logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

¿Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador?

Por: Ana Beatriz Camacho

 

Existe un desconocimiento generalizado sobre la importancia de la comunicación organizacional en las empresas. Lo anterior, lleva a una falta de presupuesto para el desarrollo del departamento. Sin embargo, en el entorno actual es más visible la necesidad de una estrategia en la parte comunicacional, tanto interna como externa, entonces ¿Es el comunicador el que falla al acercarse al empleador?


Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.1

Partamos de una idea fundamental: el escepticismo existente sobre la relevancia de una comunicación estratégica y la rapidez cuando, en tiempos de crisis, se decide el corte presupuestal de esta. Según el periodista, Jorge Aguilera: “Esto proviene de la teoría clásica de administración; cuando se presenta una crisis, se concentran puntualmente en el producto”.

Al respecto, argumenta que “La verdadera clave es tener clientes; y lo que nos enseñaron los modelos de calidad, es la importancia de entender y tener clientes con productos que suplan sus necesidades”. Con lo anterior, podemos pensar la relevancia de la comunicación externa, como puente para mantener nuestros consumidores y, por ende, prolongar la actividad y subsistencia de la empresa.

Un ejemplo muy evidente, es la táctica que usó Coca Cola al poner nombres de personas en sus latas de gaseosa, de esta manera se lograba conectar aún más con el consumidor pues hacía de esta, una experiencia personalizada. Las personas compraban más el producto porque trascendía la idea de una gaseosa, era un obsequio. Todo este movimiento fue gracias a un proceso comunicativo enfocado en el cliente. 

Ahora, ¿Es posible pensar una organización sin comunicación? La respuesta es rotundamente NO, la comunicación hace posible la administración o ejecución de distintas labores que desarrollan una gestión interna; sin esta, cualquier modelo de trabajo pierde estructura y no es posible dar paso a iniciativas, por lo que, básicamente sin comunicación no hay empresa u organización.

Sumado a esto, Pablo Gonzalo, experto en Comunicación Interna, en una entrevista con INTRAS (Integral Training Solutions) argumenta: “El valor básico que tiene la comunicación interna es el fomento del compromiso de los empleados; unos empleados que no comprenden por qué es bueno que la organización evolucione, difícilmente se comprometerán con el objetivo empresarial”.

Ahora bien, hablando un poco sobre el título “incapacidad del comunicador”, ser un profesional en comunicación social implica tener desarrollados bastantes elementos, algunos más explícitos, como buenas competencias comunicativas y otros más implícitos como la generación de diagnósticos y creación de estrategias

Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.2

Bajo la anterior premisa ¿El comunicador puede ser parte de un problema de comunicación? La respuesta es sí; en muchos casos los comunicadores no tienen las capacidades necesarias para la labor. Aquí, Jorge Aguilera, menciona: “el problema de los comunicadores es que cuando se presenta un problema de comunicación, corren a crear canales y no, primero se necesita un proceso”.

Atún Van Camps y el alto contenido de mercurio, es un claro ejemplo de lo anterior expuesto por Aguilera; mientras se desataba la polémica por redes. El escritor, Omar Gamboa, comenta en su artículo: “lo único que pudo hacer la empresa para combatir o mitigar el daño de imagen fue reactivar sus redes sociales y publicar sobre el omega 3 que tenía el atún”. Lo cual, llevó a un mayor descontento.

Sumado a esto, el comunicólogo, Joan Costa, en una entrevista concedida a DCEI (Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional) afirma que: “el comunicador, solicita presupuesto, pero no lo argumenta; no presenta soluciones a problemas; ahí se cae en el error, pues antes que comunicador se es estratega. De esa manera, es posible lograr un mayor reconocimiento en la labor comunicativa”. 

Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.3

En definitiva, el trabajo por hacer en las organizaciones es un trabajo en conjunto: tanto por parte del empleador, como del empleado, en este caso el comunicador, que no por poseer un título, tiene garantizado un plan estratégico para sobrellevar las distintas situaciones a las que se puede exponer una empresa.

Quedan dos invitaciones: la primera, es para pensar la relevante posición que, como comunicadores y estrategas, tenemos en una empresa, para así mismo, actuar de forma pertinente. La gestión de una comunicación empresarial es una labor que requiere tanto de personal calificado, como de una inversión para el progreso de proyecto e iniciativa.

La segunda, es a replantearnos la forma como estamos desarrollando nuestras aptitudes y capacidades ¿Cómo nos estamos involucrando en los distintos procesos de aprendizaje sobre el enfoque organizacional?, ¿Estamos realmente calificados para el cargo?, ¿En qué aspectos tenemos falencias y cómo puedo mejorar? Necesitamos profesionales conscientes y capaces, para eso estudiamos ¿O no?

El arte de la escucha efectiva es esencial para una comunicación clara y la comunicación clara es necesaria para controlar el éxito. -James Cash Penney.

 

Te invitamos a conocer más sobre el tema:

Crónicahttp://acn.ucentral.co/cultural/3759-como-un-paris-a-lo-bogotano

Reportajehttp://acn.ucentral.co/actualidades/4017-incomunicar-un-problema-del-comunicador-organizacional

Entrevistahttp://acn.ucentral.co/actualidades/4018-andres-felipe-rocha-ser-comunicador-organizacional-desde-el-plano-social

 

Mira lo que dice Jorge Aguilera: 

 

 

 

 

OPINIÓN

ACTUALIDAD

¿Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador?

Por: Ana Beatriz Camacho

 

Existe un desconocimiento generalizado sobre la importancia de la comunicación organizacional en las empresas. Lo anterior, lleva a una falta de presupuesto para el desarrollo del departamento. Sin embargo, en el entorno actual es más visible la necesidad de una estrategia en la parte comunicacional, tanto interna como externa, entonces ¿Es el comunicador el que falla al acercarse al empleador?


Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.1

Partamos de una idea fundamental: el escepticismo existente sobre la relevancia de una comunicación estratégica y la rapidez cuando, en tiempos de crisis, se decide el corte presupuestal de esta. Según el periodista, Jorge Aguilera: “Esto proviene de la teoría clásica de administración; cuando se presenta una crisis, se concentran puntualmente en el producto”.

Al respecto, argumenta que “La verdadera clave es tener clientes; y lo que nos enseñaron los modelos de calidad, es la importancia de entender y tener clientes con productos que suplan sus necesidades”. Con lo anterior, podemos pensar la relevancia de la comunicación externa, como puente para mantener nuestros consumidores y, por ende, prolongar la actividad y subsistencia de la empresa.

Un ejemplo muy evidente, es la táctica que usó Coca Cola al poner nombres de personas en sus latas de gaseosa, de esta manera se lograba conectar aún más con el consumidor pues hacía de esta, una experiencia personalizada. Las personas compraban más el producto porque trascendía la idea de una gaseosa, era un obsequio. Todo este movimiento fue gracias a un proceso comunicativo enfocado en el cliente. 

Ahora, ¿Es posible pensar una organización sin comunicación? La respuesta es rotundamente NO, la comunicación hace posible la administración o ejecución de distintas labores que desarrollan una gestión interna; sin esta, cualquier modelo de trabajo pierde estructura y no es posible dar paso a iniciativas, por lo que, básicamente sin comunicación no hay empresa u organización.

Sumado a esto, Pablo Gonzalo, experto en Comunicación Interna, en una entrevista con INTRAS (Integral Training Solutions) argumenta: “El valor básico que tiene la comunicación interna es el fomento del compromiso de los empleados; unos empleados que no comprenden por qué es bueno que la organización evolucione, difícilmente se comprometerán con el objetivo empresarial”.

Ahora bien, hablando un poco sobre el título “incapacidad del comunicador”, ser un profesional en comunicación social implica tener desarrollados bastantes elementos, algunos más explícitos, como buenas competencias comunicativas y otros más implícitos como la generación de diagnósticos y creación de estrategias

Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.2

Bajo la anterior premisa ¿El comunicador puede ser parte de un problema de comunicación? La respuesta es sí; en muchos casos los comunicadores no tienen las capacidades necesarias para la labor. Aquí, Jorge Aguilera, menciona: “el problema de los comunicadores es que cuando se presenta un problema de comunicación, corren a crear canales y no, primero se necesita un proceso”.

Atún Van Camps y el alto contenido de mercurio, es un claro ejemplo de lo anterior expuesto por Aguilera; mientras se desataba la polémica por redes. El escritor, Omar Gamboa, comenta en su artículo: “lo único que pudo hacer la empresa para combatir o mitigar el daño de imagen fue reactivar sus redes sociales y publicar sobre el omega 3 que tenía el atún”. Lo cual, llevó a un mayor descontento.

Sumado a esto, el comunicólogo, Joan Costa, en una entrevista concedida a DCEI (Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional) afirma que: “el comunicador, solicita presupuesto, pero no lo argumenta; no presenta soluciones a problemas; ahí se cae en el error, pues antes que comunicador se es estratega. De esa manera, es posible lograr un mayor reconocimiento en la labor comunicativa”. 

Falta de sensatez empresarial o incapacidad del comunicador 0.3

En definitiva, el trabajo por hacer en las organizaciones es un trabajo en conjunto: tanto por parte del empleador, como del empleado, en este caso el comunicador, que no por poseer un título, tiene garantizado un plan estratégico para sobrellevar las distintas situaciones a las que se puede exponer una empresa.

Quedan dos invitaciones: la primera, es para pensar la relevante posición que, como comunicadores y estrategas, tenemos en una empresa, para así mismo, actuar de forma pertinente. La gestión de una comunicación empresarial es una labor que requiere tanto de personal calificado, como de una inversión para el progreso de proyecto e iniciativa.

La segunda, es a replantearnos la forma como estamos desarrollando nuestras aptitudes y capacidades ¿Cómo nos estamos involucrando en los distintos procesos de aprendizaje sobre el enfoque organizacional?, ¿Estamos realmente calificados para el cargo?, ¿En qué aspectos tenemos falencias y cómo puedo mejorar? Necesitamos profesionales conscientes y capaces, para eso estudiamos ¿O no?

El arte de la escucha efectiva es esencial para una comunicación clara y la comunicación clara es necesaria para controlar el éxito. -James Cash Penney.

 

Te invitamos a conocer más sobre el tema:

Crónicahttp://acn.ucentral.co/cultural/3759-como-un-paris-a-lo-bogotano

Reportajehttp://acn.ucentral.co/actualidades/4017-incomunicar-un-problema-del-comunicador-organizacional

Entrevistahttp://acn.ucentral.co/actualidades/4018-andres-felipe-rocha-ser-comunicador-organizacional-desde-el-plano-social

 

Mira lo que dice Jorge Aguilera: 

 

 

 

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia