logo ucentral

stan lee ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Café cinéfilo - Macchiato

Macchiato

El sabor de nuestro macchiato, en esta entrega de “El café del cinéfilo”, contiene un delicioso análisis de la película italiana Call me by your name, o en español, Llámame por tu nombre. Aquí, encontrará las reflexiones que nuestro grupo de trabajo realiza entorno al film de la semana, un producto cinematográfico que invita a la reflexión y a pasar un rato en compañía de los hermosos paisajes que Europa nos ofrece.

Degustas este Macchiato

 ​

 

Call me by your name: una experiencia a la italiana

Por. Alejandro Gómez Guzmán

  • Título: Call me by your name - Llámame por tu nombre
  • Género: Drama – Romance - Queer
  • Tipo: Adaptación del libro del mismo nombre, escrito por André Aciman.
  • Duración: 132 minutos
  • Año y País de origen: 2017 - Italia / Francia / Brasil / Estados Unidos
  • Director: Luca Guadagnino (Italia)
  • Guionista: James Ivory (Estados Unidos)
  • Protagonistas: Timothée Chalamet - Armie Hammer

La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto. George Bernard Shaw (Escritor Irlandés).

Desde una opinión personal y romántica, la Italia de los años 80’s, es el espacio ideal para vivir un idilio de amor. Call me by your name, o en español, Llámame por tu nombre, es una película italiana dirigida por Luca Guadagnino; quien en 1999 ya nos había deleitado con la película The Protagonists, una de las selecciones del Festival de cine de Venecia del año 2000; y que cuenta la historia de Elio y Oliver, dos personajes cargados de virtudes y defectos.

Por un lado tenemos a Elio, un adolescente con hambre de conocimiento y deseos de descubrir el mundo desde el sus experiencias, un joven que aprende a vivir, gracias al amor que llega en la edad moza y que se queda grabado en la mente y en el corazón. Como contraparte de esta historia, encontramos a Oliver, un hombre, que cercano a los treinta años, conoce muy bien su entorno y desea crecer mental y profesionalmente para así conquistar nuevos horizontes. La sexualidad y la sensualidad se hacen presentes desde el deseo por inspeccionar y reconocer lo que nos hace sentir vivos y plenos, a tal punto que estas situaciones dan origen a los celos y el conflicto, no sólo de los protagonistas, sino de quienes los rodean.

Si bien el arco dramático de la película involucra situaciones que ya hemos visto en otros filmes, y que podría estar estereotipado a una población, se da un tratamiento diferente a la historia de amor, que, aunque está permeada por diferencias generacionales y geográficas, tiene un trasfondo que logra unir a los personajes gracias a la igualdad de pensamiento y al deseo por encontrar el camino indicado por el que se debe transitar en la vida.

Los paisajes del norte italiano se convierten en los escenarios ideales de situaciones pasionales y poéticas, en donde gracias a los planos generales, comprendemos la inmensidad y embrollo que conllevan las relaciones interpersonales. El uso de los sentimientos y los planos descriptivos, logran conquistar a los espectadores impulsándolos a “ponerse en los zapatos del otro” sin distinguir raza, edad o género, a tal punto que identifica no sólo a un grupo social, sino también a una generación marcada por las estructuras políticas y sociales.

La fotografía y el vestuario, trasportan al público a un lugar hermoso, lleno de colores y contrastes. La arquitectura refleja una Italia que se niega a rendirse, aun cuando ha sido víctima del paso de las guerras y los enfrentamientos civiles. La música, los silencios y los efectos sonoros, logran encajar perfectamente con las emociones que desean transmitir los diferentes momentos de la película, que sin lugar a dudas, es una gran muestra de lo que el audiovisual debe fomentar en las masas, la conciencia y el deseo de romper los esquemas.

La familia desempeña un rol importante para la formación y crecimiento de los individuos que la componen, y aunque existen muchos momentos impactantes, la forma en la que llegamos al clímax, es una situación tan cotidiana como compleja, la conversación entre un padre y un hijo, que aunque pudo caer en los clichés, rompe con los estereotipos, dejando ver una relación de confianza y confidencialidad, en la que nuestro personaje principal aprende una valiosa lección que le servirá toda la vida.

Aunque el film cuenta con muchas bondades, el ritmo no es el mejor, pues las grandes descripciones, en conjunto con las largas meditaciones de los personajes, dan como resultado la relentización de las acciones, llevando al espectador a momentos de poco interés, propios para tomar una corta siesta. Igualmente, el final sí cae en el cliché de las historias queer, en donde el happy ending es inexistente, y en el que las personas con una orientación diferente, están destinadas a vivir en un inmenso mundo de soledad.

La invitación queda abierta y las palomitas lo esperan, así que ya lo sabe, visite un cine para ver: “Llámame por tu nombre”.

 

CULTURA

ACTUALIDAD

Café cinéfilo - Macchiato

Macchiato

El sabor de nuestro macchiato, en esta entrega de “El café del cinéfilo”, contiene un delicioso análisis de la película italiana Call me by your name, o en español, Llámame por tu nombre. Aquí, encontrará las reflexiones que nuestro grupo de trabajo realiza entorno al film de la semana, un producto cinematográfico que invita a la reflexión y a pasar un rato en compañía de los hermosos paisajes que Europa nos ofrece.

Degustas este Macchiato

 ​

 

Call me by your name: una experiencia a la italiana

Por. Alejandro Gómez Guzmán

  • Título: Call me by your name - Llámame por tu nombre
  • Género: Drama – Romance - Queer
  • Tipo: Adaptación del libro del mismo nombre, escrito por André Aciman.
  • Duración: 132 minutos
  • Año y País de origen: 2017 - Italia / Francia / Brasil / Estados Unidos
  • Director: Luca Guadagnino (Italia)
  • Guionista: James Ivory (Estados Unidos)
  • Protagonistas: Timothée Chalamet - Armie Hammer

La libertad supone responsabilidad. Por eso la mayor parte de los hombres la temen tanto. George Bernard Shaw (Escritor Irlandés).

Desde una opinión personal y romántica, la Italia de los años 80’s, es el espacio ideal para vivir un idilio de amor. Call me by your name, o en español, Llámame por tu nombre, es una película italiana dirigida por Luca Guadagnino; quien en 1999 ya nos había deleitado con la película The Protagonists, una de las selecciones del Festival de cine de Venecia del año 2000; y que cuenta la historia de Elio y Oliver, dos personajes cargados de virtudes y defectos.

Por un lado tenemos a Elio, un adolescente con hambre de conocimiento y deseos de descubrir el mundo desde el sus experiencias, un joven que aprende a vivir, gracias al amor que llega en la edad moza y que se queda grabado en la mente y en el corazón. Como contraparte de esta historia, encontramos a Oliver, un hombre, que cercano a los treinta años, conoce muy bien su entorno y desea crecer mental y profesionalmente para así conquistar nuevos horizontes. La sexualidad y la sensualidad se hacen presentes desde el deseo por inspeccionar y reconocer lo que nos hace sentir vivos y plenos, a tal punto que estas situaciones dan origen a los celos y el conflicto, no sólo de los protagonistas, sino de quienes los rodean.

Si bien el arco dramático de la película involucra situaciones que ya hemos visto en otros filmes, y que podría estar estereotipado a una población, se da un tratamiento diferente a la historia de amor, que, aunque está permeada por diferencias generacionales y geográficas, tiene un trasfondo que logra unir a los personajes gracias a la igualdad de pensamiento y al deseo por encontrar el camino indicado por el que se debe transitar en la vida.

Los paisajes del norte italiano se convierten en los escenarios ideales de situaciones pasionales y poéticas, en donde gracias a los planos generales, comprendemos la inmensidad y embrollo que conllevan las relaciones interpersonales. El uso de los sentimientos y los planos descriptivos, logran conquistar a los espectadores impulsándolos a “ponerse en los zapatos del otro” sin distinguir raza, edad o género, a tal punto que identifica no sólo a un grupo social, sino también a una generación marcada por las estructuras políticas y sociales.

La fotografía y el vestuario, trasportan al público a un lugar hermoso, lleno de colores y contrastes. La arquitectura refleja una Italia que se niega a rendirse, aun cuando ha sido víctima del paso de las guerras y los enfrentamientos civiles. La música, los silencios y los efectos sonoros, logran encajar perfectamente con las emociones que desean transmitir los diferentes momentos de la película, que sin lugar a dudas, es una gran muestra de lo que el audiovisual debe fomentar en las masas, la conciencia y el deseo de romper los esquemas.

La familia desempeña un rol importante para la formación y crecimiento de los individuos que la componen, y aunque existen muchos momentos impactantes, la forma en la que llegamos al clímax, es una situación tan cotidiana como compleja, la conversación entre un padre y un hijo, que aunque pudo caer en los clichés, rompe con los estereotipos, dejando ver una relación de confianza y confidencialidad, en la que nuestro personaje principal aprende una valiosa lección que le servirá toda la vida.

Aunque el film cuenta con muchas bondades, el ritmo no es el mejor, pues las grandes descripciones, en conjunto con las largas meditaciones de los personajes, dan como resultado la relentización de las acciones, llevando al espectador a momentos de poco interés, propios para tomar una corta siesta. Igualmente, el final sí cae en el cliché de las historias queer, en donde el happy ending es inexistente, y en el que las personas con una orientación diferente, están destinadas a vivir en un inmenso mundo de soledad.

La invitación queda abierta y las palomitas lo esperan, así que ya lo sabe, visite un cine para ver: “Llámame por tu nombre”.

 

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia