logo ucentral

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

DUNKERQUE, UNA EXPERIENCIA SENSORIAL DIFERENTE

 

 ACN

Una mirada audiovisualmente refrescante sobre un hecho poco conocido ocurrido en la II Guerra Mundial. Una película que no trata de una guerra sino de cómo sobrevivir en ella es una victoria.

 

Por: Daniel F. Beltrán.

 

Christopher Nolan, director de Memento, Inception o Interstellar, además de la trilogía de Batman, estrena en salas Dunkerque, su nueva película, esta vez sobre el conflicto bélico que marcó a Europa en el siglo XX.

 

Entré a la sala con gran expectativa porque me gusta el trabajo de Nolan, intrigado por el punto de vista que iba a caracterizar el filme, curioso por las influencias que pudiera tener del cine bélico de Steven Spielberg. Al final no salí decepcionado, tengo muchas emociones encontradas.

 

Dividida en tres momentos diferentes: muelle, mar, y aire, los espectadores del film vivimos lo que vivieron 400.00 soldados entre ingleses, franceses, belgas y canadienses, en la costa francesa donde la armada alemana los bombardeó sin piedad.

 

ACN 

 

Durante todo el filme se siente una tensión provocada por el sonido. Nolan introduce el perturbador ruido que hace el tic-tac de su reloj, sonido que potencia los momentos de angustia, miedo y zozobra que pasaban los soldados en el breve instante en el que los misiles impactaban contra sus embarcaciones. La peli avanza con un ritmo marcado por compases del reloj y la desesperación que crece cada vez más.

 

Imagínese navegando por un mar despejado cuando, de pronto, una gran corriente empieza a mecerlo de un lado a otro. Frente a usted aparece una gran tormenta de la que no piensa salir, por su cabeza solo pasan imágenes de sus sitios y seres queridos, hasta que, milagrosamente, las nubes se marchan y el sol vuelve a brillar. Así, está construido el guión de Dunkerque, tal cual es la guerra y la vida misma.

 

Contada desde el punto de vista de soldados jóvenes incluso menores que yo (18 años) quienes, impotentes ante constantes bombardeos, sufren el todo el horror de la guerra, allí algunos olvidan que son seres humanos, sale a flote el egoísmo, el miedo que todos llevan dentro cuando lo único que quieren es sobrevivir para reencontrarse con sus seres queridos, no importa si tienen que matar a otro muchacho con tal de salir con vida.

 

No se parece a otras películas bélicas ya que no vemos ni una gota de sangre, tiene un estilo particular de cine mudo, pocos efectos especiales. Claramente pertenece a la gran industria audiovisual, y se da varios lujos, pero, hay que agradecer a la industria por permitirle a Nolan cumplir sus caprichos y crear obras maestras. Por eso hay que ver Dunkerque en salas de cine, como insiste su director que ama ver cine en salas de cine, pues jamás será lo mismo verla en una pantalla de televisión.

 

Trailer:

 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD



Contáctenos