logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

GUIDO MOSQUERA RAMOS - EL MEJOR COACH DE BALONCESTO DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL.

23

                                                         Universidad Central, campeón Nacional Juegos Universitarios en el año 1993.

                                                                   

 

El chocoano Guido Mosquera Ramos, nació en Quibdó el 9 de octubre de 1957, con un don único para el baloncesto. Su padre, Dimas Mosquera, tenía mucho interés en que Guido se dedicara al estudio. Con esta mentalidad, lo envió hacia Bogotá cuando él tenía 17 años y se acababa de graduar del colegio; iba a estudiar biología en la Universidad Distrital, pero se unió a la Liga de Bogotá de baloncesto y el rumbo de su vida cambió totalmente.

 “Mi papá me mandó para Bogotá a estudiar, pero el baloncesto me pudo más. Inicialmente llegué a donde uno de mis hermanos, estaba radicado acá y no hubo problemas. Me vinculé con la Liga de Bogotá y ahí se me abrieron muchas puertas”, expresó.

Desde ese momento, el baloncesto se había transformado en su adicción y su estatura (1,91 metros) lo convertía en uno de los mejores postes del país. Primero tuvo un papel muy importante en las categorías juveniles, pero su calidad lo llevó rápidamente a destacarse jugando con los profesionales, eso sí, ahí tuvo que cambiar de posición y adaptarse a la posición de alero. Estos movimientos tácticos le sirvieron para ser un jugador más dotado: anotaba, ganaba rebotes y asistía, siendo de esta manera un jugador más completo. Su excelente baloncesto lo llevó a ser seleccionado como uno de los mejores jugadores colombianos en un torneo en Taiwán, tener medios tiempos en el campeonato nacional en los que anotaba 28 puntos, con la mano bien calibrada y sin fallar ningún lanzamiento. Sin duda alguna fue y será siendo uno de los genios de este deporte. 

Además, lleva 28 años como entrenador de los equipos de baloncesto masculinos y femeninos de la Universidad Central, con un proyecto claro: que los estudiantes combinen el deporte y el estudio para el desarrollo profesional.  

“Cuando yo inicié a dar clases en la Central solo el 10% de los estudiantes que practicaban deporte se graduaban. Nos propusimos con un grupo a cambiar eso y que ellos pudieran jugar y estudiar; para eso se dan las becas, y ahora el 95 por ciento se gradúa. Mi aporte ha sido aconsejar y mostrarles que sí se puede. Les digo que el deporte no es para toda la vida, y el estudio si , que aprovechen esta gran oportunidad que le está dando la Universidad Central”.

 

24

Soy Steffi Natalia Sánchez Lugo,  una apasionada a este deporte, pupila de este grandioso ser humano y profesional, que se dedica a formar primero personas y después deportistas, con un toque mágico marcando la diferencia de muchos entrenadores. Para él, ninguna jugadora es indispensable, todas somos importantes por fuera y por dentro de la cancha. Me sorprende la manera como nos enseña a jugar, siempre en equipo, siempre nos hace evaluaciones, pero siempre estará presente en mi vida un parcial que nunca podré olvidar: si tiene al lado a la jugadora estrella, y al otro lado la jugadora no estrella y a falta 5 segundos para terminar el partido,  ¿a quién prefiere pasar el balón? A la jugadora no estrella, porque en la selección femenina de baloncesto de la Universidad Central no hay jugadoras estrellas, hay excelentes personas y deportistas, y ¡qué respuesta tan sabia! Donde quiera que vaya diré con orgullo que soy la pupila de Guido Mosquera Ramos, el mejor entrenador de la historia de la Universidad Central.

DEPORTES

ACTUALIDAD

GUIDO MOSQUERA RAMOS - EL MEJOR COACH DE BALONCESTO DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL.

23

                                                         Universidad Central, campeón Nacional Juegos Universitarios en el año 1993.

                                                                   

 

El chocoano Guido Mosquera Ramos, nació en Quibdó el 9 de octubre de 1957, con un don único para el baloncesto. Su padre, Dimas Mosquera, tenía mucho interés en que Guido se dedicara al estudio. Con esta mentalidad, lo envió hacia Bogotá cuando él tenía 17 años y se acababa de graduar del colegio; iba a estudiar biología en la Universidad Distrital, pero se unió a la Liga de Bogotá de baloncesto y el rumbo de su vida cambió totalmente.

 “Mi papá me mandó para Bogotá a estudiar, pero el baloncesto me pudo más. Inicialmente llegué a donde uno de mis hermanos, estaba radicado acá y no hubo problemas. Me vinculé con la Liga de Bogotá y ahí se me abrieron muchas puertas”, expresó.

Desde ese momento, el baloncesto se había transformado en su adicción y su estatura (1,91 metros) lo convertía en uno de los mejores postes del país. Primero tuvo un papel muy importante en las categorías juveniles, pero su calidad lo llevó rápidamente a destacarse jugando con los profesionales, eso sí, ahí tuvo que cambiar de posición y adaptarse a la posición de alero. Estos movimientos tácticos le sirvieron para ser un jugador más dotado: anotaba, ganaba rebotes y asistía, siendo de esta manera un jugador más completo. Su excelente baloncesto lo llevó a ser seleccionado como uno de los mejores jugadores colombianos en un torneo en Taiwán, tener medios tiempos en el campeonato nacional en los que anotaba 28 puntos, con la mano bien calibrada y sin fallar ningún lanzamiento. Sin duda alguna fue y será siendo uno de los genios de este deporte. 

Además, lleva 28 años como entrenador de los equipos de baloncesto masculinos y femeninos de la Universidad Central, con un proyecto claro: que los estudiantes combinen el deporte y el estudio para el desarrollo profesional.  

“Cuando yo inicié a dar clases en la Central solo el 10% de los estudiantes que practicaban deporte se graduaban. Nos propusimos con un grupo a cambiar eso y que ellos pudieran jugar y estudiar; para eso se dan las becas, y ahora el 95 por ciento se gradúa. Mi aporte ha sido aconsejar y mostrarles que sí se puede. Les digo que el deporte no es para toda la vida, y el estudio si , que aprovechen esta gran oportunidad que le está dando la Universidad Central”.

 

24

Soy Steffi Natalia Sánchez Lugo,  una apasionada a este deporte, pupila de este grandioso ser humano y profesional, que se dedica a formar primero personas y después deportistas, con un toque mágico marcando la diferencia de muchos entrenadores. Para él, ninguna jugadora es indispensable, todas somos importantes por fuera y por dentro de la cancha. Me sorprende la manera como nos enseña a jugar, siempre en equipo, siempre nos hace evaluaciones, pero siempre estará presente en mi vida un parcial que nunca podré olvidar: si tiene al lado a la jugadora estrella, y al otro lado la jugadora no estrella y a falta 5 segundos para terminar el partido,  ¿a quién prefiere pasar el balón? A la jugadora no estrella, porque en la selección femenina de baloncesto de la Universidad Central no hay jugadoras estrellas, hay excelentes personas y deportistas, y ¡qué respuesta tan sabia! Donde quiera que vaya diré con orgullo que soy la pupila de Guido Mosquera Ramos, el mejor entrenador de la historia de la Universidad Central.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia