logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Experiencia laboral en Colombia

Posesión Ivan DuqueRafael Ricardo Pérez Vargas

Las posibilidades de trabajo en Colombia están crucialmente ligadas a la experiencia. Existen trabajos que tienen como regla principal, la experiencia del aspirante. A nivel nacional podría creerse que hay un cierto apuro por conseguir personal capacitado y con gran bagaje, alguien experto, con múltiples habilidades y, además, joven. Muchos de los colombianos, durante sus estudios, ven pasar miles de ofertas laborales y pierden puestos en entrevistas, pues no tienen el año o los años requeridos para llegar a dicho trabajo, la esperanza se esfuma más o igual de rápido que la oferta. Ahora, dándole un espacio a la suposición, un colombiano consigue un empleo, le dan ciertos días de prueba para afianzarse en el cubículo, en la oficina o en el espacio que va a tomar, sus habilidades son las esperadas, cumple con el perfil y es contratado.

Al cabo de unos meses, su trabajo se ve decaído, la empresa está en desorden, no paran las críticas a su pésima labor, sus compañeros están haciendo y deshaciendo a su antojo y es una completa burla su desempeño laboral. En cualquier trabajo de la República de Colombia, un empleado con estas características nefastas y la notoria falta de experiencia es despedido. Pero ¿qué sucede si este sujeto es el Presidente Iván Duque?

Para el país, incluso para Duque, fue increíble verlo posesionarse como el Presidente de la República de Colombia, pocos lo conocían, no había ejercido cargos públicos, no se había liderado ni a él, no estaba en las planillas iniciales del Centro Democrático por la aspiración a la presidencia y simplemente era un buen muchacho que demostraba su amorío por la ultraderecha colombiana. Luego de un poco más de una década, en sus arduos trabajos a nivel internacional y sin saber absolutamente nada del país, además de 3 años ocupando un asiento en el Senado como única experiencia profesional a nivel nacional, Duque consiguió el puesto laboral de Presidente de la República de Colombia, considerado como el empleo más importante del país, el más reconocido y del que más se esperan acciones positivas.

Al cabo de 18 meses de prueba, Duque resultó siendo un aprendiz más del país, viajó a varios continentes, atravesó el territorio nacional saludando a quienes votaron por él y cumplió con favores a toda la maquinaria política y económica que lo posicionaron. Mejor dicho, en su presidencia, el país no había tenido ningún aumento, solo se derramaba sangre de líderes sociales y protestantes, se evaluaban formas para ejercer el IVA en la canasta familiar, el Ejército chuzaba las comunicaciones de políticos, magistrados y periodistas y se le hacían rumbas mediáticas a Juan Guaidó, además, su partido: el Centro Democrático, se repartía labores, dineros y contratos a diestra y siniestra.

Entonces ¿por qué este pésimo empleado sigue ocupando el puesto laboral más importante del país? Al parecer es porque su experiencia como Presidente de la República de Colombia, le servirá más adelante para un trabajo serio donde no se le juzgue.

 

Foto: Presidencia de la República.

OPINIÓN

ACTUALIDAD

Experiencia laboral en Colombia

Posesión Ivan DuqueRafael Ricardo Pérez Vargas

Las posibilidades de trabajo en Colombia están crucialmente ligadas a la experiencia. Existen trabajos que tienen como regla principal, la experiencia del aspirante. A nivel nacional podría creerse que hay un cierto apuro por conseguir personal capacitado y con gran bagaje, alguien experto, con múltiples habilidades y, además, joven. Muchos de los colombianos, durante sus estudios, ven pasar miles de ofertas laborales y pierden puestos en entrevistas, pues no tienen el año o los años requeridos para llegar a dicho trabajo, la esperanza se esfuma más o igual de rápido que la oferta. Ahora, dándole un espacio a la suposición, un colombiano consigue un empleo, le dan ciertos días de prueba para afianzarse en el cubículo, en la oficina o en el espacio que va a tomar, sus habilidades son las esperadas, cumple con el perfil y es contratado.

Al cabo de unos meses, su trabajo se ve decaído, la empresa está en desorden, no paran las críticas a su pésima labor, sus compañeros están haciendo y deshaciendo a su antojo y es una completa burla su desempeño laboral. En cualquier trabajo de la República de Colombia, un empleado con estas características nefastas y la notoria falta de experiencia es despedido. Pero ¿qué sucede si este sujeto es el Presidente Iván Duque?

Para el país, incluso para Duque, fue increíble verlo posesionarse como el Presidente de la República de Colombia, pocos lo conocían, no había ejercido cargos públicos, no se había liderado ni a él, no estaba en las planillas iniciales del Centro Democrático por la aspiración a la presidencia y simplemente era un buen muchacho que demostraba su amorío por la ultraderecha colombiana. Luego de un poco más de una década, en sus arduos trabajos a nivel internacional y sin saber absolutamente nada del país, además de 3 años ocupando un asiento en el Senado como única experiencia profesional a nivel nacional, Duque consiguió el puesto laboral de Presidente de la República de Colombia, considerado como el empleo más importante del país, el más reconocido y del que más se esperan acciones positivas.

Al cabo de 18 meses de prueba, Duque resultó siendo un aprendiz más del país, viajó a varios continentes, atravesó el territorio nacional saludando a quienes votaron por él y cumplió con favores a toda la maquinaria política y económica que lo posicionaron. Mejor dicho, en su presidencia, el país no había tenido ningún aumento, solo se derramaba sangre de líderes sociales y protestantes, se evaluaban formas para ejercer el IVA en la canasta familiar, el Ejército chuzaba las comunicaciones de políticos, magistrados y periodistas y se le hacían rumbas mediáticas a Juan Guaidó, además, su partido: el Centro Democrático, se repartía labores, dineros y contratos a diestra y siniestra.

Entonces ¿por qué este pésimo empleado sigue ocupando el puesto laboral más importante del país? Al parecer es porque su experiencia como Presidente de la República de Colombia, le servirá más adelante para un trabajo serio donde no se le juzgue.

 

Foto: Presidencia de la República.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia