logo ucentral

stan lee ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

El café hecho arte

Conocer el amplio y complejo mundo del café se está convirtiendo en un estilo de vida que cada día gana más adeptos. Transformar la taza tradicional en toda una experiencia y fomentar la cultura cafetera entre las nuevas generaciones, son la razón de ser de un barista.

Por Jessica González

“Tan negro como el infierno, tan fuerte como la muerte y tan dulce como el amor”, describe un Proverbio turco el valor que representa para su cultura, una de las dos bebidas calientes más consumidas en el mundo, el café.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Según datos del Primer Foro Mundial de Productores, en el 2017 se produjeron, a nivel mundial, 151, 7 millones de sacos de café de 60 kilos y por tercer año consecutivo las cifras de consumo sobrepasaron las de producción. Un estudio realizado por la Organización Mundial de Café indicó que, por cada persona que toma una taza de té existen 32 que toman café, convirtiéndose este en una de las semillas más reconocidas e importantes a nivel mundial.

En la actualidad, el café también es un amplio campo de estudio que está dando origen a nuevas profesiones y oficios que han tomado gran fuerza entre los gustos y preferencias de las generaciones actuales. Steven Arévalo, es uno de esos jóvenes que hace 9 años se acercó al café, y desde el primer instante, transformó su vida.  

Empezó trabajando para una compañía de donas, realizaba mantenimiento a las máquinas de café mientras reunía el dinero suficiente para pagar sus estudios en Mercadeo y Publicidad. “Me fui interesando mucho en temas de café hasta el punto que me enamoró”.

En el año 2013 entró a trabajar a Amor perfecto, “donde se trabaja de la mano con los caficultores, se reconoce la importancia de su labor en la cadena de producción y se crean estrategias para fomentar la cultura del café en el país”, cuenta Arévalo sobre su experiencia en esta compañía.

Además señala que “el barista es aquella persona conocedora del café, de sus formas de cultivo y su cadena de producción y preparación.  El objetivo principal del barista es generar experiencias en una taza de café. Nosotros no somos los protagonistas, solo somos un medio para que el café tenga gran importancia en la vida de las personas”.

Después de participar en diferentes concursos de barismo, donde en el 2016 ocupó el tercer lugar compitiendo con los mejores baristas de Colombia, Steven realizó un intercambio cultural a Oxford, Inglaterra. Allí, tuvo la oportunidad de preparar el café del príncipe Carlos de Gales y la princesa Camila de Cornualles. “Fue una alegría saber que conocían a Colombia por su calidad en el café y la amabilidad de su gente”.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Regresó a Colombia y desde entonces se ha interesado por divulgar y fomentar la cultura cafetera a través del intercambio de sus conocimientos y la creación de espacios que permitan adentrarse en esta inacabable y asombrosa experiencia.

Para Lorena Galindo, barista aproximadamente hace 3 años, el café se convirtió en un refugio cuando pasaba por una etapa difícil de su vida. No habla mucho sobre el tema, pero al preparar un latte su rostro se ilumina y se observa la paciencia, el esmero por querer plasmar el amor en su bebida. “Empecé a ser barista y descubrí que el café es amor, conocimiento y unión”.

Lorena maneja a la perfección el Arte Latte, la habilidad de volver al café visualmente deseable. Lo poco que se conoce de su origen es que dos personas que buscaban un diferenciador para sus tiendas, empezaron a hacer figuras de leche en el café con el fin de hacerlas más atractivas a la vista.

“El truco está en tener un espresso con unas condiciones de desgasificación buenas y un tipo de leche adecuado. Para generar la cremosidad ideal debes exponer la leche a una temperatura de aproximadamente 100 a 115 grados. Teniendo esto, empiezas a hacer vertidos donde puedes ir, de cosas muy sencillas como un punto, hasta figuras más sofisticadas como animales, paisajes, etc.

Se puede considerar que el espresso es el lienzo y la leche viene siendo el pincel con el que construyes el paisaje”, afirma Lorena, fijando la atención en su obra.

El hecho de que hoy en día, el café cuente con tal variedad en procesos de preparación y consumo, se debe al esfuerzo que han realizado todas las personas pertenecientes a la cadena de producción que buscan el reconocimiento del café en todas partes del mundo.

Para Steven, el proceso de conocimiento y apropiación de esta semilla en Colombia, no ha sido fácil. Entiende que existen muchos mitos alrededor de la exportación y la calidad del café que se queda en el país, por eso lucha por preparar un café puro y fiel, que conserve las características que el caficultor preservó desde el momento de la siembra, que genere experiencias sensoriales y permita al consumidor contagiarse de todo este proceso deslumbrante.

“Queremos mostrarle al mundo que Colombia es café. Actualmente, el consumidor está investigando más sobre el tema, lo cual promueve la competencia y genera más centros de experiencia donde las personas pueden sumergirse en la cultura cafetera.

La felicidad siempre la vas a encontrar en una taza de café. Y a mí me pagan cada mañana por levantarme a tomar el mejor café del mundo” afirma Steven mientras se le dibuja una sonrisa en el rostro.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Orígenes

Se cree que los primeros frutos del café se dieron en Etiopía hacia el siglo XIII y desde allí, su expansión a territorios europeos se dio gracias a la labor de mercaderes venecianos. Pero fue hasta el año de 1889, que este grano pisó tierras colombianas y se convirtió en la base de la economía del país. Colombia es tercer exportador de café más importante del mundo después de Vietnam y Brasil.

Sin embargo, desde el siglo XX los niveles internos de consumo son muy bajos. Paradójicamente, al café le ha costado abrirse camino en un país donde se cultiva una de sus mejores y más suaves formas.

Actualmente, Colombia cuenta con 546.000 familias cafeteras que presentan muchas falencias en su actividad de cultivo, de allí el interés de los actuales tostadores de ayudar y contribuir para que estas condiciones cambien y sean cada vez mejores. “Lo que buscamos es transmitir el esfuerzo de un grupo de caficultores, la nobleza con la que estas personas trabajan día a día buscando siempre ser los mejores en el café”, concluye Arévalo.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

 

CULTURA

ACTUALIDAD

El café hecho arte

Conocer el amplio y complejo mundo del café se está convirtiendo en un estilo de vida que cada día gana más adeptos. Transformar la taza tradicional en toda una experiencia y fomentar la cultura cafetera entre las nuevas generaciones, son la razón de ser de un barista.

Por Jessica González

“Tan negro como el infierno, tan fuerte como la muerte y tan dulce como el amor”, describe un Proverbio turco el valor que representa para su cultura, una de las dos bebidas calientes más consumidas en el mundo, el café.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Según datos del Primer Foro Mundial de Productores, en el 2017 se produjeron, a nivel mundial, 151, 7 millones de sacos de café de 60 kilos y por tercer año consecutivo las cifras de consumo sobrepasaron las de producción. Un estudio realizado por la Organización Mundial de Café indicó que, por cada persona que toma una taza de té existen 32 que toman café, convirtiéndose este en una de las semillas más reconocidas e importantes a nivel mundial.

En la actualidad, el café también es un amplio campo de estudio que está dando origen a nuevas profesiones y oficios que han tomado gran fuerza entre los gustos y preferencias de las generaciones actuales. Steven Arévalo, es uno de esos jóvenes que hace 9 años se acercó al café, y desde el primer instante, transformó su vida.  

Empezó trabajando para una compañía de donas, realizaba mantenimiento a las máquinas de café mientras reunía el dinero suficiente para pagar sus estudios en Mercadeo y Publicidad. “Me fui interesando mucho en temas de café hasta el punto que me enamoró”.

En el año 2013 entró a trabajar a Amor perfecto, “donde se trabaja de la mano con los caficultores, se reconoce la importancia de su labor en la cadena de producción y se crean estrategias para fomentar la cultura del café en el país”, cuenta Arévalo sobre su experiencia en esta compañía.

Además señala que “el barista es aquella persona conocedora del café, de sus formas de cultivo y su cadena de producción y preparación.  El objetivo principal del barista es generar experiencias en una taza de café. Nosotros no somos los protagonistas, solo somos un medio para que el café tenga gran importancia en la vida de las personas”.

Después de participar en diferentes concursos de barismo, donde en el 2016 ocupó el tercer lugar compitiendo con los mejores baristas de Colombia, Steven realizó un intercambio cultural a Oxford, Inglaterra. Allí, tuvo la oportunidad de preparar el café del príncipe Carlos de Gales y la princesa Camila de Cornualles. “Fue una alegría saber que conocían a Colombia por su calidad en el café y la amabilidad de su gente”.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Regresó a Colombia y desde entonces se ha interesado por divulgar y fomentar la cultura cafetera a través del intercambio de sus conocimientos y la creación de espacios que permitan adentrarse en esta inacabable y asombrosa experiencia.

Para Lorena Galindo, barista aproximadamente hace 3 años, el café se convirtió en un refugio cuando pasaba por una etapa difícil de su vida. No habla mucho sobre el tema, pero al preparar un latte su rostro se ilumina y se observa la paciencia, el esmero por querer plasmar el amor en su bebida. “Empecé a ser barista y descubrí que el café es amor, conocimiento y unión”.

Lorena maneja a la perfección el Arte Latte, la habilidad de volver al café visualmente deseable. Lo poco que se conoce de su origen es que dos personas que buscaban un diferenciador para sus tiendas, empezaron a hacer figuras de leche en el café con el fin de hacerlas más atractivas a la vista.

“El truco está en tener un espresso con unas condiciones de desgasificación buenas y un tipo de leche adecuado. Para generar la cremosidad ideal debes exponer la leche a una temperatura de aproximadamente 100 a 115 grados. Teniendo esto, empiezas a hacer vertidos donde puedes ir, de cosas muy sencillas como un punto, hasta figuras más sofisticadas como animales, paisajes, etc.

Se puede considerar que el espresso es el lienzo y la leche viene siendo el pincel con el que construyes el paisaje”, afirma Lorena, fijando la atención en su obra.

El hecho de que hoy en día, el café cuente con tal variedad en procesos de preparación y consumo, se debe al esfuerzo que han realizado todas las personas pertenecientes a la cadena de producción que buscan el reconocimiento del café en todas partes del mundo.

Para Steven, el proceso de conocimiento y apropiación de esta semilla en Colombia, no ha sido fácil. Entiende que existen muchos mitos alrededor de la exportación y la calidad del café que se queda en el país, por eso lucha por preparar un café puro y fiel, que conserve las características que el caficultor preservó desde el momento de la siembra, que genere experiencias sensoriales y permita al consumidor contagiarse de todo este proceso deslumbrante.

“Queremos mostrarle al mundo que Colombia es café. Actualmente, el consumidor está investigando más sobre el tema, lo cual promueve la competencia y genera más centros de experiencia donde las personas pueden sumergirse en la cultura cafetera.

La felicidad siempre la vas a encontrar en una taza de café. Y a mí me pagan cada mañana por levantarme a tomar el mejor café del mundo” afirma Steven mientras se le dibuja una sonrisa en el rostro.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

Orígenes

Se cree que los primeros frutos del café se dieron en Etiopía hacia el siglo XIII y desde allí, su expansión a territorios europeos se dio gracias a la labor de mercaderes venecianos. Pero fue hasta el año de 1889, que este grano pisó tierras colombianas y se convirtió en la base de la economía del país. Colombia es tercer exportador de café más importante del mundo después de Vietnam y Brasil.

Sin embargo, desde el siglo XX los niveles internos de consumo son muy bajos. Paradójicamente, al café le ha costado abrirse camino en un país donde se cultiva una de sus mejores y más suaves formas.

Actualmente, Colombia cuenta con 546.000 familias cafeteras que presentan muchas falencias en su actividad de cultivo, de allí el interés de los actuales tostadores de ayudar y contribuir para que estas condiciones cambien y sean cada vez mejores. “Lo que buscamos es transmitir el esfuerzo de un grupo de caficultores, la nobleza con la que estas personas trabajan día a día buscando siempre ser los mejores en el café”, concluye Arévalo.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias. Barismo- café - arte - cultura cafetera- Colombia

 

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia