logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Vergonzoso “periodismo” en medio de las cortinas de humo

Máquina 1 reducida

Por: Ana María Cárdenas Bautista

 

El pasado 12 de febrero, Vicky Dávila en Semana hizo una “entrevista” a Hassan Nassar, vocero presidencial, cuyo fin era resolver las preguntas acerca de la polémica sobre el viaje particular de la familia presidencial en un avión de la Fuerza Aérea. La entrevista comenzó como cualquier otra, un saludo, preguntas y una conversación formal. A medida que fue avanzando, la conversación se tornó un poco “pesada” debido que Vicky y Hassan, como se dice popularmente, comenzaron a sacarse los trapitos al sol.

La echadera de vainas comenzó en el momento en que Hassan le dijo a Vicky que era una hipócrita, después de preguntarle si ella alguna vez había usado el avión presidencial, ella dijo que sí, que en el gobierno de Santos pero que lo había hecho como periodista; Hassan siguió recordando ese acto y Vicky se salió de sus cabales, “El hipócrita es usted”, mencionó, y empezó a subir el tono diciéndole que ella estaba siendo decente que no le admitía que le hablara de esa manera.

Lo importante acá es ¿Hasta qué punto se puede llegar utilizando este vocabulario? Y no solo el vocabulario, sino también, ¿hasta qué punto puede llegar una persona como Hassan a sacar temas para poder lavarse las manos? Vale aclarar que de ambas partes. Se supone que cuando uno estudia periodismo, y a medida que lo va practicando, aprende a manejar situaciones en las que no siempre nos van a salir las cosas como esperamos. Se “espera” (porque de dos personas que han llevado su profesión de esta manera a lo largo de los años, es muy difícil esperar algo bueno) que son dos “periodistas”, los cuales llevan mucho tiempo en el campo profesional como para que de la noche a la mañana se les olvide que están ante todo un país como para salir con semejante escándalo.

“¡El periodismo murió un poco ese día después de eso!”. Es una de las frases que más he leído sobre el tema, con la cual no estoy de acuerdo. El periodismo jamás va a morir porque dos personas que no saben hacer su profesión hagan un acto como tal; todavía quedamos muchos que amamos la profesión, y que, estoy segura, haremos hasta lo imposible para que el periodismo sea tomado en serio y no se lleve a extremos en los cuales pretenden dejar mal parados a muchos que, si valoramos la carrera, a la cual le queremos entregar todo.

No obstante, tres semanas después de lo que fácilmente se puede describir como una cortina de humo, la pregunta es ¿Qué pasó después de eso? Y no solamente eso: ¿qué estaba pasando en el país en ese momento; para nadie es un secreto que los medios colombianos son especialistas en crear cortinas de humo?

Todos los días en Colombia hay situaciones de gran importancia a las que nadie les presta atención por el simple hecho de exponer noticias más “llamativas” a la comunidad para que así lo realmente crucial se esconda y la verdad del país quede olvidada entre líneas.

Muerte de líderes sociales, quema y pérdida de reservas naturales, aumento en impuestos, corrupción, y demás son algunos temas que se dejan atrás mostrando, como dije, una cortina de humo que esconde la realidad de que Colombia lleva viviendo por décadas.

Para los días que sucedió la pelea entre Vicky y Hassan, no solo ocurrió el mal uso del avión presidencial, sino también se encontraban los pueblos sobre todo en alerta por el paro que había anunciado el ELN que sería de 72 horas y que de hecho se llevó a cabo, pero del cual se habló muy poco después de que pasara y se tomó, así como todo en Colombia, sin gran importancia como si ya fuera normal este tipo de actos.

Por otro lado, el Catatumbo estaba sufriendo desde hace días ataques por el EPL y toda la comunidad temía por su vida, pero no, lo importante acá era la pelea entre esos dos personajes.

Así como estas noticias, había muchas más y que estoy segura de que fueron y son de mayor importancia para nosotros como colombianos, que ese intento de “periodismo”.

Entonces, ¿vamos a seguir comiendo cuento de cortinas como estas? o ¿vamos a ser capaces de ahuyentar el humo y hacer ver la realidad del país? Porque esa debería ser nuestra principal función como periodistas.

Foto: Javier Correa Correa

OPINIÓN

ACTUALIDAD

Vergonzoso “periodismo” en medio de las cortinas de humo

Máquina 1 reducida

Por: Ana María Cárdenas Bautista

 

El pasado 12 de febrero, Vicky Dávila en Semana hizo una “entrevista” a Hassan Nassar, vocero presidencial, cuyo fin era resolver las preguntas acerca de la polémica sobre el viaje particular de la familia presidencial en un avión de la Fuerza Aérea. La entrevista comenzó como cualquier otra, un saludo, preguntas y una conversación formal. A medida que fue avanzando, la conversación se tornó un poco “pesada” debido que Vicky y Hassan, como se dice popularmente, comenzaron a sacarse los trapitos al sol.

La echadera de vainas comenzó en el momento en que Hassan le dijo a Vicky que era una hipócrita, después de preguntarle si ella alguna vez había usado el avión presidencial, ella dijo que sí, que en el gobierno de Santos pero que lo había hecho como periodista; Hassan siguió recordando ese acto y Vicky se salió de sus cabales, “El hipócrita es usted”, mencionó, y empezó a subir el tono diciéndole que ella estaba siendo decente que no le admitía que le hablara de esa manera.

Lo importante acá es ¿Hasta qué punto se puede llegar utilizando este vocabulario? Y no solo el vocabulario, sino también, ¿hasta qué punto puede llegar una persona como Hassan a sacar temas para poder lavarse las manos? Vale aclarar que de ambas partes. Se supone que cuando uno estudia periodismo, y a medida que lo va practicando, aprende a manejar situaciones en las que no siempre nos van a salir las cosas como esperamos. Se “espera” (porque de dos personas que han llevado su profesión de esta manera a lo largo de los años, es muy difícil esperar algo bueno) que son dos “periodistas”, los cuales llevan mucho tiempo en el campo profesional como para que de la noche a la mañana se les olvide que están ante todo un país como para salir con semejante escándalo.

“¡El periodismo murió un poco ese día después de eso!”. Es una de las frases que más he leído sobre el tema, con la cual no estoy de acuerdo. El periodismo jamás va a morir porque dos personas que no saben hacer su profesión hagan un acto como tal; todavía quedamos muchos que amamos la profesión, y que, estoy segura, haremos hasta lo imposible para que el periodismo sea tomado en serio y no se lleve a extremos en los cuales pretenden dejar mal parados a muchos que, si valoramos la carrera, a la cual le queremos entregar todo.

No obstante, tres semanas después de lo que fácilmente se puede describir como una cortina de humo, la pregunta es ¿Qué pasó después de eso? Y no solamente eso: ¿qué estaba pasando en el país en ese momento; para nadie es un secreto que los medios colombianos son especialistas en crear cortinas de humo?

Todos los días en Colombia hay situaciones de gran importancia a las que nadie les presta atención por el simple hecho de exponer noticias más “llamativas” a la comunidad para que así lo realmente crucial se esconda y la verdad del país quede olvidada entre líneas.

Muerte de líderes sociales, quema y pérdida de reservas naturales, aumento en impuestos, corrupción, y demás son algunos temas que se dejan atrás mostrando, como dije, una cortina de humo que esconde la realidad de que Colombia lleva viviendo por décadas.

Para los días que sucedió la pelea entre Vicky y Hassan, no solo ocurrió el mal uso del avión presidencial, sino también se encontraban los pueblos sobre todo en alerta por el paro que había anunciado el ELN que sería de 72 horas y que de hecho se llevó a cabo, pero del cual se habló muy poco después de que pasara y se tomó, así como todo en Colombia, sin gran importancia como si ya fuera normal este tipo de actos.

Por otro lado, el Catatumbo estaba sufriendo desde hace días ataques por el EPL y toda la comunidad temía por su vida, pero no, lo importante acá era la pelea entre esos dos personajes.

Así como estas noticias, había muchas más y que estoy segura de que fueron y son de mayor importancia para nosotros como colombianos, que ese intento de “periodismo”.

Entonces, ¿vamos a seguir comiendo cuento de cortinas como estas? o ¿vamos a ser capaces de ahuyentar el humo y hacer ver la realidad del país? Porque esa debería ser nuestra principal función como periodistas.

Foto: Javier Correa Correa

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia