LogoACN

Jueves, 14 Diciembre 2017

logo ucentral

Jueves, 14 Diciembre 2017

Arte, ciencia y tecnología

Entre lo Orgánico y lo Plástico

Boletín ACN

Tatiana Urrego

Periodista Arte, Ciencia y Tecnología

La llegada de la tecnología y la transformación en los modelos de producción ha cambiado muchos campos de nuestra vida, entre ellos la alimentación. La industria, el campo y la medicina muestran su punto de vista y a partir de su perspectiva argumentan cual es el futuro de la alimentación.

El último Censo Nacional Agropecuario realizado por el DANE en el 2015 reflejo la pobreza del campo colombiano, mostró cómo el área rural se caracteriza por tener un bajo nivel de capitalización presentando pocas solicitudes de créditos y la mínima asistencia técnica por parte del estado para las actividades agropecuarias, siendo el 83 por ciento de los productores los más grandes afectados ante esta problemática. El censo índico además que el país destina grandes extensiones de tierra a la ganadería y mucho menos a la agricultura del total del área, el 80,4 por ciento se dedica a pastos, mientras que el 19,1 por ciento a siembras.  

Este es un indicador de alerta ante la crisis que hoy vive el campo y el riesgo que corren la raíz de nuestra alimentación, el campo ¿Que tendremos en nuestros platos los próximos años? ¿La comida saludable es tan sana como la pintan¿ ¿Cuál es el futuro del campo? ¿Cuál es el futuro de la alimentación? Estos son algunos de los interrogantes que se formularon campesinos líderes en innovación para mejoras en el campo y empresarios dispuestos a ser parte del resurgimiento de los productos que hemos olvidado gracias a las falsas promesas de la nueva era.

 

Boletín ACNBuscar el fin del conflicto armado en el país ha jugado un importante papel en el cultivo y producción de alimentos pues en campos en donde antes los cultivos ilícitos eran los protagonistas hoy se trabaja en la siembra de otros productos que contribuyen a este paso hacia la paz, tal es el caso de los pimenteros de Putumayo quienes aseguran que antes eran cultivadores de guerra pero hoy son cultivadores de paz.

 

“De aquí es donde radica el futuro de la alimentación como una transformación social y un medio para el cambio pues si la guerra empezó en el campo la paz empieza en el campo” así lo aseguró Álvaro Ibañez director de creatividad e innovación para Crepes & Whaffles Colombia quien también trabaja con los cultivadores del Salado en los Montes de María aportando así al impulso y promoción de la producción agrícola en el país.

 

Las leyes que privatizan y controlan el uso de las semillas limitan las operaciones agrícolas en el campo, es el caso de la ley 1032 que busca volver obligatorios el registro y la certificación para la comercialización de semillas en manos de unas pocas empresas; lo que ha generado la pérdida de las semillas campesinas e indígenas. Actualmente el 82% de las semillas comercializadas en el mundo están  patentadas y solo diez empresas controlan el 77% del Mercado; esta ley hace ver como un criminal al campesino que busca semillas para cultivar.

 

 

Boletín ACNRosa Poveda Presidente de la Granja Escuela Mutualitos  ve con mucha dificultad el futuro de la alimentación en Colombia porque a partir de la creación de esta ley la alimentación es incierta ya que dependemos de alimentos  importados que en realidad son transgénicos que no cuentan con el valor  nutricional que necesita el cuerpo humano convirtiendo la alimentación en un simple negocio. “Hemos trabajado desde hace muchos años con los productores y campesinos porque si nosotros no lo hacemos en un futuro quedamos sin campesinos; nos han venido desplazando y quitando nuestras tierras y ahora con esta ley nos están quitando las semillas estamos resistiendo ante esto y por eso creamos por medios ecológico nuevas formas de producción”.

Por su parte el Médico Homeópata Carlos Jaramillo indica que “nos han cambiado las plantas como origen de alimentación ya que antes comíamos  gracias a lo que nacía de una planta y hoy lo hacemos con  lo que se fabrica en una planta, toda una generación de productos industrializados” que refleja  el por qué las cifras de sobrepeso en el país han aumentado casi en 80%. “Creemos que comemos bien alimentándonos con productos light y para mí el futuro de la alimentación lo veo como volver a la comida de la casa entendiendo que sus propiedades son irremplazables, como médico veo enfermedades crónicas en personas cada vez más jóvenes y la causa es la falta de educación alimentaria”.

 

Boletín ACNHoy vemos que existe una gran brecha entre el campo y la ciudad,  pues durante años se ha abierto un abismo infinito entre la indiferencia frente el campo y la moda de alimentarnos con productos plásticos que no proporcionan a nuestro cuerpo la nutrición 

 

Cuando comemos aceptamos nuestra diversidad en cuanto entendemos que los alimentos pasan por una cadena de producción que viene desde el arduo trabajo del campesino hasta el apoyo de la madre naturaleza, el plato en nuestra mesa significa  aceptar nuestras raíces y el origen de una vida que está en riesgo por la llegada de nuevas tecnologías.que necesitamos.

 

Pero ¿Cuál es nuestra participación en este escenario de cambio y transformación en el campo? Nuestro papel está en conservar el futuro de la alimentación,  en crear una sinergia entre lo rural y lo urbano, está en el sector agro industrial que puede aportar al desarrollo y junto a la tecnología ser un instrumento para mejorar y facilitar la labor del campesino, nuestro papel es estar al servicio del agro con la creación de contactos y redes que faciliten la comercialización de productos ya que son los campesinos los que proveen a la ciudad de alimentos, es tiempo de proteger los modelos del campo y crear otros elementos de valor que no nos hagan sentir inferiores a nuestras raíces, estamos a tiempo de recuperar lo que hemos ignorado prefiriendo lo plástico que lo orgánico.

 

 

 

 

 



Contáctenos