logo ucentral

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

UN RESPIRO DE LA CAÓTICA CIUDAD

ACN

 

Amanece en la ciudad y mientras tanto me preparo para ir a una caminata por la quebrada La Vieja. ACN quiere vivir la experiencia de poder estar cerca de la naturaleza en la ciudad de Bogotá.

 

Al salir de mi casa me encuentro con un frío desalentador, pero continuo mi camino, tomo un alimentador y luego Transmilenio hasta llegar a la estación de la calle 72. Espero a dos personas y comenzamos a subir hacia la avenida Circunvalar.

 

Luego de haber caminado unos minutos, sobre las 9 de la mañana, nos encontramos con un letrero en madera y de colores que nos da la bienvenida a la quebrada La Vieja. Justo debajo de él hay un pequeño sendero diseñado para el paso del agua que desciende de la quebrada. En este punto ya se siente el ambiente a naturaleza y campo que tanto extrañamos los bogotanos inmersos en la rutina y el estrés; las personas que van subiendo conmigo coinciden en que será un gran lugar para respirar y alejarnos un poco de el ritmo de nuestra amada ciudad.

 

ACN

 

Continuamos nuestro camino y cada vez nos sentimos más fascinados; hay perritos, niños, ancianos, jóvenes, familias y personas que van a hacer ejercicio en el mejor entorno natural. Es un paisaje hermoso para estar a tan sólo unos minutos del caos que se vive diariamente por la avenida Caracas.

 

Luego de subir unas escaleras hechas con madera y piedras, me percaté de que muchas de las personas que subían y bajaban llevaban consigo palos o bastones para ayudarse. Yo no le vi mucho sentido; sin embargo, más adelante lo entendería. Entre más caminábamos más sentíamos que no estábamos acostumbrados al ejercicio y por el contrario sí inmersos en la cotidianidad, puesto que a simple vista podíamos notar como la mayoría de personas que se ejercitaban lo hacían como si no llevaran ni 15 minutos de haber empezado, se veían frescos y listos para continuar, nosotros agotados y listos para desertar. No obstante aunque el cansancio se hacía presente, decidimos seguir adelante, queríamos observar el paisaje que merecía ese esfuerzo que hacíamos.

 

ACN

 

 

Hubo muchos puntos de la caminata en los que el sendero se dividía en dos y como íbamos sin guia fue difícil saber por cual seguir,. No obstante, la seguridad del lugar era para resaltar. Había varios policías en diferentes sitios orientando a las personas y dando tranquilidad. Lamentablemente, no se nos ocurrió preguntar cuál era el camino correcto y tras haber caminado aproximadamente tres horas, comenzamos a pensar que íbamos por un lugar erróneo. Así fue, en vez de llegar a la quebrada íbamos a llegar al cerro de Las Tres Cruces. Sin embargo, fue una noticia que nos fascinó ya que descubrimos que existen dos lugares que nos pueden brindar un espacio maravilloso para descansar y ejercitar un poco el cuerpo y la mente.

 

ACN

 

Faltaba aproximadamente media hora de caminata para llegar a la punta del cerro.  Uno de los policías que estaba presente nos informó que el recorrido había terminado. Eran las 11 de la mañana y no queríamos irnos sin haber logrado el objetivo, así que continuamos caminando cerca de diez minutos más. El cansancio nos venció y pensar en que faltaba regresar no nos dejó continuar pero si nos permitió descansar en un lugar estupendo, localizado entre árboles que se asemejaba a los bosques de las películas con las que soñamos.

 

Tras unos minutos iniciamos el descenso y, aunque piensen lo contrario, no haber terminado la caminata en el cerro no nos entristeció en los más mínimo. Al contrario,nos brindó una experiencia inolvidable. Cuando empezamos a bajar la montaña nos dimos cuenta que no llevábamos el calzado adecuado pues por cada diez pasos que dábamos nos resbalábamos y caíamos en siete. Pero, ¿qué son las historias sin anécdotas y tropiezos? En ese momento comprendimos para que eran los bastones que aquellas personas llevaban.

 

Al terminar el recorrido sobre las 12:30 de la tarde,estábamos agotados, pero felices y renovados. Sin pensarlo dos veces volveríamos, aunque más preparados…

 

ACN

 

 

Luego de haber tenido esta experiencia quisimos averiguar más sobre el sitio. Nos sorprendió saber que antes el lugar estaba muy descuidado y los habitantes de los sectores aledaños fueron quienes por iniciativa propia emprendieron la recuperación del lugar. A lo largo de toda la caminata encontramos letreros alusivos al cuidado del medio ambiente.

 

Actualmente los vecinos del sector están un poco molestos por la ampliación del horario de servicio al público, pero seguramente entenderán que todo el mundo quiere disfrutar de este paisaje tan espectacular.

 

ACN

 

Por: Camila Linares Bohorquez

 

TERRITORIO 

ACTUALIDAD



Contáctenos