logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Soy arte, soy humano, soy Jean Paul

Sara Barrera Mora

Jean Paul, estudiante de veterinaria y miembro del colectivo LGTBIQ, ha experimentado a través de su homosexualidad, el mundo femenino, dejando claro que la sociedad es un factor que se debe dejar a un lado para disfrutar de la exploración del cuerpo y evitar ser víctima de la discriminación.

Sofía, así se hace llamar cuando el arte de lo femenino invade su cuerpo y se convierte en un personaje libre.Soy arte soy humanos soy Jean Paul 2

S.B:¿Qué lo motivó a vestirse y dar vida a la mujer en su cuerpo?

J.P: He pensado en varias ocasiones que sí soy una mujer por mis rasgos a la hora de maquillarme. Sentía la necesidad de hacerlo, de explotar lo femenino, de recrear el mundo paralelo y más que Daniel (primo de Jean) fue el que me apoyo para hacerlo, ya llevo 4 años. Debo confesar que al principio hay mucha inseguridad, no te lo niego, pero ya después eso se vuelve parte de tu vida.

S.B :Jean ¿En qué ocasiones luce las vestimentas femeninas?

J.P: Lo hago más que todo en momentos para salir a bailar, poder explorar y explotar mi parte femenina, lo cual no es malo que la gente se de cuenta que es un arte, vestirme de mujer no significa que deje de ser hombre. Soy arte, soy humano.

S.B :En un día “casual” ¿Ha usado esta personificación?

J.P: No, siempre lo hago para fiestas, me encantaría hacerlo y también en vestirme así en fundaciones para mostrar mi talento en el canto, con el fin de recoger apoyos para las personas vulnerables, jóvenes discapacitados o personas con enfermedades.

S.B :¿Cómo se describe cuando viste de mujer?

J.P: Empoderada, diva, sociable. Me pongo en los zapatos de ellas e intento lo más posible ser como ellas, integrada, una dama.

S.B :¿Qué críticas ha recibido por explorar el “mundo de lo femenino”?

J.P: Críticas constructivas a la hora de vestirme, elogios por tener los pantalones de hacerlo, porque no cualquiera lo hace y eso que ya está de moda.

S.B :En su familia ¿Qué impacto provocó el que usted vistiera de mujer?

J.P: Pues los únicos que saben son mis primos, mis tías y mi abuela, los demás lo suponen pero, no importa lo que piensen la verdad. Me preguntaban el porqué lo hacía y yo les explicaba y me decían: “Con tal de que te sientas bien, no hay nada que criticar”. A mis primas les encantaba que me vistiera de mujer. Por parte de mi mamá si habían críticas malas. 

Soy arte soy humano soy Jean PaulS.B :¿Cuál era la posición de su mamá de su forma de expresión y exploración?

J.P: Decía que prefería que hubiese sido drogadicto, que me veía fea, hasta que un día la confronte y le mostré que es un arte más no una vulgaridad. Hoy en día lo respeta porque le expuse el mundo y la verdadera esencia.

S.B :En el momento que dio a conocer su homosexualidad ¿Percibió algún comportamiento homofóbico, ya sea verbal o físico?

J.P: En el año 2015 que dije que soy gay hasta el día de hoy, no he recibido ningún tipo de respuesta homofóbica, ni verbal, ni física.

Siempre he sido respetuoso frente a la sociedad, yo tengo mis espacios para tener algún tipo de relación afectiva como un beso o un agarrón de manos. Los demás también aspiran respeto por parte de uno y yo de ellos.

S.B:Entonces ¿le incomodan las relaciones afectivas en público de cualquier persona?

J.P: No estrictamente incomodidad, solo que a mi pensar, tengo espacios, lugares específicos donde puedo recrear mis afectos, no lo hago donde la sociedad se sienta incómoda, porque de allí vienen los comportamientos homofóbicos.

S.B: Pero, de alguna u otra forma está privando de su libertad de expresión para evitar la homofobia ¿Se siente prisionero de su condición sexual gracias a la sociedad?

J.P: No es privarme de la libertad, es simplemente respeto hacia mi, no tengo que ser gay y demostrar una parte femenina frente a la sociedad. Soy una persona libre porque no tengo que esconder y no tengo miedo de decir libremente que soy gay, sin embargo, pienso que estamos en una sociedad que no está preparada en ver acciones afectivas entre dos hombres o dos mujeres, y así lo estuvieran, yo seguiría pensando que hay espacios donde me pueda expresar.

S.B:En el caso que llegara a ser víctima en una situación homofóbica ¿Cuál cree que sería su reacción?

J.P: Indiferencia, no me preocupa, porque serían personas con un pensamiento primitivo y sin educación. No hay que darle importancia a esos comentarios sabiendo que la única persona que se debe cuestionar es uno mismo de lo bueno o malo.

S.B: ¿Qué prejuicios y estereotipos cree que se reflejan en la sociedad frente a la comunidad LGTBIQ?

J.P: En muchos casos el bullying se presenta hasta en la misma comunidad LGTBIQ, la homofobia se refleja entre quien más afeminado y más macho. Por ejemplo, se escuchan comentarios negativos de una una mujer de pelo corto y vestida de ropa ancha, porque la tildan de “machorra” o el gay que es afeminado lo llaman  “bota plumas”. La misma comunidad se encarga crear prejuicios. Las mujeres trans son discriminadas en establecimientos públicos como bancos, discotecas, entre otros, son rechazadas.

Hay muchos factores que no permiten ver la esencia de una persona. Para mí el género es inexistente, uno está perfectamente educado para saber qué y quién quiere ser, lo que importa es cómo te sientas.

S.B: ¿El problema de la homofobia podría radicar desde la misma comunidad? ¿La sociedad sería un factor secundario para promoverla?

J.P: Efectivamente, todo comienza dentro de la comunidad no de la sociedad de nuestro alrededor, nosotros mismos nos encargamos de todo y es por eso que la sociedad nos trata así.

Para mí sí, el primero en la comunidad y el segundo es la sociedad.

S.B:Suena contradictorio, pero ¿Ha tenido comportamientos homofóbicos?

J.P: Se podría decir que sí, ya que así sea jugando uno trata a otros con términos como “marica”, “puta”, “perra”, entre otros, me disculpo por las expresiones, pero pienso que ya hay discriminación y homofobia usando esas palabras.

S.B:Jean ¿Cuál cree que es la importancia de la comunidad LGTBIQ dentro de la sociedad?Soy arte soy humano soy Jean Paul 3

J.P: Que el respeto y la unión se ven reflejados para construir y enseñar que todos somos iguales, a pesar de tener gustos diferentes.

S.B: Jean, para finalizar ¿Cómo ve la diversidad en la actualidad?

J.P: Ha mejorado mucho, la gente se le ha quitado el miedo, los espacios para la comunidad han crecido, vamos mejorando. Conozco muchas personas y grupos que han hecho lo posible para que los derechos sean reconocidos y reflejados.

Como Jean Paul, varios miembros de la comunidad LGTBIQ disfrutan y crean un significado de la personificación, logrando expandir un mensaje sobre las facetas que el cuerpo humano puede recrear, dejando de lado los prototipos de género y demostrando que es posible “ponerse en los zapatos del otro”. 

La indiferencia de Jean Paul hacia la mirada que la sociedad tiene sobre él, es importante para lograr ser Sofía, no es fácil dejar las inseguridades, pero tampoco es imposible lograrlo. Jean Paul, nos deja en evidencia que la homofobia se puede presentar de forma no intencional y se podría mencionar que, él mismo, miembro de la comunidad LGTBIQ, podria ser victima de discriminación por él mismo. 

Este problema social permite analizar que otras afectaciones personales, como la baja autoestima, podrían dar acceso a la negación de los derechos mismos y a ocultar lo que realmente se es, algo así como encerrarse en una cárcel dentro de uno mismo.

 

 

Visita otros artículos relacionados:

http://acn.ucentral.co/diversidades/3782-mi-casa-mi-infierno-2

http://acn.ucentral.co/diversidades/3873-mas-igualdad-por-favor

 

ACTUALIDAD

Soy arte, soy humano, soy Jean Paul

Sara Barrera Mora

Jean Paul, estudiante de veterinaria y miembro del colectivo LGTBIQ, ha experimentado a través de su homosexualidad, el mundo femenino, dejando claro que la sociedad es un factor que se debe dejar a un lado para disfrutar de la exploración del cuerpo y evitar ser víctima de la discriminación.

Sofía, así se hace llamar cuando el arte de lo femenino invade su cuerpo y se convierte en un personaje libre.Soy arte soy humanos soy Jean Paul 2

S.B:¿Qué lo motivó a vestirse y dar vida a la mujer en su cuerpo?

J.P: He pensado en varias ocasiones que sí soy una mujer por mis rasgos a la hora de maquillarme. Sentía la necesidad de hacerlo, de explotar lo femenino, de recrear el mundo paralelo y más que Daniel (primo de Jean) fue el que me apoyo para hacerlo, ya llevo 4 años. Debo confesar que al principio hay mucha inseguridad, no te lo niego, pero ya después eso se vuelve parte de tu vida.

S.B :Jean ¿En qué ocasiones luce las vestimentas femeninas?

J.P: Lo hago más que todo en momentos para salir a bailar, poder explorar y explotar mi parte femenina, lo cual no es malo que la gente se de cuenta que es un arte, vestirme de mujer no significa que deje de ser hombre. Soy arte, soy humano.

S.B :En un día “casual” ¿Ha usado esta personificación?

J.P: No, siempre lo hago para fiestas, me encantaría hacerlo y también en vestirme así en fundaciones para mostrar mi talento en el canto, con el fin de recoger apoyos para las personas vulnerables, jóvenes discapacitados o personas con enfermedades.

S.B :¿Cómo se describe cuando viste de mujer?

J.P: Empoderada, diva, sociable. Me pongo en los zapatos de ellas e intento lo más posible ser como ellas, integrada, una dama.

S.B :¿Qué críticas ha recibido por explorar el “mundo de lo femenino”?

J.P: Críticas constructivas a la hora de vestirme, elogios por tener los pantalones de hacerlo, porque no cualquiera lo hace y eso que ya está de moda.

S.B :En su familia ¿Qué impacto provocó el que usted vistiera de mujer?

J.P: Pues los únicos que saben son mis primos, mis tías y mi abuela, los demás lo suponen pero, no importa lo que piensen la verdad. Me preguntaban el porqué lo hacía y yo les explicaba y me decían: “Con tal de que te sientas bien, no hay nada que criticar”. A mis primas les encantaba que me vistiera de mujer. Por parte de mi mamá si habían críticas malas. 

Soy arte soy humano soy Jean PaulS.B :¿Cuál era la posición de su mamá de su forma de expresión y exploración?

J.P: Decía que prefería que hubiese sido drogadicto, que me veía fea, hasta que un día la confronte y le mostré que es un arte más no una vulgaridad. Hoy en día lo respeta porque le expuse el mundo y la verdadera esencia.

S.B :En el momento que dio a conocer su homosexualidad ¿Percibió algún comportamiento homofóbico, ya sea verbal o físico?

J.P: En el año 2015 que dije que soy gay hasta el día de hoy, no he recibido ningún tipo de respuesta homofóbica, ni verbal, ni física.

Siempre he sido respetuoso frente a la sociedad, yo tengo mis espacios para tener algún tipo de relación afectiva como un beso o un agarrón de manos. Los demás también aspiran respeto por parte de uno y yo de ellos.

S.B:Entonces ¿le incomodan las relaciones afectivas en público de cualquier persona?

J.P: No estrictamente incomodidad, solo que a mi pensar, tengo espacios, lugares específicos donde puedo recrear mis afectos, no lo hago donde la sociedad se sienta incómoda, porque de allí vienen los comportamientos homofóbicos.

S.B: Pero, de alguna u otra forma está privando de su libertad de expresión para evitar la homofobia ¿Se siente prisionero de su condición sexual gracias a la sociedad?

J.P: No es privarme de la libertad, es simplemente respeto hacia mi, no tengo que ser gay y demostrar una parte femenina frente a la sociedad. Soy una persona libre porque no tengo que esconder y no tengo miedo de decir libremente que soy gay, sin embargo, pienso que estamos en una sociedad que no está preparada en ver acciones afectivas entre dos hombres o dos mujeres, y así lo estuvieran, yo seguiría pensando que hay espacios donde me pueda expresar.

S.B:En el caso que llegara a ser víctima en una situación homofóbica ¿Cuál cree que sería su reacción?

J.P: Indiferencia, no me preocupa, porque serían personas con un pensamiento primitivo y sin educación. No hay que darle importancia a esos comentarios sabiendo que la única persona que se debe cuestionar es uno mismo de lo bueno o malo.

S.B: ¿Qué prejuicios y estereotipos cree que se reflejan en la sociedad frente a la comunidad LGTBIQ?

J.P: En muchos casos el bullying se presenta hasta en la misma comunidad LGTBIQ, la homofobia se refleja entre quien más afeminado y más macho. Por ejemplo, se escuchan comentarios negativos de una una mujer de pelo corto y vestida de ropa ancha, porque la tildan de “machorra” o el gay que es afeminado lo llaman  “bota plumas”. La misma comunidad se encarga crear prejuicios. Las mujeres trans son discriminadas en establecimientos públicos como bancos, discotecas, entre otros, son rechazadas.

Hay muchos factores que no permiten ver la esencia de una persona. Para mí el género es inexistente, uno está perfectamente educado para saber qué y quién quiere ser, lo que importa es cómo te sientas.

S.B: ¿El problema de la homofobia podría radicar desde la misma comunidad? ¿La sociedad sería un factor secundario para promoverla?

J.P: Efectivamente, todo comienza dentro de la comunidad no de la sociedad de nuestro alrededor, nosotros mismos nos encargamos de todo y es por eso que la sociedad nos trata así.

Para mí sí, el primero en la comunidad y el segundo es la sociedad.

S.B:Suena contradictorio, pero ¿Ha tenido comportamientos homofóbicos?

J.P: Se podría decir que sí, ya que así sea jugando uno trata a otros con términos como “marica”, “puta”, “perra”, entre otros, me disculpo por las expresiones, pero pienso que ya hay discriminación y homofobia usando esas palabras.

S.B:Jean ¿Cuál cree que es la importancia de la comunidad LGTBIQ dentro de la sociedad?Soy arte soy humano soy Jean Paul 3

J.P: Que el respeto y la unión se ven reflejados para construir y enseñar que todos somos iguales, a pesar de tener gustos diferentes.

S.B: Jean, para finalizar ¿Cómo ve la diversidad en la actualidad?

J.P: Ha mejorado mucho, la gente se le ha quitado el miedo, los espacios para la comunidad han crecido, vamos mejorando. Conozco muchas personas y grupos que han hecho lo posible para que los derechos sean reconocidos y reflejados.

Como Jean Paul, varios miembros de la comunidad LGTBIQ disfrutan y crean un significado de la personificación, logrando expandir un mensaje sobre las facetas que el cuerpo humano puede recrear, dejando de lado los prototipos de género y demostrando que es posible “ponerse en los zapatos del otro”. 

La indiferencia de Jean Paul hacia la mirada que la sociedad tiene sobre él, es importante para lograr ser Sofía, no es fácil dejar las inseguridades, pero tampoco es imposible lograrlo. Jean Paul, nos deja en evidencia que la homofobia se puede presentar de forma no intencional y se podría mencionar que, él mismo, miembro de la comunidad LGTBIQ, podria ser victima de discriminación por él mismo. 

Este problema social permite analizar que otras afectaciones personales, como la baja autoestima, podrían dar acceso a la negación de los derechos mismos y a ocultar lo que realmente se es, algo así como encerrarse en una cárcel dentro de uno mismo.

 

 

Visita otros artículos relacionados:

http://acn.ucentral.co/diversidades/3782-mi-casa-mi-infierno-2

http://acn.ucentral.co/diversidades/3873-mas-igualdad-por-favor

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia