logo ucentral

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Entrevista a David Ríos, creador de una obra literaria transmedia para no perderse

Capitan Butron

"Capitán Butrón: Cuentos Para Niños con Barba"es un llamativo proyecto de narración transmedia, creado por el bogotano David Ríos, quien habló en exclusiva para ACN sobre algunos aspectos del proceso creativo de su galardonada obra digital.

Por: David Parra y Catalina Prieto 

«Soy tímido cuando hablo de mí, entonces esta es una forma de contar muchas de mis cosas, mis alegrías, mis tristezas, las cosas que odio de mí mismo, una aventura para que nadie se dé cuenta que estoy hablando de mí mismo».

Para la elaboración de su proyecto, David atravesó varias dificultades, pues destaca que su vida es como «una montaña rusa, con bastantes altibajos y grandes emociones». La principal adversidad fue y va a seguir siendo mantener el entusiasmo, pues a medida que avanza el proyecto, este se puede ir perdiendo, aunque estas dificultades se contrastan con los reconocimientos y premios que ha obtenido: dos premios Crea Digital como mejor proyecto transmedia en  2013 y 2015; y un premio a la mejor producción discográfica colombiana en 2016. Cabe recordar que estos tres galardones fueron otorgados por el Ministerio de Cultura.

La clave de David Ríos: "contar cosas que sean trascendentes"

 «Para mí la mayor innovación que estoy intentando hacer, es no ser innovador, me parece que buscar ser innovador es como buscar ser original, que no lo vas a lograr, no hay nada original, quizás hay tecnologías nuevas, pero no original; me parece más chévere contar cosas que sean trascendentes, me parece que esa es la innovación que debemos buscar. Voy a sonar un poco amargo, pero no lo digo desde ese punto, sino desde lo que pienso yo, un 99% del contenido que vemos en internet se muere en un segundo, son cosas intrascendentes, y me parece que la innovación es buscar las cosas importantes, volver a ver obras grandes, volver al pasado. Yo ya no soy el futuro, soy el presente tirando al pasado, y pienso que deberíamos crear libros que valgan la pena leer, novelas que así tengan 200 o 300 paginas hablen de ti, mucho más allá de lo que últimamente se ve en los artistas, un constante deseo de figurar, estar ahí».

En la era digital nos encontramos con varias definiciones sobre nuevos enfoques en contenidos, y aunque algunos se adapten a las nuevas tecnológicas de la información y comunicación, el protagonista de esta historia, David Ríos nos traslada a otra percepción de transmedia, a lo que él dice: «es una palabra que anda de moda y yo no veo eso como algo novedoso, porque la iglesia anteriormente lo hacía, una pintura, un cura que predica, libros, la biblia, diferentes formas de narrar por diferentes medios, nada nuevo, simplemente ahora se llama transmedia y encontramos todo junto, tenemos nuevas plataformas para que eso este mejor».

Las nuevas propuestas para desarrollar y distribuir contenidos, pueden ser eBooks, gamification, realidad virtual, videos 360°, entre otros; donde siempre se busca que el contenido este más cercano al usuario, no solamente se hace referencia a las redes sociales y a la autopromoción desesperada de contenido poco interesante y cotidiano; a este punto llega uno de los cuestionamientos de Ríos, ¿Es realmente interesante qué todo mundo sepa lo que tú haces? Pues él se encuentra alejado de las redes sociales para dedicarse a la distribución de su contenido y no ser el medio de atención, al decir que es algo banal o vulgar, que se debe buscar métodos de promoción más dignos, como que el trabajo solo, poco a poco se va a ir vendiendo; «soy torpe en las redes, yo no soy un tipo cool de redes, soy un tipo que está en la casa, pone música y escribe cuentos, entonces, en vez de seguirle haciéndole fuerza a las redes estoy pensando que poco a poco el trabajo tendrá una notoriedad».

David ama los cuentos y la música; su sistema de trabajo se enfoca en romper la rutina, él dice: «cuando yo tengo una idea yo la dejo en el aire y dejo que esa idea se alimente de lo que pase alrededor de mi vida, son historias que se vuelven propias, dejo que las cosas fluyan y que no pasen a la brava, siempre ocurre algo en mi vida que se vuelve la propia historia, algo de inspiración plasmada en Butrón, en sí mis propias anécdotas».

En cuanto a la gestión de audiencia, se espera llegarle a bastante gente fácilmente, pero nos encontramos en un momento histórico donde no hay mucho tiempo para consumir contenidos largos, por esto mismo Ríos afirma que «no hay que gustarle a todo el mundo, ni publicar todo, mi público tiene que gustarle lo que yo hago y de ahí en adelante vas a encontrar un pequeño universo que le gusta y valora tu trabajo», pues el destino de un escritor no es necesariamente el de ser publicado, ni mucho menos el destino del arte es figurar, debería existir un contenido seleccionado y no tanta aleatoriedad.

En cuanto a habilidades de herramientas, David menciona: «ahora los periodistas no andan con un fotógrafo detrás, sino con su propia ‘camarita’, tienen que ser un todo en uno, pero es algo que termina siendo un atrevimiento para el contenido». David comenta, de igual manera que no es un aficionado a adquirir la prensa (periódicos, revistas, diarios, etc.), ya que le parece nostálgico ver nuevos contenidos. «Soy una persona que hace muchas cosas, escribo, hago música, todo siempre llevado por una pasión, pero yo no hice eso exactamente porque estaba buscando cómo me daban trabajo de escritor, cantante, director, bailarín, etc. Sino porque me llevaba a eso, pero me parece a mí, un error educativo que unifiquen todas las labores, porque uno no debe educar a la gente para que consiga trabajo rápido, sino para que haga lo que realmente le apasiona, lo que realmente le deben cultivar y enseñarle a uno es la curiosidad».

Cuando se logra cultivar esa curiosidad y anhelo de crear buenos proyectos, se unifica la inspiración, talento y metas para el resultado final; "El Capitán Butrón: cuentos para niños con barba", cuenta con un montón de gente, “hemos hecho muchas cosas, animación, ilustración, cuentos; yo soy el autor y he escrito todas las cosas, soy la chispa que empieza las ideas, pero he estado rodeado de muchos artistas; hay un músico de Jazz llamado Pat Metheny, que dice algo que yo siempre trato de hacer ‘cuando usted esté en una banda intente siempre ser el peor’ porque el peor es el que siempre más va a aprender, y eso es lo que yo hago con Butrón, que todos los artistas sean mejores que yo, que aporten cosas que yo nunca podría hacer, a mí me parece absurdo la idea de un director que quiere mandar hacer todo lo que él dice, me parece también algo nostálgico y triste porque uno llama a la gente porque da perspectivas nuevas a los proyectos, además mi mujer ha sido quien ha acompañado y soportado todas mis locuras, una compañía más que importante». 

El artista David Ríos afirma que lo que ha logrado con el proyecto va más allá de solamente trabajar y ser galardonado, es algo que ama y le apasiona; y al pensar en proyectos a futuro se entrelazan los personales y los profesionales como poder llevar al teatro con música en vivo su alter ego Butrón y tener un hijo, pues no es ajeno pensar que «a medida que van pasando los años, los sueños empiezan a cambiar y empieza uno también a buscarle otras perspectivas un poco más humildes y más bonitas de lo que uno se imaginaba, para mi ahora es más importante dejar una obra sólida y decir que esto fue lo que yo hice y les dejé a los demás». 

 

CULTURA

ACTUALIDAD



Contáctenos