LogoACN

logo ucentral

Lunes, 10 Diciembre 2018

ACN Encuentro

Lunes, 10 Diciembre 2018

PRESUNTO ABUSO DE AUTORIDAD EN PARTIDO DE FÚTBOL

La Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto, que trabaja temas de barrismo social pone en evidencia excesos de fuerza por parte del ESMAD en la ciudad de Cartagena durante el partido entre Real Cartagena VS. Cúcuta

.ACN

Por: Nikolai Pinilla

 

El lunes 8 de agosto del presente año se disputó la fecha número veintitrés del torneo de ascenso del fútbol colombiano entre Cúcuta Deportivo y el Real Cartagena, equipo que oficio como local. El encuentro terminó con una victoria del cuadro heroico por 2 goles por 1, pero el marcador no fue lo que se resaltó durante el encuentro, sino los hechos de violencia que mancharon el compromiso.

La información entregada por la Policía Metropolitana de Cartagena indica que tres uniformados presentan golpes leves en diferentes partes del cuerpo, mientras que cerca de cinco hinchas del Cúcuta se encuentran en un hospital en estado de gravedad. A su vez se confirma la captura de más de veinte detenidos, que estarían enfrentando cargos de asonada y ataque a servidor público. La Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto denuncia el hecho, como una manifestación que va en contra del llamado proceso social de resolución de conflictos que se ejecuta con las barras en todo el país.

Frente a estos hechos, es necesario que los hechos de violencia en los partidos de fútbol se comprendan de manera amplia y se profundice cada vez más en la diversidad de las fuentes de información, debido a que generalmente estos casos generan confusión y quedan en la impunidad. Adicionalmente, estos hechos de violencia en el fútbol que vulneran los derechos humanos – DDHH-, requieren un acercamiento directo a las autoridades competentes. Para estos casos, la Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto,  por medio del acompañamiento que hace en la problemática social que hay en el fútbol, invita a denunciar los casos de violación los DDHH en los eventos deportivos a través de la Defensoría del Pueblo, tal como ocurrió el pasado 8 de agosto en el partido Real Cartagena VS. Cúcuta.

Por disposición del PMU (Puesto de Mando Unificado), que coordina la dinámica de los partidos de fútbol y garantiza la seguridad del evento, se autorizó el ingreso de la hinchada visitante a la ciudad de Cartagena, en este caso cerca de tres buses con aproximadamente cien hinchas del conjunto “motilón” ingresaron al estadio Jaime Morón.

La Banda del Indio, barra oficial del Cúcuta mantuvo conversaciones internas con la Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto, que para esa semana se encontraba en un acompañamiento al proceso social que se está ejecutando con las barras en dicha ciudad. De esa manera, la Fundación tuvo información directa con los hechos ocurridos al ingreso del estadio.

Durante el ingreso de los hinchas al estadio, hubo agresiones entre hinchas y policías porque las autoridades prohibieron el ingreso de banderas y demás elementos como la instrumental de la barra. Esto contradice la Ley 1270 de 2014 que regula el fútbol en sus artículos décimo y veintiuno, en los cuales se enfatiza; que la seguridad del evento es responsabilidad de las autoridades competentes y el ingreso previo debe estar autorizado, así como su organización planeada.  

En medio de esta situación, alrededor de hechos que aún se encuentran en investigación, los hinchas del Cúcuta deportivo denuncian que el ESMAD les quitó sus banderas y las cambió por dinero con la barra del Cartagena llamada la Rebelión Auri-verde. Este hecho incita a la violencia y desde la denuncia directa que hace la Fundación a la Defensoría del Pueblo se argumenta la importante connotación que tiene una bandera o “trapo” para una barra de fútbol.

El pasado viernes 19 de agosto, Darwin Torres, coordinador en actividades de barrismo social tuvo una reunión en la Defensoría del Pueblo, en la cual la institución manifiesta el apoyo a las actividades de la Fundación y, a la vez, trabajan por velar los derechos humanos de los hinchas del fútbol que viajan a las distintas ciudades a ver el partido de sus equipos. La Defensoría manifiesta apoyo para ayudar a resolver este tipo de situaciones e insiste en la comunicación más cercana entre esta entidad y las barras futboleras; para esto hubo un intercambio de números telefónicos, con el objetivo de poner en contacto a los líderes de cada barra con esta institución.  Aun así, se intentó realizar una entrevista oficial al defensor del pueblo, Doctor Hugo Villanueva quien no quiso dar declaraciones debido a que el hecho se encuentra en investigación. 

Este tipo de hechos ponen en peligro las acciones de resolución de conflictos y convivencia que se adelantan actualmente con el barrismo social.