logo ucentral

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

“Mercados vivos”, el libro que reivindica la tradición culinaria colombiana #FILBO2017

“Mercados Vivos” es el nombre de un libro de 500 fotografías y 280 páginas en las que se leen recetas tradicionales, historias de personajes y de las más de 20 plazas en Colombia, acompañadas de imágenes de productos y paisajes.

 

Por Steffany Infante

 

ACN

 

Unas 50 personas se reunieron ayer en la FILBO para escuchar a Carlos Illera, Enrique Sánchez y Julián Estrada, investigadores de cocina, hablar de lo que más le gusta en el mundo: la comida colombiana. En “Mercados Vivos” los autores hacen un recorrido por más de 20 plazas de mercado de todo el país, aquellas que por historia, por arquitectura o por otras razones, son diferentes al resto. En ellas se muestra la diversidad de productos de Colombia, y se expone la cultura y costumbres propias de nuestras diferentes regiones. Durante la conferencia se habló de la importancia de la cocina tradicional en el país, la pérdida de identidad cultural que se genera por la influencia de la cocina extranjera, las grandes cadenas de alimentos y las prohibiciones que han surgido bajo regulaciones del INVIMA, junto al aumento de consumo de alimentos artificiales.

 

Para Illera “el único sobreviviente que queda de las plazas de comida son las mesas largas, lo demás tan solo intenta revivir”. El vivir y participar del proceso de la comida es algo que a los ‘lujosos’ restaurantes les da pena seguir, afirmaban los especialistas. Incitar al cliente a comer con frases como “le tengo la arepa quesuda”, o servir platos como el de la cola de la vaca con el cuero, coloreados con el ‘achiote’ y no con colorantes artificiales y llamar las cosas por su nombre sin intentar internacionalizarlas bajo su semántica es la forma más certera de preservar nuestro legado culinario, aseguraba Illera.

ACN

 

Los autores del libro reivindicaron la cocina “de la sazón de las manos”, porque son ellas las que hablan, las que integran el sentimiento del amor por la cocina, como explicaba el antropólogo Julián Estrada, quien añadió que “la cocina no son solo recetas, es geografía, es política”, refiriéndose a la importancia que puede tener la gastronomía tradicional en la construcción de paz.

Con frases como “somos comelones” y “un continente es lo que come” dieron fin al conversatorio. En medio del tiempo que se le regaló al público para sus comentarios, se encontró a una antigua cocinera de plaza y su hija, quienes agradecieron la labor de investigación que dio origen al libro, y entre aplausos se invitó a comer de las delicias que había en el stand. Fue una presentación muy rica en todos los sentidos.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD



Contáctenos