logo ucentral

2 1para portada

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Una historia detrás del sacerdocio independiente

“Yo quiero así: ser sacerdote, ser casado, con familia, con amigos, con ceremonias”

Su nombre es Ángel Carreño, un hombre de 43 años, hoy en día sacerdote católico independiente. Creció en un entorno familiar católico, que lo llevó a asistir y a participar como líder desde muy joven en la iglesia católica. “Yo era como un mosquito en leche entre las personas mayores que dirigían la iglesia” comenta Ángel, quien era conocido por su disposición de servicio y ayuda en su comunidad.

sacerdote 2

Ángel Carreño, Sacerdote - Fotografía tomada por: Laura Marín

Se preparó vocacionalmente para asistir a un seminario y formarse como sacerdote católico romano, “Pero me detuve. Me enamoré” comenta Ángel, razón por la que declinó en su vocación religiosa y tomó la decisión de ir en servicio de la patria. De regreso, ingresó a la Universidad Konrad Lorenz donde se formó como psicólogo y a su vez trabajó en una empresa desde sus conocimientos en el campo de sistemas informáticos.

A sus 32 años se enfrentó a una profunda depresión, estuvo aislado durante 6 meses en su cuarto, una situación que lo llevó a renunciar a su trabajo, a su pareja y a su familia, “No le encontraba un sentido a mi vida, entré en una crisis existencial que dio un giro muy fuerte a lo que es mi vida hoy en día” expresa Ángel. La razón por la que decide salir de ella, se debe a un video que recibe en el que una mujer habla acerca del empoderamiento “Cuando yo quiero algo me lo pido a mí misma y yo misma me lo doy porque yo soy dios en mi” repite Ángel, recordando el video que lo llevó a cuestionarse acerca de lo que estaba haciendo con su vida.

Después de estos meses, retomó la parte vocacional hacia el sacerdocio, intentando nuevamente encontrar la fe, sin embargo, hubo una razón que lo detuvo “Tenía una parte oculta, llevaba una doble moral, un vicio de casi 18 años de mi vida, la pornografía”. Ángel buscó en la iglesia católica una respuesta a su situación, con la que entró en controversia tiempo después afirmando que existían muchas incoherencias y contradicciones de la iglesia “yo sabía de sacerdotes que tenían hijos, y la iglesia les pagaba a las familias, lo que yo interpreto como un soborno mensual para que no dijeran nada”, también puso en cuestión la orientación del homosexualismo en los sacerdotes, entendiendo a su vez la crisis por la que él estaba pasando, “Me cuestionaba sobre mi propia realidad, que aunque yo les criticaba, tampoco me daba cuenta que lo estaba viviendo desde otro lugar”, lo que provocó que Ángel se refugiara en el ateísmo durante 5 años.

Tiempo después encontró apoyo en una institución llamada Transformación Humana, un centro enfocado en el crecimiento personal, sanación espiritual y emocional, donde se formó como terapeuta-docente, brindando apoyo a personas a través de terapias enfocadas en el amor propio como una manifestación de lo aprendido en su experiencia espiritual y de vida, “Siempre fui una persona con el deseo de ayudar, de servir a las personas” aclara Ángel.

 logo 2

Logo Transformación Humana - Fotografía tomada por: Laura Marín

En su búsqueda espiritual se relacionó con culturas como los hare krisnhna y con el budismo, asistió también a iglesias protestantes, evangélicas, cristianas, y a culturas indígenas, con el fin de conocer la representación de dios en otros contextos y cultivar su fe, dice Ángel, “Lo que soy hoy en día implicó un cambio en mi vida en cuanto a mi sistema de valores y creencias”.

En un seminario de liberación y exorcismos se reencontró con monseñor Andrés Tirado quien fue alumno de Ángel tiempo atrás cuando dictaba catequesis en la iglesia de su comunidad, hoy en día monseñor Tirado es el fundador en Colombia de la Congregación Sacerdotal Internacional, católicos independientes, una iglesia de tradición católica no romana, lo que se presentó como una oportunidad para Ángel en la que se reconcilió con Dios y con su vocación como sacerdote, y aprendió a dar solución al sufrimiento a través amor.

El celibato sacerdotal es uno de los pilares de la iglesia católica romana, además de otras normas para llevar una vida de servicio y sacerdocio “correcta”, y ángel encontró en la congregación un espacio en el que podía manifestar sus deseos espirituales, sociales y personales sin renunciar a su servicio en la comunidad, “Yo le dije a mi novia: yo quiero ser sacerdote y quiero ser casado. También tenía que revisar mi parte sexual y biológica, yo con el celibato no me iba a hablar” comentó Ángel.

Hoy en día Ángel es un sacerdote casado, quien lo manifiesta como un desafío que implica enfrentarse personalmente con sus paradigmas cara a una institución tradicional religiosa, “Porque precisamente como católicos hemos sido educados en que la única iglesia que existe es la romana”, dice él.

Su servicio lo brinda en Transformación Humana, además de dictar una asignatura llamada Exorcista, en la academia de parapsicología Urantia, donde su labor principal era trabajar en sus clases todo el proceso orientado a exorcismos y liberaciones espirituales desde la perspectiva católica, no obstante, Ángel replanteó la idea al director de la academia con el fin de formar alumnos íntegros por medio de la sanación espiritual y personal, “La técnica de realizar exorcismos ya existe no es misterio para nadie acceder a eso, pero ¿y la entidad interior que cada uno tiene ya nos obedece, ya la controlamos como para yo tener una autoridad moral sobre otra entidad ajena a mí?. Como personas que estamos al servicio debemos ser íntegros, coherentes con nuestra vida, cuestionarnos sobre esas técnicas de sanación, liberación y ayuda, sobre la interpretación de ciertos signos y símbolos en el punto metafísico y de parapsicología.”

Actualmente Ángel es una persona encaminada a servir y a dar testimonio de su experiencia, consciente y seguro de su elección de vida, “ha sido un poco ese mi constate de romper paradigmas, ha sido un poco la expectativa de vida, en cuanto a lo que la vida me ha dado la oportunidad de ser hoy en día.”

“Es una larga historia, un camino de transformación personal desde la infancia a hoy en día que tengo 43 años, fue un tiempo de integración y sanación, haber aprendido a acompañarme a mí mismo a estar conmigo mismo, lleva tiempo y una cantidad de convicciones que son necesarias replantear.”

Laura Marín

 

 

OPINIÓN

ACTUALIDAD

Una historia detrás del sacerdocio independiente

“Yo quiero así: ser sacerdote, ser casado, con familia, con amigos, con ceremonias”

Su nombre es Ángel Carreño, un hombre de 43 años, hoy en día sacerdote católico independiente. Creció en un entorno familiar católico, que lo llevó a asistir y a participar como líder desde muy joven en la iglesia católica. “Yo era como un mosquito en leche entre las personas mayores que dirigían la iglesia” comenta Ángel, quien era conocido por su disposición de servicio y ayuda en su comunidad.

sacerdote 2

Ángel Carreño, Sacerdote - Fotografía tomada por: Laura Marín

Se preparó vocacionalmente para asistir a un seminario y formarse como sacerdote católico romano, “Pero me detuve. Me enamoré” comenta Ángel, razón por la que declinó en su vocación religiosa y tomó la decisión de ir en servicio de la patria. De regreso, ingresó a la Universidad Konrad Lorenz donde se formó como psicólogo y a su vez trabajó en una empresa desde sus conocimientos en el campo de sistemas informáticos.

A sus 32 años se enfrentó a una profunda depresión, estuvo aislado durante 6 meses en su cuarto, una situación que lo llevó a renunciar a su trabajo, a su pareja y a su familia, “No le encontraba un sentido a mi vida, entré en una crisis existencial que dio un giro muy fuerte a lo que es mi vida hoy en día” expresa Ángel. La razón por la que decide salir de ella, se debe a un video que recibe en el que una mujer habla acerca del empoderamiento “Cuando yo quiero algo me lo pido a mí misma y yo misma me lo doy porque yo soy dios en mi” repite Ángel, recordando el video que lo llevó a cuestionarse acerca de lo que estaba haciendo con su vida.

Después de estos meses, retomó la parte vocacional hacia el sacerdocio, intentando nuevamente encontrar la fe, sin embargo, hubo una razón que lo detuvo “Tenía una parte oculta, llevaba una doble moral, un vicio de casi 18 años de mi vida, la pornografía”. Ángel buscó en la iglesia católica una respuesta a su situación, con la que entró en controversia tiempo después afirmando que existían muchas incoherencias y contradicciones de la iglesia “yo sabía de sacerdotes que tenían hijos, y la iglesia les pagaba a las familias, lo que yo interpreto como un soborno mensual para que no dijeran nada”, también puso en cuestión la orientación del homosexualismo en los sacerdotes, entendiendo a su vez la crisis por la que él estaba pasando, “Me cuestionaba sobre mi propia realidad, que aunque yo les criticaba, tampoco me daba cuenta que lo estaba viviendo desde otro lugar”, lo que provocó que Ángel se refugiara en el ateísmo durante 5 años.

Tiempo después encontró apoyo en una institución llamada Transformación Humana, un centro enfocado en el crecimiento personal, sanación espiritual y emocional, donde se formó como terapeuta-docente, brindando apoyo a personas a través de terapias enfocadas en el amor propio como una manifestación de lo aprendido en su experiencia espiritual y de vida, “Siempre fui una persona con el deseo de ayudar, de servir a las personas” aclara Ángel.

 logo 2

Logo Transformación Humana - Fotografía tomada por: Laura Marín

En su búsqueda espiritual se relacionó con culturas como los hare krisnhna y con el budismo, asistió también a iglesias protestantes, evangélicas, cristianas, y a culturas indígenas, con el fin de conocer la representación de dios en otros contextos y cultivar su fe, dice Ángel, “Lo que soy hoy en día implicó un cambio en mi vida en cuanto a mi sistema de valores y creencias”.

En un seminario de liberación y exorcismos se reencontró con monseñor Andrés Tirado quien fue alumno de Ángel tiempo atrás cuando dictaba catequesis en la iglesia de su comunidad, hoy en día monseñor Tirado es el fundador en Colombia de la Congregación Sacerdotal Internacional, católicos independientes, una iglesia de tradición católica no romana, lo que se presentó como una oportunidad para Ángel en la que se reconcilió con Dios y con su vocación como sacerdote, y aprendió a dar solución al sufrimiento a través amor.

El celibato sacerdotal es uno de los pilares de la iglesia católica romana, además de otras normas para llevar una vida de servicio y sacerdocio “correcta”, y ángel encontró en la congregación un espacio en el que podía manifestar sus deseos espirituales, sociales y personales sin renunciar a su servicio en la comunidad, “Yo le dije a mi novia: yo quiero ser sacerdote y quiero ser casado. También tenía que revisar mi parte sexual y biológica, yo con el celibato no me iba a hablar” comentó Ángel.

Hoy en día Ángel es un sacerdote casado, quien lo manifiesta como un desafío que implica enfrentarse personalmente con sus paradigmas cara a una institución tradicional religiosa, “Porque precisamente como católicos hemos sido educados en que la única iglesia que existe es la romana”, dice él.

Su servicio lo brinda en Transformación Humana, además de dictar una asignatura llamada Exorcista, en la academia de parapsicología Urantia, donde su labor principal era trabajar en sus clases todo el proceso orientado a exorcismos y liberaciones espirituales desde la perspectiva católica, no obstante, Ángel replanteó la idea al director de la academia con el fin de formar alumnos íntegros por medio de la sanación espiritual y personal, “La técnica de realizar exorcismos ya existe no es misterio para nadie acceder a eso, pero ¿y la entidad interior que cada uno tiene ya nos obedece, ya la controlamos como para yo tener una autoridad moral sobre otra entidad ajena a mí?. Como personas que estamos al servicio debemos ser íntegros, coherentes con nuestra vida, cuestionarnos sobre esas técnicas de sanación, liberación y ayuda, sobre la interpretación de ciertos signos y símbolos en el punto metafísico y de parapsicología.”

Actualmente Ángel es una persona encaminada a servir y a dar testimonio de su experiencia, consciente y seguro de su elección de vida, “ha sido un poco ese mi constate de romper paradigmas, ha sido un poco la expectativa de vida, en cuanto a lo que la vida me ha dado la oportunidad de ser hoy en día.”

“Es una larga historia, un camino de transformación personal desde la infancia a hoy en día que tengo 43 años, fue un tiempo de integración y sanación, haber aprendido a acompañarme a mí mismo a estar conmigo mismo, lleva tiempo y una cantidad de convicciones que son necesarias replantear.”

Laura Marín

 

 

ESPECIALES

CURUBITO                                          

  • Curubito No. 25
        Curibito No. 25 Por: María Camila Moreno Castiblanco      ...

EVENTOS                                           

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia