logo ucentral

adios semestre ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Alimentándose de sobras

A las 5:45 de la mañana empieza la reunión de los freegans (personas dedicadas a recolectar alimentos de las canecas y a suplir sus necesidades de manera gratuita) en la Plaza de Mercado Corabastos, lugar donde a diario se botan toneladas de comida.

Los freegans nacieron en Nueva York, en el corazón del Capitalismo de Estados Unidos. El término viene de  free “libre o gratis” y gan de “veganismo”, es un movimiento social que va en contra del consumo desmedido, el despilfarro y el desecho de productos por cantidad. Según cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), Colombia produce 4.000 de toneladas de comida al año y la mitad va a las basuras.

Desde el año 2014, Esteban Galindo es freegan y considera que “el ser humano es muy egoísta y no comparte lo que le sobra”. Su actitud es una respuesta ante un sistema que hoy nos consume con la producción desmedida de basura. Vivimos en un ciclo muy lineal basado en comprar, usar y desechar por placer mas no por necesidad, este ciclo está generando contaminación al medio ambiente.

Esteban y su amigo Jhon llevaron bolsas y costales para empacar la comida que van encontrando poco a poco en los contenedores de basura; lechugas, cebollas, plátanos, aguacates, apios, zanahorias, mazorcas, manzanas y hasta sukini.

Esteban empezó siendo vegano pero luego se dio cuenta que hay una gran producción de agricultura pecuaria que le hace daño al medio ambiente. Entre sus preocupaciones está la lucha por una sociedad vegana, ya que podría salvar al planeta y frenar el calentamiento global.

Según él “es una mierda que se críe una vaca para que muera siendo alimento para la gente. Además que hay una sobrepoblación de reses, pollos y cerdos sólo por el consumo desmedido de productos cárnicos”. La comida para una sola vaca puede alimentar a 10 personas.

Los freegans se han adaptado al sistema capitalista, ellos consideran que se puede aprovechar al máximo sus debilidades, por ejemplo; botar comida en buen estado. Es difícil pero se puede cuando se dejan de lado las banalidades y las falsas creencias que apoyan el consumo, el uso de marcas y la moda, que genera desechos a diario como la industria textil.

Dentro de sus prácticas, los freegans consideran que están en busca de la libertad, y para ellos significa no depender de las drogas, el trago o de un hijo. Al tener hijos se vuelven esclavos del dinero y del trabajo, todo para que no pase hambre. Están en la búsqueda de ser sostenibles, producir para consumir lo necesario evitando desperdicios, por eso consideran que ser antinatalistas hace parte de proteger al medio ambiente.

A las 8 de la mañana Jhon y Esteban ya han recolectado más de 3 bolsas de alimentos encontrados entre las canecas de la plaza, algunos están en buen estado, otros se encuentran dañados por un lado y consideran que pueden utilizarlos cortando la parte afectada.

La estética de los alimentos produce más desperdicios ya que no venden ni compran productos con alguna magulladura y generan más basura que los freegans hoy están aprovechando. “La comida no lleva mucho tiempo en las canecas, consideramos que no representan un factor de riesgo bastante significativo, las verduras se desinfectan”, agrega Esteban

Los riesgos de ser freegan

Hay riesgos que corren las personas que recuperan comidas de las canecas, también se enfrentan a infecciones y bacterias. Para el médico general César Jaimes: “El riesgo de consumir alimentos sacados de la basura es que pueden presentar cualquier patología hepática o gastrointestinal, estas comidas no están aptas para el consumo ya que no se encuentran con la calidad de salubridad”.

En Bogotá aproximadamente hay 25 freegans que realizan jornadas de recolección de alimentos en las plazas de mercado. En el estilo de vida freegan también hay otros aspectos, uno de ellos son las “gratiferias”. Las “gratiferias” donde se reúnen para regalar lo que consideran que no tiene valor de uso para ellos y que le puede servir a otra persona. Las “gratiferias” son la trascendencia del trueque donde no hay un intercambio, simplemente dice su lema: lleva lo que quieras o nada, trae lo que quieras o nada.


ACN

ACN

ACN

Por: Nicolás Poveda Duarte

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Alimentándose de sobras

A las 5:45 de la mañana empieza la reunión de los freegans (personas dedicadas a recolectar alimentos de las canecas y a suplir sus necesidades de manera gratuita) en la Plaza de Mercado Corabastos, lugar donde a diario se botan toneladas de comida.

Los freegans nacieron en Nueva York, en el corazón del Capitalismo de Estados Unidos. El término viene de  free “libre o gratis” y gan de “veganismo”, es un movimiento social que va en contra del consumo desmedido, el despilfarro y el desecho de productos por cantidad. Según cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), Colombia produce 4.000 de toneladas de comida al año y la mitad va a las basuras.

Desde el año 2014, Esteban Galindo es freegan y considera que “el ser humano es muy egoísta y no comparte lo que le sobra”. Su actitud es una respuesta ante un sistema que hoy nos consume con la producción desmedida de basura. Vivimos en un ciclo muy lineal basado en comprar, usar y desechar por placer mas no por necesidad, este ciclo está generando contaminación al medio ambiente.

Esteban y su amigo Jhon llevaron bolsas y costales para empacar la comida que van encontrando poco a poco en los contenedores de basura; lechugas, cebollas, plátanos, aguacates, apios, zanahorias, mazorcas, manzanas y hasta sukini.

Esteban empezó siendo vegano pero luego se dio cuenta que hay una gran producción de agricultura pecuaria que le hace daño al medio ambiente. Entre sus preocupaciones está la lucha por una sociedad vegana, ya que podría salvar al planeta y frenar el calentamiento global.

Según él “es una mierda que se críe una vaca para que muera siendo alimento para la gente. Además que hay una sobrepoblación de reses, pollos y cerdos sólo por el consumo desmedido de productos cárnicos”. La comida para una sola vaca puede alimentar a 10 personas.

Los freegans se han adaptado al sistema capitalista, ellos consideran que se puede aprovechar al máximo sus debilidades, por ejemplo; botar comida en buen estado. Es difícil pero se puede cuando se dejan de lado las banalidades y las falsas creencias que apoyan el consumo, el uso de marcas y la moda, que genera desechos a diario como la industria textil.

Dentro de sus prácticas, los freegans consideran que están en busca de la libertad, y para ellos significa no depender de las drogas, el trago o de un hijo. Al tener hijos se vuelven esclavos del dinero y del trabajo, todo para que no pase hambre. Están en la búsqueda de ser sostenibles, producir para consumir lo necesario evitando desperdicios, por eso consideran que ser antinatalistas hace parte de proteger al medio ambiente.

A las 8 de la mañana Jhon y Esteban ya han recolectado más de 3 bolsas de alimentos encontrados entre las canecas de la plaza, algunos están en buen estado, otros se encuentran dañados por un lado y consideran que pueden utilizarlos cortando la parte afectada.

La estética de los alimentos produce más desperdicios ya que no venden ni compran productos con alguna magulladura y generan más basura que los freegans hoy están aprovechando. “La comida no lleva mucho tiempo en las canecas, consideramos que no representan un factor de riesgo bastante significativo, las verduras se desinfectan”, agrega Esteban

Los riesgos de ser freegan

Hay riesgos que corren las personas que recuperan comidas de las canecas, también se enfrentan a infecciones y bacterias. Para el médico general César Jaimes: “El riesgo de consumir alimentos sacados de la basura es que pueden presentar cualquier patología hepática o gastrointestinal, estas comidas no están aptas para el consumo ya que no se encuentran con la calidad de salubridad”.

En Bogotá aproximadamente hay 25 freegans que realizan jornadas de recolección de alimentos en las plazas de mercado. En el estilo de vida freegan también hay otros aspectos, uno de ellos son las “gratiferias”. Las “gratiferias” donde se reúnen para regalar lo que consideran que no tiene valor de uso para ellos y que le puede servir a otra persona. Las “gratiferias” son la trascendencia del trueque donde no hay un intercambio, simplemente dice su lema: lleva lo que quieras o nada, trae lo que quieras o nada.


ACN

ACN

ACN

Por: Nicolás Poveda Duarte

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia