logo ucentral

stan lee ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Crimen periodístico: tres voces apagadas #NosFaltan3

Un periodista, un fotógrafo y un conductor que trabajaban en el diario El Comercio en Ecuador fueron secuestrados y asesinados por el frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las FARC que opera en la frontera con este país.

La historia de Javier, Paúl y Efraín es la historia de centenares de periodistas colombianos asesinados mientras hacían su trabajo. Este no es un problema de Ecuador. Este sigue siendo nuestro problema.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias

Por Laura Daniela Villa Méndez.

Javier Ortega, periodista de 36 años; Paúl Rivas, fotógrafo de 45 años, y Efraín Segarra, el conductor de 60 años, pasaron 19 días desaparecidos. La información de su secuestro se presentó de forma irregular y se filtraron fotos de sus cuerpos antes de la confirmación de su muerte.

¿Qué pasó el 26 de marzo?

Estos tres hombres salieron hacia la provincia de Esmeraldas con el objetivo de realizar un trabajo periodístico sobre la situación de las condiciones de vida de las personas que habitan esta zona de frontera. Según medios ecuatorianos, desde el mes de enero, se habían estado presentando ataques a la fuerza pública, y se habían registrado varios atentados con explosivos.

No se verificó si luego de la captura de los trabajadores, estos fueron trasladados al lado colombiano de la frontera o no.

 

¿Y después?

La primera prueba de vida fue difundida por el canal RCN el 3 de abril. Una grabación de 23 segundos en la que aparecen los tres hombres abrazados y con cadenas en sus cuellos. Pidieron al gobierno de Ecuador llegar a un acuerdo con los secuestradores: “Presidente Lenin Moreno, en su manos están nuestras vidas, ellos lo único que quieren es el intercambio de tres detenidos en Ecuador por nuestras vidas, para ir sanos y salvos a Ecuador”, menciona Javier Ortega en el vídeo.

El 11 de abril empezó a circular un comunicado firmado por el frente Oliver Sinesterra, en el que se anunciaba la muerte de los tres ecuatorianos. "No quisieron salvarle la vida a los tres retenidos y se fueron por la vía haciendo desembarcos en varios puntos donde se encontraban los retenidos lo cual produjo su muerte", se leía en el documento. La autenticidad del comunicado no se había podido verificar por ninguno de los países.

César Navas, Ministro del Interior de Ecuador, negó que se haya realizado una operación ofensiva en la zona, y el Ministro del Interior de Colombia, Luis Carlos Villegas, apoyó dicha afirmación, aclarando que no se habían realizado acciones especiales que no fueran de conocimiento de las autoridades de Ecuador.

El 12 de abril se difundieron fotografías de los que serían los cuerpos ejecutados de los rehenes. El gobierno ecuatoriano estableció que había semejanzas en la ropa y los rostros de los hombres, pero no se confirmó su muerte. Esa misma noche, Lenin Moreno dio un plazo de 12 horas para que se entregaran pruebas de vida de los secuestrados.

Vencido el plazo, el 13 de abril, Moreno confirmó el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico. Aseguró que se reanudarán las operaciones en la frontera con Colombia y ofreció una recompensa por alias “Guacho”, líder del grupo disidente. Juan Manuel Santo, manifestó que ambos gobiernos trabajarán juntos para conocer los detalles del asesinato.

¿Cuáles son las reacciones?

Los periódicos del mundo se han solidarizado con lo sucedido y el hashtag #NosFaltan3 surge como protesta luego del abucheo que recibió el Navas, Ministro del Interior de Ecuador, mientras daba las declaraciones sobre las fotografías.

Hay indignación entre la población, periodistas y familiares sobre lo sucedido y el silencio de los gobiernos de ambos países. Nunca se presentó una comunicación oficial sobre los acercamientos humanitarios que se estaban realizando o los esfuerzos por encontrar a los tres ecuatorianos.

¿Qué pasa con el acuerdo de paz en Colombia?

Carolina Pinzón, abogada y especialista en Derechos Humanos de la Universidad Externado de Colombia, le cuenta a ACN que por tratarse de grupos residuales de las FARC, y estar categorizados como un grupo delincuencial organizado, no hay afectación al acuerdo de paz. “Es importante tener presente que quienes no se acogieron al acuerdo de paz, no gozan de sus beneficios, y por lo tanto a la luz del derecho nacional seguirán siendo combatidos como los infractores de la ley”, asegura.

“A través del Ministerio de Defensa se iniciaron tendientes a verificar el secuestro de los periodistas ecuatorianos” menciona Pinzón. El mismo día que se confirmó el asesinato de los ecuatorianos, el ministro de defensa de Colombia viajó a Ecuador, junto con el director de la Policía Nacional y el comandante de las fuerzas militares para atender la situación.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Crimen periodístico: tres voces apagadas #NosFaltan3

Un periodista, un fotógrafo y un conductor que trabajaban en el diario El Comercio en Ecuador fueron secuestrados y asesinados por el frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las FARC que opera en la frontera con este país.

La historia de Javier, Paúl y Efraín es la historia de centenares de periodistas colombianos asesinados mientras hacían su trabajo. Este no es un problema de Ecuador. Este sigue siendo nuestro problema.

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias

Por Laura Daniela Villa Méndez.

Javier Ortega, periodista de 36 años; Paúl Rivas, fotógrafo de 45 años, y Efraín Segarra, el conductor de 60 años, pasaron 19 días desaparecidos. La información de su secuestro se presentó de forma irregular y se filtraron fotos de sus cuerpos antes de la confirmación de su muerte.

¿Qué pasó el 26 de marzo?

Estos tres hombres salieron hacia la provincia de Esmeraldas con el objetivo de realizar un trabajo periodístico sobre la situación de las condiciones de vida de las personas que habitan esta zona de frontera. Según medios ecuatorianos, desde el mes de enero, se habían estado presentando ataques a la fuerza pública, y se habían registrado varios atentados con explosivos.

No se verificó si luego de la captura de los trabajadores, estos fueron trasladados al lado colombiano de la frontera o no.

 

¿Y después?

La primera prueba de vida fue difundida por el canal RCN el 3 de abril. Una grabación de 23 segundos en la que aparecen los tres hombres abrazados y con cadenas en sus cuellos. Pidieron al gobierno de Ecuador llegar a un acuerdo con los secuestradores: “Presidente Lenin Moreno, en su manos están nuestras vidas, ellos lo único que quieren es el intercambio de tres detenidos en Ecuador por nuestras vidas, para ir sanos y salvos a Ecuador”, menciona Javier Ortega en el vídeo.

El 11 de abril empezó a circular un comunicado firmado por el frente Oliver Sinesterra, en el que se anunciaba la muerte de los tres ecuatorianos. "No quisieron salvarle la vida a los tres retenidos y se fueron por la vía haciendo desembarcos en varios puntos donde se encontraban los retenidos lo cual produjo su muerte", se leía en el documento. La autenticidad del comunicado no se había podido verificar por ninguno de los países.

César Navas, Ministro del Interior de Ecuador, negó que se haya realizado una operación ofensiva en la zona, y el Ministro del Interior de Colombia, Luis Carlos Villegas, apoyó dicha afirmación, aclarando que no se habían realizado acciones especiales que no fueran de conocimiento de las autoridades de Ecuador.

El 12 de abril se difundieron fotografías de los que serían los cuerpos ejecutados de los rehenes. El gobierno ecuatoriano estableció que había semejanzas en la ropa y los rostros de los hombres, pero no se confirmó su muerte. Esa misma noche, Lenin Moreno dio un plazo de 12 horas para que se entregaran pruebas de vida de los secuestrados.

Vencido el plazo, el 13 de abril, Moreno confirmó el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico. Aseguró que se reanudarán las operaciones en la frontera con Colombia y ofreció una recompensa por alias “Guacho”, líder del grupo disidente. Juan Manuel Santo, manifestó que ambos gobiernos trabajarán juntos para conocer los detalles del asesinato.

¿Cuáles son las reacciones?

Los periódicos del mundo se han solidarizado con lo sucedido y el hashtag #NosFaltan3 surge como protesta luego del abucheo que recibió el Navas, Ministro del Interior de Ecuador, mientras daba las declaraciones sobre las fotografías.

Hay indignación entre la población, periodistas y familiares sobre lo sucedido y el silencio de los gobiernos de ambos países. Nunca se presentó una comunicación oficial sobre los acercamientos humanitarios que se estaban realizando o los esfuerzos por encontrar a los tres ecuatorianos.

¿Qué pasa con el acuerdo de paz en Colombia?

Carolina Pinzón, abogada y especialista en Derechos Humanos de la Universidad Externado de Colombia, le cuenta a ACN que por tratarse de grupos residuales de las FARC, y estar categorizados como un grupo delincuencial organizado, no hay afectación al acuerdo de paz. “Es importante tener presente que quienes no se acogieron al acuerdo de paz, no gozan de sus beneficios, y por lo tanto a la luz del derecho nacional seguirán siendo combatidos como los infractores de la ley”, asegura.

“A través del Ministerio de Defensa se iniciaron tendientes a verificar el secuestro de los periodistas ecuatorianos” menciona Pinzón. El mismo día que se confirmó el asesinato de los ecuatorianos, el ministro de defensa de Colombia viajó a Ecuador, junto con el director de la Policía Nacional y el comandante de las fuerzas militares para atender la situación.

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia