logo ucentral

adios semestre ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Un frio inesperado, una realidad histórica

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central
comunicación social 
noticias

 

 

Buenos días, hoy es 9 de Abril de 1948, son las 8 de las mañana y voy a acompañar a mi papá que va a trabajar al norte, en pintura, ojala no me coja la tarde ¡como siempre!, me pondré un pantalón corto hasta las rodillas porque aún no cumplo 21 años, la mayoría de edad para usar pantalones largos, también me pondré una camisa y las tirantas sin falta, ¡es un uniforme!, todos los niños del barrio siempre andamos uniformados ¡no hay más!, mi padre también tarda cuando de salir se trata por eso nos llevamos tan bien, creo que vamos un poco tarde y el trancón está una odisea, pero es solo costumbre de adaptarse a esta bella ciudad, son las 12:30 PM y siento más frio de lo normal, pregunto a mi padre a lo que responde son simples impresiones hijo, por dentro sé que no es un frio normal, tengo solo 12 años pero igual presiento muchas cosas.

Ya es hora de ir a casa, vamos de camino al tranvía, son casi 10 cuadras para llegar, pero he estado acostumbrado a esto todos los días, como si caminara hacia la escuela, no sé porque voy avanzando y veo caras de preocupación, personas corriendo, sé que no es normal, le pregunto a papá… ¿qué pasa?; y me dice hijo avanza, tenemos que irnos, no sé qué pasa, estoy sintiendo un temor impresionante…. (Mataron a Gaitán)…. papá y yo entramos con nerviosismo, hasta las piernas nos tiemblan, ¡esto no puede ser posible!

Lo mejor es caminar, los tranvías están incendiándose y las personas corren para el centro de la ciudad, después de caminar casi dos horas, sentimos que llegamos a una pesadilla convertida en realidad, sí, mataron a Gaitán, hay un vago, le están pegando y lo están ultrajando, “ay el Gato Negro”, donde se paraba la gente a alguna cita, como se encuentra manchado de sangre, le digo a mi padre, pero él se encuentra asombrado y me dice, “como le hacen esto a un personaje tan querido y único, fue una persona intelectual y elegante, iba a ser nuestro presidente”.

Miro para un lado y para el otro, camino con mi padre y la misma policía se está embriagando, las personas están robando almacenes, los tranvías están destruidos, no saben lo que hacen, la gente está loca, tengo miedo, todas las personas sacan machetes de las ferreterías y los utilizan para defenderse, esto es de todos contra todos, hay llamas de lado a lado, El Capitolio parece ser lo único que se salvó, ya del colegio de la Salle no hay ni rastro, esto no tiene derecho ni revés.

Nos van a matar, pensamos, vámonos para la casa rápido padre, tenemos que caminar hasta el barrio belén y no es cerca, mi padre está muy nervioso, tratamos de caminar rápido, pero en todos lados están matando a la gente, todo se tranco en la carrera tercera cuarta y quinta, ni la policía tiene orden y control de nada, ya va oscureciendo pero por fin llegamos a casa y nos abrazamos con mis hermanos y madre, nos sentamos a hablar de lo sucedido y desde este momento nos prohíben salir a la calle a mis hermanos y a mí, es apenas lógico, en los toques de queda seguirán matando gente.

Estos son barrios muy pobres con decir que hasta los teléfonos son escasos, por barrio hay 4 o 5 teléfonos y solo en las tiendas, nuestra identificación es 1415, por si algún familiar desea comunicarse con nosotros, tenemos un único radio pero solo coge una onda que es Radio Nacional y lo pondré para saber más noticias de este aterrador suceso por el que vivimos hoy, existen más emisoras como radio cadena, mil 20, Radio Difusora Nacional, pero bueno no las puedo escuchar, porque el rico es el que goza de más ondas y porque tiene empleos con el gobierno, se nota mucho la diferencia del pobre al rico, pero vivo feliz con mi familia, no nos falta nada, la panela de onces con agua, es de mucho alimento y me pongo botas elegantes para ir a misa en familia, como de vez en cuando carne, papa, arroz y una mazamorra.

Bueno volviendo al tema ya es otro día y todo sigue igual, más de 3.000 muertos, los curas mataban a la gente, era una guerra de todos con todos y me explico porque pasa esto, si todos deberíamos ser iguales y vivir en santa paz, pero ahora analizo lo que medio logra sintonizar mi radiecito y las conclusiones son que:

El crimen de Jorge Eliecer Gaitán es por una controversia donde inicialmente le echaron la culpa a un inocente, pero realmente fue un teniente, que por limpiarse huyo sin dejar rastro; el Partido Conservador buscaba eliminar al candidato y al Partido Liberal, sólo estaban esperando que saliera de su oficina, cuando salió con un compañero alguien le disparó, una revolución absurda, torpe y canalla, “de lo peor”, no es una revolución, sino un desquite y gozaron los conservadores dejando a los civiles liberales como paganos.

Pasan los años y todo me recuerda a ese suceso, hoy sentado en esta banca, recuerdo que detrás mío mataron a esa persona tan humilde que se preocupaba por nuestro pueblo Colombiano, han existido muchos relatos, historias, verdades, y mentiras, pero lo único cierto es la experiencia, lo que se ha vivido y es una tragedia marcada, es cierto, “Cóndores no se entierran todos los días”, el señor León María Lozano, puede ser un ejemplo de esta absurda violencia de mi querido país, los Godos, con poder, de buenas familias que pensaban en su bien individual, buscando hacer la guerra a los liberales como sucedió con nuestro adorado Gaitán, descubriendo que pueden controlar y poner el pueblo en sus manos, pero así no exista mucha justicia, se resulta sabiendo toda la verdad que esta oculta y se logra vivir con el perdón y resignación.

CULTURA

ACTUALIDAD

Un frio inesperado, una realidad histórica

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central
comunicación social 
noticias

 

 

Buenos días, hoy es 9 de Abril de 1948, son las 8 de las mañana y voy a acompañar a mi papá que va a trabajar al norte, en pintura, ojala no me coja la tarde ¡como siempre!, me pondré un pantalón corto hasta las rodillas porque aún no cumplo 21 años, la mayoría de edad para usar pantalones largos, también me pondré una camisa y las tirantas sin falta, ¡es un uniforme!, todos los niños del barrio siempre andamos uniformados ¡no hay más!, mi padre también tarda cuando de salir se trata por eso nos llevamos tan bien, creo que vamos un poco tarde y el trancón está una odisea, pero es solo costumbre de adaptarse a esta bella ciudad, son las 12:30 PM y siento más frio de lo normal, pregunto a mi padre a lo que responde son simples impresiones hijo, por dentro sé que no es un frio normal, tengo solo 12 años pero igual presiento muchas cosas.

Ya es hora de ir a casa, vamos de camino al tranvía, son casi 10 cuadras para llegar, pero he estado acostumbrado a esto todos los días, como si caminara hacia la escuela, no sé porque voy avanzando y veo caras de preocupación, personas corriendo, sé que no es normal, le pregunto a papá… ¿qué pasa?; y me dice hijo avanza, tenemos que irnos, no sé qué pasa, estoy sintiendo un temor impresionante…. (Mataron a Gaitán)…. papá y yo entramos con nerviosismo, hasta las piernas nos tiemblan, ¡esto no puede ser posible!

Lo mejor es caminar, los tranvías están incendiándose y las personas corren para el centro de la ciudad, después de caminar casi dos horas, sentimos que llegamos a una pesadilla convertida en realidad, sí, mataron a Gaitán, hay un vago, le están pegando y lo están ultrajando, “ay el Gato Negro”, donde se paraba la gente a alguna cita, como se encuentra manchado de sangre, le digo a mi padre, pero él se encuentra asombrado y me dice, “como le hacen esto a un personaje tan querido y único, fue una persona intelectual y elegante, iba a ser nuestro presidente”.

Miro para un lado y para el otro, camino con mi padre y la misma policía se está embriagando, las personas están robando almacenes, los tranvías están destruidos, no saben lo que hacen, la gente está loca, tengo miedo, todas las personas sacan machetes de las ferreterías y los utilizan para defenderse, esto es de todos contra todos, hay llamas de lado a lado, El Capitolio parece ser lo único que se salvó, ya del colegio de la Salle no hay ni rastro, esto no tiene derecho ni revés.

Nos van a matar, pensamos, vámonos para la casa rápido padre, tenemos que caminar hasta el barrio belén y no es cerca, mi padre está muy nervioso, tratamos de caminar rápido, pero en todos lados están matando a la gente, todo se tranco en la carrera tercera cuarta y quinta, ni la policía tiene orden y control de nada, ya va oscureciendo pero por fin llegamos a casa y nos abrazamos con mis hermanos y madre, nos sentamos a hablar de lo sucedido y desde este momento nos prohíben salir a la calle a mis hermanos y a mí, es apenas lógico, en los toques de queda seguirán matando gente.

Estos son barrios muy pobres con decir que hasta los teléfonos son escasos, por barrio hay 4 o 5 teléfonos y solo en las tiendas, nuestra identificación es 1415, por si algún familiar desea comunicarse con nosotros, tenemos un único radio pero solo coge una onda que es Radio Nacional y lo pondré para saber más noticias de este aterrador suceso por el que vivimos hoy, existen más emisoras como radio cadena, mil 20, Radio Difusora Nacional, pero bueno no las puedo escuchar, porque el rico es el que goza de más ondas y porque tiene empleos con el gobierno, se nota mucho la diferencia del pobre al rico, pero vivo feliz con mi familia, no nos falta nada, la panela de onces con agua, es de mucho alimento y me pongo botas elegantes para ir a misa en familia, como de vez en cuando carne, papa, arroz y una mazamorra.

Bueno volviendo al tema ya es otro día y todo sigue igual, más de 3.000 muertos, los curas mataban a la gente, era una guerra de todos con todos y me explico porque pasa esto, si todos deberíamos ser iguales y vivir en santa paz, pero ahora analizo lo que medio logra sintonizar mi radiecito y las conclusiones son que:

El crimen de Jorge Eliecer Gaitán es por una controversia donde inicialmente le echaron la culpa a un inocente, pero realmente fue un teniente, que por limpiarse huyo sin dejar rastro; el Partido Conservador buscaba eliminar al candidato y al Partido Liberal, sólo estaban esperando que saliera de su oficina, cuando salió con un compañero alguien le disparó, una revolución absurda, torpe y canalla, “de lo peor”, no es una revolución, sino un desquite y gozaron los conservadores dejando a los civiles liberales como paganos.

Pasan los años y todo me recuerda a ese suceso, hoy sentado en esta banca, recuerdo que detrás mío mataron a esa persona tan humilde que se preocupaba por nuestro pueblo Colombiano, han existido muchos relatos, historias, verdades, y mentiras, pero lo único cierto es la experiencia, lo que se ha vivido y es una tragedia marcada, es cierto, “Cóndores no se entierran todos los días”, el señor León María Lozano, puede ser un ejemplo de esta absurda violencia de mi querido país, los Godos, con poder, de buenas familias que pensaban en su bien individual, buscando hacer la guerra a los liberales como sucedió con nuestro adorado Gaitán, descubriendo que pueden controlar y poner el pueblo en sus manos, pero así no exista mucha justicia, se resulta sabiendo toda la verdad que esta oculta y se logra vivir con el perdón y resignación.

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia