logo ucentral

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

El único y verdadero amor

A Juan Pablo le gusta leer. Disfruta ver como los colores, los dibujos y el texto con rimas y frases hermosas pintan con acuarelas todo un mundo desconocido, mientras se adentra en lugares que nunca se imaginó conocer. A sus diez años, disfruta de lecturas que involucran historias de aventuras, personas de otros planetas o de pilotos que se pierden en desiertos y se encuentran con pequeños príncipes, que les brindan su ayuda.

Espera que este  sea el año en que el colegio lo lleve a la Feria del Libro, ya que en sus cinco años como estudiante no lo han llevado ni una sola vez. Y eso que tiene un cinco en español. Solo ha ido algunas veces con su hermana mayor. Lo que más le gusta de la feria son todas las figuras y formas interactivas y didácticas, que se presentan ante él como una ruta del tesoro para encontrar el botín más preciado: los libros. Sabe, por su hermana, que en esta versión el país que van a invitar para poder aprender es Francia. Todo lo que sabe de ese lugar es que queda muy lejos, que está dividido por un océano entero y que las personas usan sombreros extraños en la cabeza y comen caracoles con sal. Quién sabe, tal vez sepa por qué los caracoles se comen, mientras que los ratones pueden ser cocineros cinco estrellas como en su libro ilustrado de Ratatouille.

Algunos de sus compañeros de salón dicen que leer es aburrido, y que no les gustan los libros que la profesora les deja porque son sobre animales que hablan y ellos ya son grandes para eso. Pero él sabe que los libros, además de crear mundos asombrosos, ayudan a que uno se exprese mejor, a ser mejor estudiante, a “aprender las cosas bonitas de la vida” y, lo más importante, porque si uno lee, se le quita la pena.

Una vez, cuando fueron de visita pedagógica a la Editorial Planeta para saber cómo se realizaban los libros, una mujer elegante llamada Zoraya Patiño, Jefe de Prensa de la Editorial, le dijo a su grupo que los libros “son una decisión personal. Es tan íntima que eres tú y tu libro y nadie más”, lo que le dio a entender a la profesora que los colegios deberían dejar a los estudiantes escoger los libros que les apasionen, aspecto en el que concuerda Enrique Patiño, un hombre con el cabello como el de los cantantes que le gustan a su mamá, escritor actual de las memorias de Filbo, 30 años, al decir que se necesita un “cambio educativo mucho más profundo” en el fomento de lectura infantil y juvenil.

Al final de la visita, el señor Enrique se le acercó y le regaló una boleta para asistir a ese gran evento cultural y literario. Le explica rápidamente que la Feria del libro ha sido todo un proceso de crecimiento desde sus inicios al “nacer porque no existía un espacio para fomentar la lectura e incentivarla en la época. Solo habían actividades en una feria paralela que se llamaba la Feria del Parque Santander, pero era un evento mucho más pequeño, más callejero.

 La idea como tal es congregar a todo el público y,  generar en un solo espacio, un tema muy fuerte de cultura y fomento a la lectura”, cosa que han logrado desde su fundación en 1988 y más aun cuando fue la primera feria literaria que promovió un espacio para los lectores jóvenes, abriendo un pabellón completo en Corferias para literatura infantil y juvenil, donde las futuras generaciones podían empaparse de letras y poesía como le pasó al niño de 10 años que nada entre historias de aventuras y mundos extraños.

Por el precio de solo tres pasajes de transmilenio, si presenta el carné de estudiante, Juan Pablo puede disfrutar de un paquete completo de las diez de la mañana a las ocho o nueve de la noche en donde puede participar de charlas con sus autores favoritos, actividades emocionantes con juguetes para entender historias de grandes, importantes exposiciones, en donde puede aprender sobre los países del mundo, y lo más importante, comprar sus libros favoritos con sus ilustraciones y textos preferidos para descubrir que la lectura traspasa la triste realidad del mundo y la convierte en algo mágico que traspasa fronteras,  ayudando a las almas en pena que se convierten en personas.

Ana María

A la hermana de Juan Pablo también le gusta leer. Le encanta la forma en que puede refugiarse en la lectura y sentirse identificada con un personaje de una saga de más de 300 páginas por libro. Una heroína de una distopía cercana, un ángel caído que busca su razón de existir o una chica que empieza la universidad y se enamora del chico equivocado. Pero lo que la apasiona de verdad, es esa adrenalina que quema en las venas cuando a la protagonista pasa pruebas insuperables, ese sentimiento de frustración cuando los personajes toman decisiones equivocadas, lo que provoca que se cierre el libro con brusquedad y se le llene el cuerpo de una ira contenida hacia él, o esos escalofríos deliciosos que pasan por el cuerpo cuando el tan anhelado beso se presenta.

A sus 16 años, ya es toda una señorita, por lo que su literatura empezó con pequeños cuentos, pasando a grandes trilogías y Bestsellers que muchas veces son de los Youtubers o de las historias que en formatos digitales rompen records y se transforman en libros físicos vendidos como pan caliente. De hecho, una de sus historias favoritas llamada After, empezó como un fanfic: un relato escrito por fans que toma como personajes a figuras importantes del momento de ficción y no ficción. Esta por ejemplo, tenía como protagonista al cantante de la banda One Direction, Harry Styles, pero por cuestiones de derechos de autor, los nombres tuvieron que ser removidos. Tuvo la sorprendente cantidad de 11 millones de likes y 5 millones de comentarios en todo el mundo.

Ana sabe que muchas de sus amigas empezaron a leer gracias a los libros de los Youtubers, razón por la cual se vio arrastrada por su combo, a la firma de su libro en la Feria del año pasado a ver a Germán Garmendia, pues el colegio tampoco las llevó. Su llegada ocasionó la cerrada de las taquillas de Corferias en donde se estima estuvieron casi 6.000 visitantes, solo en ese día. Hubo muchas opiniones divididas acerca de este acontecimiento, pero para ella, ver a un chileno que hoy en día tiene casi 40 millones de suscriptores, fue un sueño hecho realidad. Zoraya comenta al respecto que “la diversidad es lo que atrae, y allí se encuentra este nuevo campo literario. Este evento fue positivo”.

Pero no todo queda ahí. Pues los eventos y las conferencias con sus autoras favoritas llegan a todas horas del día en la Filbo. Los puestos de las grandes editoriales con concursos y sillones de lectura, son un plus que la animan así el cielo capitalino decida desatar su furia tormentosa en el recinto ferial mas grande de la ciudad. Estos lugares son en realidad novedosos en el mundo pues “La primera Feria del libro del mundo que abre espacios para los lectores jóvenes es la de Bogotá ya que abre un pabellón juvenil e infantil específicamente” comenta Enrique Patiño. Esta es una razón más por la cual los jóvenes disfrutan más de un evento como este.

A Ana le gustaría que todos se enamoraran de la lectura como ella lo ha hecho, pero sabe que eso que empieza por el colegio, se convierte en una restricción en tanto se imponen lecturas que pueden aburrir al estudiante por el simple hecho de que no lo entienden. “A veces nos imponen unos libros que de pronto nos cuesta leer y lo peor que nos puede pasar, es sentir una derrota frente a algo y lo primero que dicen es: ‘yo no sirvo para eso’. Ahí se daña todo el proceso” dice la Jefe de Prensa de Planeta. Argumento con el que esta chica de 16 años está de acuerdo, pues la lectura ayuda a la gente de maneras inimaginables y el hecho de poder disfrutar un libro y no leerlo por obligación sino por gusto, es uno de los mejores regalos que le han dado a ella. Lo importante es seguir buscando, hay un mar de libros allí afuera para toda clase de pescadores, que esperan ser encontrados para cautivar mentes y corazones.

Feria del Libro 2017

Estos hermanos esperan poder disfrutar de una nueva Feria que este año cumple 30 años de existencia, en donde nos esperan tres premios nobel de literatura: Jean-Marie Gustave Le Clézio, V. S. Naipaul, J.M Coetze, además de un autor reconocido Jhon Katzenbach escritor del Psicoanalista y La Historia del Loco, por mencionar algunos de sus trabajos más destacados. Las sorpresas este año no se van a hacer esperar y la música, poesía, ensayo y arte, junto con Francia como país invitado, se reúnen una vez más para apasionar los corazones de miles de personas que por medio de unas hojas encuadernadas, descubrieron el único y verdadero amor: la lectura.

ACN

ACN

Por: Bárbara L. Melo E.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD



Contáctenos