LogoACN

logo ucentral

Martes, 16 Octubre 2018

Martes, 16 Octubre 2018

               

NACE UN MOVIMIENTO POR LA PAZ EN COLOMBIA

Ya no importa que hizo el Sí, no importa que hizo el No, importa que vamos a hacer nosotros mañana para acabar la guerra”.

ACN

Un día después del triunfo del No en el plebiscito que buscaba refrendar los Acuerdos logrados en la Mesa de Negociación de La Habana con el grupo beligerante FARCP-EP, varios centenares de personas se reunieron en el Parkway en un Asamblea ciudadana que reunió a jóvenes, docentes, empleados y líderes de diversos colectivos de la ciudad. La premisa era pasar la página tras la derrota del Sí del 2 de octubre y dar ideas para seguir apostándole a la negociación y a la salida hablada del conflicto armado.

Antes de dar inicio a la Asamblea se pusieron las reglas de no aplaudir, no abuchear, no fumar y dividir en 4 secciones la gran cantidad de población reunida para ir depurando las problemáticas y propuestas.

En las primeras intervenciones se aceptaron los errores de la campaña por el Sí, se reprochó por no haber exteriorizado de la academia el debate, “se quiso revertir en dos meses un discurso de guerra construido por 50 años. Nos faltó calle y puerta a puerta, mucha séptima y poco Ciudad Bolívar”.

Uno de los asambleístas hizo un llamado a identificar nuevas metodologías para acercarse a la gente, ya que “las marchas no llegan a las personas de a pie, las marchas son reivindicables pero vamos los mismos con las mismas, no convencemos a nadie”. Se cuestionó si la movilización que había hecho la Universidad Nacional en horas de la tarde era eficaz, “debemos movilizarnos de otra manera, algo más emocional, la gente tiene muchos imaginarios y podemos trabajar ahí”.

A continuación se hizo una propuesta que dividió a los asistentes: Asamblea Nacional Constituyente, una reforma trascendental a nuestra joven carta magna, la cual surgió en 1991 precisamente de la presión de los movimientos sociales con una gran injerencia estudiantil tras el desarme del M-19. El joven que apoyaba esta propuesta, con la cual concuerda el uribismo y petrismo, expresó que ante la gran crisis esta era la única solución para un verdadero pacto nacional. Algunos movieron sus manos en señal de apoyo.

Pero vino la contraparte, “con una Constituyente abrimos una puerta a que se implante un modelo de país extremadamente conservador, racista, homofóbico, machista y opresor, no abramos esa puerta, en cambio vayamos a las zonas afectadas que votaron sí y preguntemos porque para ellos este acuerdo si funciona, preguntemos que vieron ellos que el resto del país no”. Un público mayor a quienes aprobaban la Asamblea Constituyente secundo esta visión, se cerró por ahora tal posibilidad.

ACN

Uno de los grandes puntos en común fue la necesidad de presionar al Centro Democrático a que no dilaten el proceso, “hemos perdido la hegemonía del pueblo, debemos disputarla”, por lo cual se hizo un llamado a enviar cartas, tweets, correos electrónicos, hacer plantones en la sede del partido y exigirles que el diálogo no se puede dilatar y que su propuesta formal debe ser presentada de  inmediato. “Necesitamos sentarnos a dialogar con los jóvenes del CD, ya no importa que hizo el Sí, no importa que hizo el No, importa que vamos a hacer nosotros mañana para acabar la guerra”.

La Asamblea se preguntó lo mismo que la opinión pública tras los resultados, de los 6 millones de personas que votaron no, ¿cuántas puso el uribismo? “Hay 6 millones de colombianos que dijeron no y no todos son abanderados del Centro Democrático, ellos también deben tener voz en caso de que se de apertura a un nuevo diálogo”.

“Todos conocemos a alguien que voto No, hagámoslos responsables de su voto pidiéndoles que nos expliquen por qué dijeron No y que presionen la renegociación, porque el ‘No sé’ se convirtió en No el 2 de Octubre y ahora deben explicarnos ¿Con qué no están de acuerdo? Traigamos con amor a estos encuentros a quienes votaron No. Debemos ser creativos con la paz y que esos que se oponen al acuerdo pero no tienen un líder, encuentren en nosotros un amigo. Hagamos una campaña de alegría porque estamos en el lado correcto de la historia”.

También se planteó que era fundamental entender que no había sido Uribe quien había ganado el domingo, ya que con una abstención tal alta “ganó fue ese país que no quiere unirse al país político porque lo repudia, que no le importa lo que pase porque siente que no le afecta”.

Por otro lado se hizo un llamado a aceptar que a partir del domingo había una nueva realidad política en Colombia, por lo cual se deben exigir tiempos precisos de revisión de los acuerdos, negociación pública y declararse en manifestación permanente. “Debemos exigirles que se sienten y que no se levanten de aquí a 6 meses”, lo cual era el tiempo en que en caso de haberse aprobado el Acuerdo, las FARC se desmovilizarían.

En otras propuestas se planteó que el Vicepresidente Vargas Lleras debía sentar su posición y no dar la espalda como lo ha hecho, también se habló de aprovechar el diálogo con el ELN para ir de nuevo a las urnas pero esta vez con una refrendación punto a punto. Uno de los puntos aprobados con gran consenso fue armar un comité que vaya a las iglesias cristianas para explicarles, dialogar y unirlos a la pugna por la paz.

Finalmente un joven español tomo la palabra para decir que “la paz tenía que ser feminista o no sería”, después una costarricense expreso que esto no iba a parar ahora, “aquí estamos la comunidad internacional, no los vamos a dejar botados, ustedes están en el lado correcto”.

Para finalizar se sometieron a votación algunos de los puntos y se crearon comités para ejecutarlos, dejando algunos puntos para la próxima Asamblea la cual se dará el jueves en la noche también en el Parkway, la actriz Alejandra Borrero que se encontraba en el lugar ofreció Casa Ensamble para utilizarse en caso de que lloviera. Se definió el nombre de este movimiento ciudadano como ‘Paz a la calle’ y se recodó la necesidad de presionar a los medios masivos a no desinformar y promulgar más odio.

 

Por: Daniela Ospina Dávila