logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

¡Cuidado con la policía!

 

George Floyd 

Por: Brayan Gómez G.

 

Se supone que todos tenemos los mismos derechos y, para protegerlos está la policía, que se supone que está para defender a los ciudadanos. Pero, siempre ha sido una constante el abuso de la fuerza y autoridad por parte de los agentes de Policía no solo aquí en Colombia, sino en todo el mundo, donde, por ejemplo, el abuso aparece como una máscara para el racismo en pleno siglo XXI.

¿Qué puede estar ocurriendo en las instituciones? ¿Qué pasa por la cabeza de un policía que asfixia a un joven hasta que este muere, o el que dispara a mansalva a los ciudadanos con armas que no deberían aparecer en escena, como en el caso de Dylan Cruz en Bogotá?  

Dando una búsqueda con dos palabras clave: Abuso y Policía, en internet, encontré innumerables artículos, noticias, imágenes, videos, etc. de policías agrediendo de una manera brutal a las personas. Y digo brutal, porque se ven oficiales golpeando con sus puños o sus armas de dotación como un bolillo, a personas que están completamente reducidas y esposadas, ciudadanos que se encuentran totalmente desarmados y que, en ese momento, no representan un peligro para el policial. Es el caso de hombres, mujeres y niños en Palestina, sometidos y torturados por el ejército de ocupación de Israel.

Sabemos también que, en ciertas ocasiones, es necesario usar la fuerza por parte de la Policía para resguardar la vida e integridad de ellos mismos, puesto que son ellos los que se exponen ante los peligros que abundan en las calles. Por otro lado, la percepción que tiene la gente, insisto, no solo en nuestro país sino en todo el mundo, es que la policía es una institución que abusa de su poder y eso, hablando solamente de los actos violentos en contra de los ciudadanos.

Sin embargo, puede que gran parte de esta problemática no tenga que ver solamente con el individuo que usa la protección que le ofrece la institución para usar la violencia, sino que también tendríamos que voltear la mirada a la institución como tal. Es decir, ¿qué tipo de acciones toman los altos mandos ante estas situaciones con sus subordinados? Sería más que ideal que desde adentro se tomara como ejemplo ante los demás agentes el uso de medidas correctivas para estas personas que realizan actos violentos. Pero, es evidente que las únicas medidas que toma la institución son en aras de limpiar su imagen ante los medios de comunicación y la ciudadanía y, además, en pro del uniformado que hace uso de la fuerza en exceso. Digo esto, basándome en los muchos casos que se han presentado en Colombia y que se registran en los medios.

Es claro que no se puede controlar el comportamiento de todos y cada uno de los agentes en cada situación a la que ellos se enfrentan, pero se puede fomentar el uso medido de la fuerza cuando este se requiere y no de manera arbitraria, escondiéndose detrás de un escudo que se supone que representa unos valores en pro de la sociedad. Al parecer, no existe una especie de educación que invite a los policías a respetar dichos valores que a la hora de la verdad quedan solo en palabras al aire.

Chris Rock, actor y comediante estadounidense, quien hace una crítica directa a la policía en ese país, donde el abuso se presenta en una mayor parte a la población afroamericana, se ha pronunciado sobre estos casos, el último de los cuales ocurrió la semana pasada en Minneapolis, con el asesinato de George Floyd a manos de un oficial de Policía, quien lo asfixió al hacer presión con su rodilla sobre el cuello del afroamericano, quien se encontraba tendido en el piso en estado de indefensión.

Menciona como ejemplo las excusas que ofrecen los altos mandos ante los medios sobre estos abusos: “No son todos los policías, pero tenemos algunas manzanas podridas”, romantizando y poniendo un nombre bonito a las personas que cometen estos actos. En el Stand Up Joke, de Netflix, Chis Rock hace una apreciación bastante acertada: algunas instituciones no pueden darse el lujo de tener “manzanas podridas” porque, como mencioné anteriormente, no se puede controlar a todos dentro de su organización, pero, se puede exigir en los requisitos que necesita una persona para asumir la responsabilidad que representa ser “agente del orden”.

Y agrega: “… en algunos trabajos, todos tienen que ser buenos. Como los pilotos, no puede ser que una aerolínea diga: a algunos de nuestros pilotos les gusta aterrizar, pero tenemos algunas manzanas podridas que les gusta estrellarse contra las montañas”.

Foto: APXEL

 

Am I next

OPINIÓN

ACTUALIDAD

¡Cuidado con la policía!

 

George Floyd 

Por: Brayan Gómez G.

 

Se supone que todos tenemos los mismos derechos y, para protegerlos está la policía, que se supone que está para defender a los ciudadanos. Pero, siempre ha sido una constante el abuso de la fuerza y autoridad por parte de los agentes de Policía no solo aquí en Colombia, sino en todo el mundo, donde, por ejemplo, el abuso aparece como una máscara para el racismo en pleno siglo XXI.

¿Qué puede estar ocurriendo en las instituciones? ¿Qué pasa por la cabeza de un policía que asfixia a un joven hasta que este muere, o el que dispara a mansalva a los ciudadanos con armas que no deberían aparecer en escena, como en el caso de Dylan Cruz en Bogotá?  

Dando una búsqueda con dos palabras clave: Abuso y Policía, en internet, encontré innumerables artículos, noticias, imágenes, videos, etc. de policías agrediendo de una manera brutal a las personas. Y digo brutal, porque se ven oficiales golpeando con sus puños o sus armas de dotación como un bolillo, a personas que están completamente reducidas y esposadas, ciudadanos que se encuentran totalmente desarmados y que, en ese momento, no representan un peligro para el policial. Es el caso de hombres, mujeres y niños en Palestina, sometidos y torturados por el ejército de ocupación de Israel.

Sabemos también que, en ciertas ocasiones, es necesario usar la fuerza por parte de la Policía para resguardar la vida e integridad de ellos mismos, puesto que son ellos los que se exponen ante los peligros que abundan en las calles. Por otro lado, la percepción que tiene la gente, insisto, no solo en nuestro país sino en todo el mundo, es que la policía es una institución que abusa de su poder y eso, hablando solamente de los actos violentos en contra de los ciudadanos.

Sin embargo, puede que gran parte de esta problemática no tenga que ver solamente con el individuo que usa la protección que le ofrece la institución para usar la violencia, sino que también tendríamos que voltear la mirada a la institución como tal. Es decir, ¿qué tipo de acciones toman los altos mandos ante estas situaciones con sus subordinados? Sería más que ideal que desde adentro se tomara como ejemplo ante los demás agentes el uso de medidas correctivas para estas personas que realizan actos violentos. Pero, es evidente que las únicas medidas que toma la institución son en aras de limpiar su imagen ante los medios de comunicación y la ciudadanía y, además, en pro del uniformado que hace uso de la fuerza en exceso. Digo esto, basándome en los muchos casos que se han presentado en Colombia y que se registran en los medios.

Es claro que no se puede controlar el comportamiento de todos y cada uno de los agentes en cada situación a la que ellos se enfrentan, pero se puede fomentar el uso medido de la fuerza cuando este se requiere y no de manera arbitraria, escondiéndose detrás de un escudo que se supone que representa unos valores en pro de la sociedad. Al parecer, no existe una especie de educación que invite a los policías a respetar dichos valores que a la hora de la verdad quedan solo en palabras al aire.

Chris Rock, actor y comediante estadounidense, quien hace una crítica directa a la policía en ese país, donde el abuso se presenta en una mayor parte a la población afroamericana, se ha pronunciado sobre estos casos, el último de los cuales ocurrió la semana pasada en Minneapolis, con el asesinato de George Floyd a manos de un oficial de Policía, quien lo asfixió al hacer presión con su rodilla sobre el cuello del afroamericano, quien se encontraba tendido en el piso en estado de indefensión.

Menciona como ejemplo las excusas que ofrecen los altos mandos ante los medios sobre estos abusos: “No son todos los policías, pero tenemos algunas manzanas podridas”, romantizando y poniendo un nombre bonito a las personas que cometen estos actos. En el Stand Up Joke, de Netflix, Chis Rock hace una apreciación bastante acertada: algunas instituciones no pueden darse el lujo de tener “manzanas podridas” porque, como mencioné anteriormente, no se puede controlar a todos dentro de su organización, pero, se puede exigir en los requisitos que necesita una persona para asumir la responsabilidad que representa ser “agente del orden”.

Y agrega: “… en algunos trabajos, todos tienen que ser buenos. Como los pilotos, no puede ser que una aerolínea diga: a algunos de nuestros pilotos les gusta aterrizar, pero tenemos algunas manzanas podridas que les gusta estrellarse contra las montañas”.

Foto: APXEL

 

Am I next

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia