logo ucentral

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Semilleros de Investigación, ¿qué es eso?

ACN

         Los semilleros de investigación son el primer paso para que un estudiante se interese por conocer el mundo de la investigación en la academia, de esta forma la universidad crea espacios de conocimiento e indagación en los que profesores y alumnos comparten ideas y saberes.

Los semilleros de investigación existen en Colombia desde hace 19 años, estos espacios académicos surgieron como una estrategia extra curricular para promover la investigación y como una reacción a las formas de impulso a esta función básica de la educación superior. Desde el año 1996 en la Universidad de Antioquia se institucionalizó esta estrategia con el apoyo de Colciencias.

En la Universidad Central, existen nueve semilleros, con cincuenta y cinco estudiantes, creados siguiendo líneas de investigación relacionadas con los programas académicos. Epicwin, el observatorio de tendencias de consumo, investigación en TIC, estudios musicales y SIPO son algunos de los semilleros que actualmente están desarrollando proyectos de investigación.

La profesora Paola Niño coordina el Semillero Visión Periférica, del departamento de Comunicación Social y Periodismo, creado en el año 2013. Para ella un semillero “es un espacio fundamental dentro de cualquier universidad, porque desde allí se promueve la investigación desde y para los estudiantes. Es importante que existan en la medida en que la investigación tiene un impacto en el desarrollo social de los países. Teniendo en cuenta esta última idea, incentivar la investigación en los estudiantes, es incentivar a la sociedad en el trabajo de la investigación”.

La Red Colombiana de Semilleros de Investigación (RedCOLSI) es la entidad encargada de promover la creación de la cultura científica en el país, conformada por estudiantes y docentes de diferentes instituciones de educación superior colombianas. Con 454 instituciones inscritas a nivel nacional, la RedCOLSI cuenta con 18 nodos regionales de trabajo en todo el país, los cuales han desarrollado más de 32.500 proyectos investigativos en los últimos 8 años, cooperando y compartiendo experiencias que ayudan a fomentar la cultura investigativa.

Gracias al movimiento que se inició en la Universidad Antioquia, hoy en día existen semilleros de investigación en más de 220 instituciones de educación superior, según el censo realizado durante el desarrollo del XII Encuentro Nacional y VI Internacional de Semilleros de Investigación: “un espacio para tejer red, construir conocimiento y edificar sociedad”, y se avance en la consolidación de redes.

La importancia de los semilleros

La profesora Paola afirma que los semilleros “le aportan en la formación como investigadores, eso implica que su espectro laboral crezca y no solo se piensen como empleados de medios, de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, de empresas, sino como investigadores que puedan llegar a influir en el cambio social. Es fundamental para la Universidad, teniendo en cuenta el bajo nivel de investigación dentro del campo de la Comunicación Social y el Periodismo”.

Diego Sánchez, estudiante de VI semestre de comunición y miebro de Visión Periférica, cree “que para un estudiante es importante pensar su formación como algo que nadie más puede hacer por él. Del semillero he aprendido cosas, me he atrevido a participar y construir con otros estudiantes y profesores algo, he sentido mi aporte como algo importante, no sólo ha sido un espacio puramente académico, también me ha ayudado a construir una autoestima como estudiante.”

Aunque se destaca la importancia de los semilleros en la academia, no existe una cantidad notable de estudiantes interesados en vincularse a los mismos, ya que no muchos se informan bien acerca de lo las ventajas que trae para su vida académica y otros ni siquiera saben que existen. Por otro lado, Jairo Santander, profesor encargado de dirigir el semillero de Políticas Publicas del Departamento de Economía manifiesta que “la participación es buena porque más que la cantidad importa la calidad de los estudiantes y su compromiso. Al menos en la carrera de Economía, el grado de compromiso y la calidad de los trabajos es bastante elevada. Falta más cultura de participación, pero eso es algo que se va construyendo.”

           La necesidad de jóvenes investigadores

Hoy en día en Colombia no hay una inversión significativa en investigación, y los resultados de los trabajos que se realizan no son conocidos por la sociedad, es decir son poco divulgados, para Diego es fundamental que se trabaje la investigación en la universidad ya que esto “nos dice qué tan motivados están los estudiantes. Se trata de aportar al mundo desde nuestros conocimientos. Si una universidad apoya esos espacios uno puede decir que está interesada en construir conocimiento, hacerse nombre e intervenir su realidad, en lugar de encerrarse en sí misma, quitándole su trascendencia a los conocimientos que se supone la sociedad espera de ella”.

Los semilleros de investigación son espacios extracurriculares que apoyan la investigación formativa. Son relevantes porque brindan la oportunidad a los estudiantes de adquirir competencias que les sirven para mejorar su perfil como investigadores. Algunas de las estrategias que se usan en la universidad para informar a los estudiantes acerca de los semilleros son correos electrónicos, espacios de clase e incluso los medios de comunicación de la universidad; según la profesora Paola “dentro del Departamento de Comunicación Social se ha venido incentivando a los estudiantes en su participación, aun así creo que se debe trabajar para que haya una más alta asistencia de los estudiantes a los semilleros.

Existe la necesidad de entender que los Semilleros de Investigación no son solo actividades extracurriculares, concluye el profesor Jairo “el estudiante no debería estudiar por obtener un título, debe estudiar por pasión, porque ama aprender y formarse. Cuando uno se apasiona, lo que hace falta son espacios para aprender, la universidad le queda pequeña a uno. Cuando uno está pasando de afán, la universidad es inmensa y desaprovechas todos los escenarios de formación. Un estudiante apasionado encontrará en los semilleros un excelente espacio para desarrollar toda su curiosidad y profundizar de manera importante en los temas que quiere. En un semillero no solo aprendes sobre los temas y la investigación. Aprendes sobre cómo escribir mejor, indagar mejor, analizar mejor, crear tu propio discurso, a usar mejor las herramientas de tu profesión y tu capacidad de aprendizaje se incrementa mucho. Es para ello estos espacios”.

Por: Kimberly Velásquez

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

ACTUALIDAD



Contáctenos