acciones no es lógico, ahí radica la crítica, en su incongruencia. 

Nadie puede discutir que J Balvin es un gran artista, que es un gran representante de la música y de la cultura de nuestro país y tiene su palabra tiene influencia en sus seguidores por ser una figura pública, pero es claro que su discurso se adapta a sus conveniencias y no son consecuentes sus ideologías con sus acciones, aunque sea un gran modelo como cantante (no sé si como artista), no lo es como persona.

Webgrafía

https://twitter.com/JBALVIN?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Eauthor

https://www.instagram.com/p/CA6yD2iHn1g/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading

https://elpilon.com.co/yo-no-soy-el-presidente-de-colombia-j-balvin/

https://www.minuto30.com/farandula-2/j-balvin-caso-george-floyd/1051405/

https://www.universalmusica.com/news/j-balvin-firma-contrato-discogr-fico-y-de-co-management-con-universal-music-latin-entertainment

OPINIÓN

ACTUALIDAD

ESTUDIOS DEL DISCURSO: J BALVIN, ¿POR QUÉ EN PUERTO RICO SÍ, PERO EN SU PAÍS NO?

Por: Javier Fernando Bonilla Perdomo

En los últimos días el mundo se  ha sacudido, no solo por la cuarentena y la pandemia generada por el Covid 19, sino por todos los acontecimientos de alto impacto que pasan en el mundo y que han convertido a este 2020 en un año histórico. Obviamente, uno de los eventos más importantes ha sido el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un oficial de policía de Minnesota, más específicamente en la ciudad de Minneapolis. Esta fue la gota que rebosó el vaso y el pueblo estadounidense se hizo sentir en rechazo del racismo institucional de la policía y de la sociedad americana.  Protestas y manifestaciones han sido muestra de sua activismo, y como era de esperarse, las figuras públicas han jugado un papel importante en el desarrollo del mismo, o al menos tratan de sacar provecho.

J Balvin fue uno de ellos, pues, por medio de posts e historias en su cuenta de Instagram, el cantante de reggaetón expresó su apoyo por las manifestaciones y expresó su dolor y tristeza por el asesinato del hombre, sumándose a la tendencia Black Lives Matters. Pero se podría decir que al paisa, el tiro le salió por la culata, pues fueron más los mensajes negativos y de desaprobación de sus seguidores que los de “buenas vibras”; en esos mensajes negativos lo tildaron de hipócrita y tibio, pues no le perdonan su falta de empatía y criterio cuando el escenario era similar en su país, Colombia, en el paro de noviembre del año anterior, a lo que se le sumó el asesinato del estudiante Dilan Cruz y los m´sa de 100 líderes sociales asesinados en lo corrido del año, muhcos de ellos afros o indígenas.  Adicional a esto, durante esos días, el cantante colombiano estuvo presentándose en la gira por su último material discográfico en Medellín y Bogotá. Por ser una figura muy querida por todos gracias a su buena energía y por su apoyo a las anteriores propuestas y manifestaciones en Puerto Rico, todos esperaban que José tomara parte de lo que estaba pasando en nuestro país, pero al ser cuestionado respondió: “Yo no soy el presidente de Colombia".

Después de dichas declaraciones el cantante dividió a todos entre adeptos seguidores y feroces críticos, pues muchos le daban la razón al paisa de no tomar partido y posición política, pero otros no entendían y hasta se preguntaban: ¿Por qué en Puerto Rico sí, pero en su país no?

Sumando las declaraciones de los últimos días del artista  y tras  las críticas recibidas, el cantante decidió desahogarse en su cuenta personal de Twitter con la frase “Me critican sin ni siquiera tratar de enseñarme, ¿así cómo aprendo”, lo que terminó de avivar la llama de la gran mayoría de sus seguidores.

Esas palabras de Balvin nos hablan sobre todo de la incongruencia entre su discurso y sus acciones, pues el cantante siempre se jacta de ser una figura del pueblo, hecha por el pueblo y para el pueblo, pero a la hora de actuar pasa completamente lo contrario, él no actúa según sus palabras, porque es obvio que sus objetivos y sus intencionalidades varían según el contexto. En Puerto Rico que es la cuna del reggaetón apoyó el movimiento social porque no podía diferir de los artistas de ese país que, sí fueron parte importante y apoyo de la sociedad para cambiar el gobierno. En Estados Unidos que es el país que más consume su música por cantidad de habitantes, el que más influencia tiene en la industria cultural y la globalización de la música , donde reside y de donde, además es la compañía disquera Universal, la cual lo representa y además ha apoyado las tendencias sociales en contra del racismo, obviamente, Balvin tenía que seguir estos lineamientos, pero, ¿realmente él es consecuente con sus ideologías y modelos mentales al apoyar movimientos y razones sociales en otros países, y no en el suyo?

A la hora de jerarquizar sus acciones es evidente que sus prácticas sociales están determinadas por sus intereses personales, es obvio que no le interesa lo que pase en su país, que no es del que vive ni le de trabajo; con su discurso trata de aparentar y disuadir de que los otros países realmente le interesan a pesar de que estas interacciones sólo las determina su egoísmo.

Aunque tiene poder e influencia por ser una figura pública social, decide no utilizarlo porque podría ir en contra de sus ideas políticas, pues el paisa apoya movimientos sociales afuera, pero en Colombia apoya los de ultraderecha, porque es lo que lo beneficia económicamente. José Balvin es cercano a las ideas uribistas e incluso se le ha vinculado con el partido de gobierno y ha visitado al presidente colombiano, Iván Duque.

No contento con eso, en ese discurso que expuso en Twitter, decide tomar el papel de víctima, que a juzgar por los comentarios que le llegaron no le queda nada bien. Según Balvin no se le puede criticar sin tratar de enseñarle y por eso no aprende. ¿Tiene sentido eso? ¿Realmente se podía esperar que las críticas fueran constructivas después de la indignación que provocaron las acciones del cantante? ¿Siendo una persona adulta y una figura pública no debe estar acostumbrado a la crítica? Y finalmente,  ¿No fue suficiente lo que pasó en noviembre del año pasado en su país para aprender? Nadie dice que no puede tomar posición política a su conveniencia, según sus modelos mentales e ideología, pero sí debería ser consecuente con lo que expresa en su discurso y lo que hace en el resto del mundo, además, pasar a tomar el papel de víctima luego de sus acciones no es lógico, ahí radica la crítica, en su incongruencia. 

Nadie puede discutir que J Balvin es un gran artista, que es un gran representante de la música y de la cultura de nuestro país y tiene su palabra tiene influencia en sus seguidores por ser una figura pública, pero es claro que su discurso se adapta a sus conveniencias y no son consecuentes sus ideologías con sus acciones, aunque sea un gran modelo como cantante (no sé si como artista), no lo es como persona.

Webgrafía

https://twitter.com/JBALVIN?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Eauthor

https://www.instagram.com/p/CA6yD2iHn1g/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading

https://elpilon.com.co/yo-no-soy-el-presidente-de-colombia-j-balvin/

https://www.minuto30.com/farandula-2/j-balvin-caso-george-floyd/1051405/

https://www.universalmusica.com/news/j-balvin-firma-contrato-discogr-fico-y-de-co-management-con-universal-music-latin-entertainment

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia