logo ucentral

2 1para portada

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

“Convertirse en periodista significaba ser puta, rechazada por la sociedad” Caddy Adzuba

Periodista, abogada y activista del Congo, Caddy Adzuba es una de las voces más indicadas en el mundo para hablar de mujeres en el conflicto. Ha sido clave para construir la paz en su país, que ha vivido varios conflictos sangrientos en el siglo XX y XXI, ha denunciado la violencia que se ejerce contra las mujeres y la utilización de las niñas y niños como soldados.  

 

Por Camila Linares y Felipe Martín

 

ACN

 

En el marco del Seminario “Mujeres y medios en procesos de paz” que se celebra desde ayer en el Teatro México de la Universidad Central, la periodista Caddy Adzuba abría la sesión de hoy, una de las charlas más esperadas de la jornada. Junto con Fabiola Calvo, la Coordinadora Nacional de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género, y Helen Papper, Directora del Centro de Información de Naciones Unidas, Adzuba relató cómo, a pesar de tener las mismas capacidades y conocimientos que los hombres, las mujeres en su país han sido sistemáticamente menospreciadas. No podían hablar en público, ni tocar temas respecto al trabajo o al estudio, su labor era puntualmente casarse tener hijos y quedarse en casa cuidándolos.

Amenazada de muerte desde que denunció la violencia sexual que sufren las mujeres de su país, ha estado a punto de morir asesinada en dos ocasiones, y tiene protección de la ONU. “Convertirse en periodista significaba ser puta, rechazada por la sociedad” sentenciaba.

En 2003 Adzuba creó la asociación de periodistas con el único objetivo de proteger a las mujeres que quisieran tomar el camino del periodismo, o tan solo escapar de una sociedad machista que les había borrado cualquier posibilidad de realizarse como seres humanos.

No obstante, mientras ellas estaban sirviendo café en su consejo de redacción miles de mujeres más estaban en guerra muriendo por la violencia que se ejerce contra ellas. Los hombres se dieron cuenta de que las mujeres llevaban las riendas de la economía local y cambiaron de estrategia para acabar con ellas. “El arma que utilizaron fue la violencia sexual, no solo a través de violaciones sino también introduciendo en sus vaginas objetos como granadas, cuchillos, botellas de caucho quemadas, trozos de madera, etc, inclusive sus cuerpos se transformaron en ceniceros” relataba esta periodista africana frente a un auditorio muy atento a lo sus palabras.

A pesar de haber realizado múltiples conversatorios en diferentes partes del mundo, aún queda mucho camino por recorrer, porque las mujeres aún no han podido tomar conciencia de la posición en la que estuvieron al ser denigradas y sometidas por los hombres y de la que se deben levantar. Adzuba, Calvo y Papper aseguraron que son muchas las armas y estrategias que se tienen para poder cambiar la historia y tener mayor participación, conciencia y poder de la mujer en la sociedad.“Es nuestra obligación y nuestro deber levantarnos para reclamar los derechos de las mujeres y terminar esta situación, debemos enfadarnos, enfadarnos mucho más y cuando estemos completamente enfadadas los hombres se arrodillaran ante nosotras y el poder estará en nuestras manos” afirmaba con contundencia Caddy Adzuba.

ACN

Esto no sucedía únicamente en el Congo, donde su guerra lleva un poco más de 20 años, sino también en países como Colombia. Fabiola Calvo, comentaba que nuestra historia no está contada con el protagonismo femenino. “Tenemos este reto porque somos un país que dice ser demócrata, estado de derecho, pero ¿cuántos medios hay en Colombia con enfoque hacía la mujer?”.

Durante los diálogos de paz con las FARC, los medios de comunicación más grandes del país, como El Espectador, la W, El Tiempo, y Caracol Radio, entre otros, hicieron en total 179 notas que hacían referencia a la participación de las mujeres en el proceso de paz.

Tanya Nijmeijer fue la mujer protagonista, una joven holandesa en la guerrilla. Lo que llamó la atención de todos es que es extranjera, guapa y con armas, algo exótico, pero sin un argumento. Eran reportajes vacíos. En total fueron 179 notas, que al compararlas con la cantidad que salen de un medio durante un día, es una cifra realmente corta. “Hemos sido parte de la información, pero mínimamente. 179 del 2012 al 2016, merecemos más” comentaba Calvo.

Tanto en Colombia como en Congo y muchos más países, la violencia ante la mujer ha sido una lacra de siglos. Sin embargo, existen mujeres como Adzuba que nos animan a salir de esta opresión. Necesitamos resurgir y hacernos sentir.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

“Convertirse en periodista significaba ser puta, rechazada por la sociedad” Caddy Adzuba

Periodista, abogada y activista del Congo, Caddy Adzuba es una de las voces más indicadas en el mundo para hablar de mujeres en el conflicto. Ha sido clave para construir la paz en su país, que ha vivido varios conflictos sangrientos en el siglo XX y XXI, ha denunciado la violencia que se ejerce contra las mujeres y la utilización de las niñas y niños como soldados.  

 

Por Camila Linares y Felipe Martín

 

ACN

 

En el marco del Seminario “Mujeres y medios en procesos de paz” que se celebra desde ayer en el Teatro México de la Universidad Central, la periodista Caddy Adzuba abría la sesión de hoy, una de las charlas más esperadas de la jornada. Junto con Fabiola Calvo, la Coordinadora Nacional de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género, y Helen Papper, Directora del Centro de Información de Naciones Unidas, Adzuba relató cómo, a pesar de tener las mismas capacidades y conocimientos que los hombres, las mujeres en su país han sido sistemáticamente menospreciadas. No podían hablar en público, ni tocar temas respecto al trabajo o al estudio, su labor era puntualmente casarse tener hijos y quedarse en casa cuidándolos.

Amenazada de muerte desde que denunció la violencia sexual que sufren las mujeres de su país, ha estado a punto de morir asesinada en dos ocasiones, y tiene protección de la ONU. “Convertirse en periodista significaba ser puta, rechazada por la sociedad” sentenciaba.

En 2003 Adzuba creó la asociación de periodistas con el único objetivo de proteger a las mujeres que quisieran tomar el camino del periodismo, o tan solo escapar de una sociedad machista que les había borrado cualquier posibilidad de realizarse como seres humanos.

No obstante, mientras ellas estaban sirviendo café en su consejo de redacción miles de mujeres más estaban en guerra muriendo por la violencia que se ejerce contra ellas. Los hombres se dieron cuenta de que las mujeres llevaban las riendas de la economía local y cambiaron de estrategia para acabar con ellas. “El arma que utilizaron fue la violencia sexual, no solo a través de violaciones sino también introduciendo en sus vaginas objetos como granadas, cuchillos, botellas de caucho quemadas, trozos de madera, etc, inclusive sus cuerpos se transformaron en ceniceros” relataba esta periodista africana frente a un auditorio muy atento a lo sus palabras.

A pesar de haber realizado múltiples conversatorios en diferentes partes del mundo, aún queda mucho camino por recorrer, porque las mujeres aún no han podido tomar conciencia de la posición en la que estuvieron al ser denigradas y sometidas por los hombres y de la que se deben levantar. Adzuba, Calvo y Papper aseguraron que son muchas las armas y estrategias que se tienen para poder cambiar la historia y tener mayor participación, conciencia y poder de la mujer en la sociedad.“Es nuestra obligación y nuestro deber levantarnos para reclamar los derechos de las mujeres y terminar esta situación, debemos enfadarnos, enfadarnos mucho más y cuando estemos completamente enfadadas los hombres se arrodillaran ante nosotras y el poder estará en nuestras manos” afirmaba con contundencia Caddy Adzuba.

ACN

Esto no sucedía únicamente en el Congo, donde su guerra lleva un poco más de 20 años, sino también en países como Colombia. Fabiola Calvo, comentaba que nuestra historia no está contada con el protagonismo femenino. “Tenemos este reto porque somos un país que dice ser demócrata, estado de derecho, pero ¿cuántos medios hay en Colombia con enfoque hacía la mujer?”.

Durante los diálogos de paz con las FARC, los medios de comunicación más grandes del país, como El Espectador, la W, El Tiempo, y Caracol Radio, entre otros, hicieron en total 179 notas que hacían referencia a la participación de las mujeres en el proceso de paz.

Tanya Nijmeijer fue la mujer protagonista, una joven holandesa en la guerrilla. Lo que llamó la atención de todos es que es extranjera, guapa y con armas, algo exótico, pero sin un argumento. Eran reportajes vacíos. En total fueron 179 notas, que al compararlas con la cantidad que salen de un medio durante un día, es una cifra realmente corta. “Hemos sido parte de la información, pero mínimamente. 179 del 2012 al 2016, merecemos más” comentaba Calvo.

Tanto en Colombia como en Congo y muchos más países, la violencia ante la mujer ha sido una lacra de siglos. Sin embargo, existen mujeres como Adzuba que nos animan a salir de esta opresión. Necesitamos resurgir y hacernos sentir.

ESPECIALES

CURUBITO                                          

  • Curubito No. 25
        Curibito No. 25 Por: María Camila Moreno Castiblanco      ...

EVENTOS                                           

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia