logo ucentral

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

#MujeresSíHay

diversidad de género

 De acuerdo con el Reloj de población del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), en Colombia hay más mujeres que hombres, pues cerca del 50,2% de la población nacional es femenina, es decir que en el país hay aproximadamente 25’052.822 mujeres.

 


Aunque las mujeres representan más de la mitad de la población, para nadie es un secreto que su participación en la política ha sido escasa. Según el documento emitido en 2015 por ONU Mujeres: “Por un planeta 50/50 en el 2030, Demos el paso por la igualdad de género”, las mujeres no alcanzan ni siquiera a ocupar el 20% de los cargos en entidades como el Congreso, gobernaciones o alcaldías. No obstante, y con el fin de cambiar tal panorama, es momento de decir #MujeresSíHay.

#MujeresSíHay es una campaña promovida desde GPaz (Género en la Paz), que visibilizó a aquellas mujeres que se postularon para ocupar cargos en la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), tanto en el Tribunal para la Paz como en las Salas de Justicia.

La JEP, entre muchas otras cosas, se encargará de investigar, esclarecer, juzgar y sancionar los crímenes que se cometieron a los Derechos Humanos durante el conflicto armado, entre ellos los delitos de violencia sexual; y qué mejor que sean mujeres competentes quienes se encarguen de liderar y llevar a cabo estas tareas.

Es necesario resaltar que una de las razones de por qué las mujeres deberían ser las indicadas para desempeñar estas funciones se debe al hecho que ellas representan, según informes de la Unidad de Víctimas y los resultados de la Encuesta de prevalencia de violencia sexual contra las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano 2010-2016, el mayor número de personas afectadas en temas de violencia sexual en el marco del conflicto. Por lo tanto, es más que justa su presencia en esta instancia; pero no como una forma de resarcir o compensar el daño, sino porque están capacitadas para aportar a la construcción de una paz estable y duradera.

Vale la pena mencionar que más de 100 mujeres se presentaron ante la convocatoria. Sin embargo, y más allá de que sean mujeres, son mujeres que se caracterizan por tener conocimiento y experiencia en temas de género y población LGBTI; y, por ende, cuentan con las facultades requeridas para velar por el sano y eficaz cumplimiento del enfoque de género pactado en el Acuerdo de Paz que se firmó entre el Gobierno y las FARC-EP en el año 2016.  

Esta campaña que busca promover y apoyar la participación política femenina fue lanzada el jueves 14 de septiembre a través de la red social Twitter y llegó a ser tendencia nacional, pues a ella se sumaron diferentes medios, organizaciones, expertos en el tema, periodistas, abogados y un sinfín de usuarios más, quienes a través del #MujeresSíHay respondían a la pregunta: ¿Por qué es importante que las mujeres ocupen cargos dentro de la JEP? O simplemente compartían sus impresiones o comentarios.

De igual manera, esta estrategia también le apuntó a concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre lo que significa el que las mujeres ocupen estos cargos mediante mensajes que conllevan a la reflexión.  Además, hizo un llamado a no olvidar lo sucedido en los últimos 50 años para así mismo evitar una repetición. La campaña también se caracterizó por brindar esperanza para creer en un país equitativo entre hombres y mujeres.

Finalmente, el martes 26 de septiembre se conoció la lista con los nombres de los 51 magistrados que harán parte de la JEP, los resultados fueron los esperados. Con un 53% las mujeres obtuvieron el mayor número de plazas, mientras que los hombres consiguieron el 47% restante; es decir, quienes se encargarán de trabajar por la verdad, justicia, reparación y no repetición serán 28 mujeres y 23 hombres.

diversidad de género

Sin duda alguna, esto es un hecho sin precedentes en la historia de Colombia. Nunca antes se había visto un panorama donde las mujeres fueran más de la mitad en una instancia judicial, lo que supone una JEP basada en la diversidad y pluralidad que permitirá a las mujeres demostrar que cuentan con las aptitudes necesarias para desempeñar cualquier rol que se propongan. Igualmente, la participación política de estas 28 magistradas traerá consigo una perspectiva diferente a la convencional y marcará la diferencia. Por esto y mucho más, es preciso insistir en #MujeresSíHay, y muchas.

Por: Maranatha el Shadday Triana Ángel.

ACTUALIDAD



Contáctenos