logo ucentral

2 1para portada

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Fake News: Verdaderas Mentiras

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias

 

 

El 15 de marzo se llevó a cabo el Foro: Fake News, Democracia y Posverdad organizado por el Instituto Caro y Cuervo y la Embajada de México, el cual tuvo lugar en el teatro del Gimnasio Moderno en Bogotá y contó con la participación de académicos, periodistas y analista políticos como: Juan Lozano, Alberto Salcedo Ramos, Laura Gil, María Elena Meneses, Jeanine Mondragón, Gabriel Guerra Castellanos y Javier Solórzano.

 Por: Ana Milena González Montoya

Este encuentro tuvo como eje temático la discusión en torno a las noticias falsas como un fenómeno de incidencia transnacional, que interviene en las estructuras democráticas a nivel global y configura grandes desafíos para el campo periodístico, el cual se enfrenta a un mundo donde la infoxicación es protagonista y la regulación de contenidos en el ciberespacio es apenas prematura.

Para empezar los panelistas coincidieron en afirmar que el fenómeno de las noticias falsas no es nuevo, este tiene su origen con el periodismo mismo, ya que construir una realidad ficcional a partir de un hecho coyuntural, resulta ser una herramienta eficaz, cuando de crear verdades se trata. Las noticias falsas siempre han existido, pero justo ahora estamos inmersos en un contexto donde los medios convencionales han cedido terreno a los digitales, por ello las fake news se convirtieron hoy en día en un tema de interés público; no por nada en 2016 y 2017 el diccionario de Oxford seleccionó como palabra del año ‘posverdad’ y ‘fake news’ respectivamente.

Para María Helena Meneses una periodista cuyo objeto de estudio son las redes digitales, una noticia falsa: “es una noticia creada deliberadamente con la intención de desinformar, que utiliza algunos criterios propios de la industria informativa para falsear su nombre y así confundir a la población”. En las intervenciones los panelistas expusieron que en el ciberespacio se conectan a través de redes sociales millones de personas en una aldea global que permite el intercambio de información de toda índole en tiempo real, antes eso no era posible porque los medios tradicionales tenían el poder, tenían la información en una suerte de exclusividad absoluta que limitaba a los receptores pasivos a recibir la información, consumidores de contenido sin posibilidad de verificación.

 

Ahora el panorama es distinto, se habla de prosumidores: usuarios que consumen pero también producen contenidos, esta condición recrea escenarios sumamente provechosos, pero a su vez, abre caminos para que surjan potentes amagos de desinformación y falsedad. Para el periodista Juan Lozano el fenómeno de las mentiras públicamente divulgadas no es nuevo: “nuestros países han vivido de mentiras oficiales y mentiras de los grandes medios con una dificultad adicional y es que eran monopolios informativos con mucho poder, los gobiernos han mentido a través de sus medios oficiales y la posibilidad de contrastarlo era muy limitada, por eso considero que actualmente nosotros estamos en una etapa gloriosa de la libertad de expresión y del periodismo”.

 

Por eso en la discusión se concluyó que evidentemente la inmediatez, la libre expresión, la posibilidad de informarse desde distintos frentes, hizo del internet un canal de emisión y recepción de contenidos como ningún otro. Tan atractivo como peligroso, una amenaza para el campo del periodismo y un desafío para los gobiernos actuales, quienes trabajan en gestionar normativas en el marco legal para controlar y regular los contenidos digitales sin trastocar la línea de la censura.

Para María Helena Meneses las fake news representan un gran problema internacional: “hay algo de nuevo e inédito en las noticias falsas y es su materialidad, son las redes sociales las que dispersan en segundos contenidos falsos y tienen un poder de viralizacion enorme, haciendo que las fake news se conviertan en un objeto esquivo y volátil de difícil control, por eso debemos preocuparnos, porque esta ola permanente de engaños representa un peligro para la democracia”

Los panelistas hicieron hincapié en reconocer la responsabilidad de los usuarios en la difusión de noticias falsas, ya que muchas personas comparten publicaciones en sus redes sociales, sin revisar las fuentes de información y en muchas ocasiones ni siquiera leen la totalidad del contenido. Para la doctora en ciencias sociales y políticas Jeanine Mondragón, esta tarea de constatar la veracidad de las noticias, no es exclusiva del periodismo: “todos nosotros como ciudadanos tenemos la obligación de verificar los contenidos que difundimos y replicamos”.

 

Este grupo de profesionales colombianos y mexicanos compartieron con el público no solo su conocimiento frente al tema, sino también cada intervención se complementó con experiencias personales que desde una perspectiva nacional ya fuera de Colombia o del país azteca, pretendieron elaborar una radiografía del panorama latinoamericano y mundial en términos de las fake news como un problema al que se le debe dar total importancia y especial tratamiento.

 

 El foro terminó resaltando la contribución de este tipo de encuentros académicos, los cuales posibilitan espacios de discusión que visibilizan la influencia de las noticias falsas en la opinión pública, en los procesos políticos y electorales y en general en las dinámicas sociales del mundo de hoy.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Fake News: Verdaderas Mentiras

ACN Agencia Central de Noticias Universidad Central comunicación social noticias

 

 

El 15 de marzo se llevó a cabo el Foro: Fake News, Democracia y Posverdad organizado por el Instituto Caro y Cuervo y la Embajada de México, el cual tuvo lugar en el teatro del Gimnasio Moderno en Bogotá y contó con la participación de académicos, periodistas y analista políticos como: Juan Lozano, Alberto Salcedo Ramos, Laura Gil, María Elena Meneses, Jeanine Mondragón, Gabriel Guerra Castellanos y Javier Solórzano.

 Por: Ana Milena González Montoya

Este encuentro tuvo como eje temático la discusión en torno a las noticias falsas como un fenómeno de incidencia transnacional, que interviene en las estructuras democráticas a nivel global y configura grandes desafíos para el campo periodístico, el cual se enfrenta a un mundo donde la infoxicación es protagonista y la regulación de contenidos en el ciberespacio es apenas prematura.

Para empezar los panelistas coincidieron en afirmar que el fenómeno de las noticias falsas no es nuevo, este tiene su origen con el periodismo mismo, ya que construir una realidad ficcional a partir de un hecho coyuntural, resulta ser una herramienta eficaz, cuando de crear verdades se trata. Las noticias falsas siempre han existido, pero justo ahora estamos inmersos en un contexto donde los medios convencionales han cedido terreno a los digitales, por ello las fake news se convirtieron hoy en día en un tema de interés público; no por nada en 2016 y 2017 el diccionario de Oxford seleccionó como palabra del año ‘posverdad’ y ‘fake news’ respectivamente.

Para María Helena Meneses una periodista cuyo objeto de estudio son las redes digitales, una noticia falsa: “es una noticia creada deliberadamente con la intención de desinformar, que utiliza algunos criterios propios de la industria informativa para falsear su nombre y así confundir a la población”. En las intervenciones los panelistas expusieron que en el ciberespacio se conectan a través de redes sociales millones de personas en una aldea global que permite el intercambio de información de toda índole en tiempo real, antes eso no era posible porque los medios tradicionales tenían el poder, tenían la información en una suerte de exclusividad absoluta que limitaba a los receptores pasivos a recibir la información, consumidores de contenido sin posibilidad de verificación.

 

Ahora el panorama es distinto, se habla de prosumidores: usuarios que consumen pero también producen contenidos, esta condición recrea escenarios sumamente provechosos, pero a su vez, abre caminos para que surjan potentes amagos de desinformación y falsedad. Para el periodista Juan Lozano el fenómeno de las mentiras públicamente divulgadas no es nuevo: “nuestros países han vivido de mentiras oficiales y mentiras de los grandes medios con una dificultad adicional y es que eran monopolios informativos con mucho poder, los gobiernos han mentido a través de sus medios oficiales y la posibilidad de contrastarlo era muy limitada, por eso considero que actualmente nosotros estamos en una etapa gloriosa de la libertad de expresión y del periodismo”.

 

Por eso en la discusión se concluyó que evidentemente la inmediatez, la libre expresión, la posibilidad de informarse desde distintos frentes, hizo del internet un canal de emisión y recepción de contenidos como ningún otro. Tan atractivo como peligroso, una amenaza para el campo del periodismo y un desafío para los gobiernos actuales, quienes trabajan en gestionar normativas en el marco legal para controlar y regular los contenidos digitales sin trastocar la línea de la censura.

Para María Helena Meneses las fake news representan un gran problema internacional: “hay algo de nuevo e inédito en las noticias falsas y es su materialidad, son las redes sociales las que dispersan en segundos contenidos falsos y tienen un poder de viralizacion enorme, haciendo que las fake news se conviertan en un objeto esquivo y volátil de difícil control, por eso debemos preocuparnos, porque esta ola permanente de engaños representa un peligro para la democracia”

Los panelistas hicieron hincapié en reconocer la responsabilidad de los usuarios en la difusión de noticias falsas, ya que muchas personas comparten publicaciones en sus redes sociales, sin revisar las fuentes de información y en muchas ocasiones ni siquiera leen la totalidad del contenido. Para la doctora en ciencias sociales y políticas Jeanine Mondragón, esta tarea de constatar la veracidad de las noticias, no es exclusiva del periodismo: “todos nosotros como ciudadanos tenemos la obligación de verificar los contenidos que difundimos y replicamos”.

 

Este grupo de profesionales colombianos y mexicanos compartieron con el público no solo su conocimiento frente al tema, sino también cada intervención se complementó con experiencias personales que desde una perspectiva nacional ya fuera de Colombia o del país azteca, pretendieron elaborar una radiografía del panorama latinoamericano y mundial en términos de las fake news como un problema al que se le debe dar total importancia y especial tratamiento.

 

 El foro terminó resaltando la contribución de este tipo de encuentros académicos, los cuales posibilitan espacios de discusión que visibilizan la influencia de las noticias falsas en la opinión pública, en los procesos políticos y electorales y en general en las dinámicas sociales del mundo de hoy.

ESPECIALES

CURUBITO                                          

  • Curubito No. 25
        Curibito No. 25 Por: María Camila Moreno Castiblanco      ...

EVENTOS                                           

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia