logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Crónica: El famoso plagio

PlagioPor: Nicolás Gómez Garzón

Ya casi se cumple un año desde el suceso que hoy me tiene condicionado en mi institución educativa, un año en el que he podido reflexionar sobre la toma de decisiones tan abruptas en momentos de poco tiempo, y esta decisión, no ha sido más que un problema para mi vida cotidiana desde el momento en que la tomé.

Como la mayoría de universitarios terminando su carrera, estaba en el lío de conseguir empleo en esta situación tan difícil, y por fin, el día 08 de Mayo de 2019, logré entrar a una empresa de estética para ser su creativo visual y community manager. En ese momento, el dinero no importó, sino la posibilidad de adquirir experiencia para que el día de la graduación fuera un graduado con por lo menos un año de recorrido laboralmente.

Todo era “color de rosa”, hasta que empecé el proceso de firma de contrato, donde me pidieron diferentes certificados, entre esos, el certificado de estudio que ya había solicitado en la universidad. Dicho certificado lo tenía que entregar en la semana inicial en mi trabajo, pero, por motivos del mismo trabajo no lo pude entregar. El día que me lo volvieron a solicitar me dijeron que lo entregara o si no podría continuar con el proceso de contratación, así pues, me dispuse a entregarlo, pero encontré la sorpresa de que este documento estaba dañado. Para ser sincero, entré en un “colapso” por un momento, sabiendo que no tenía más tiempo para poder pedir otro certificado en la universidad, entonces hice lo que nunca debí haber hecho. Transcribí todo el documento tal cual como estaba en el certificado dañado y por transcribirlo fue que lograron darse cuenta de lo que había hecho.

Este documento tenía un error, en ése momento yo estaba cursando noveno semestre de la carrera de Comunicación Social y Periodismo, pero en el certificado aparecía que yo estaba en octavo, por ello, al momento de la transcripción fallida, puse mi verdadero semestre y fue así cuando todo empezó a saberse.

El plagio, algo que es tan controversial, que ha sido significante para enviar a la cárcel a muchas personas en diferentes partes del mundo, que llega a ser tan evidente, así la persona que lo cometa manifieste en un comienzo que no será así, es muy “deseado” frente a diferentes circunstancias. Este hecho, siempre será investigado para que todo lo que se presente sea verídico, y de no ser así, se tomarán las consecuencias debidas, pero siempre y cuando se cometa, no habrá marcha atrás para encontrar efectos secundarios.

Pero ¿qué es el plagio? Éste “método” consiste en hacer pasar o usar como propio algún tipo de documento, palabra o todo tipo de “obra” que tenga a alguien o algo como autor o dueño, sin dar el reconocimiento o crédito correspondiente. Es decir, y en pocas palabras, realizar copia de algo original sin tener la debida autorización de su autor o creador.

Pero personas que han realizado plagio se pueden preguntar, cuando ya son “descubiertos”, ¿qué estoy haciendo mal para tener que pagar algún tipo de consecuencias? La respuesta es muy sencilla y clara, al creador del documento o la obra que se está copiando se le están vulnerando sus derechos como persona, sus derechos morales pero también sus derechos patrimoniales.

Ahora bien, en nuestro país se hacen diferentes tipos de actos los cuales no son bien vistos, pero son legítimamente legales, y otros al contrario, actos ilegales pero que para los ciudadanos son normales. Por ésta razón, el plagio en algunos casos no es visto como delito, pero en Colombia no es así, según el Código Penal Colombiano, se considera una conducta delictiva al considerarse como una violación a los derechos morales de autor, publicar, total o parcialmente, sin autorización previa y expresa del titular de derecho, una obra inédita de carácter artístico, literario, científico, cinematográfico, audiovisual o fonograma, programa de ordenador o soporte lógico.

Así pues, y con el soporte del Código Penal Colombiano, es de conocimiento público que hacer plagio llevará consecuencias judiciales, sí o sí se tomarán acciones secundarias, el grado de estas consecuencias depende de la copia que se realizó. En Colombia específicamente, existen 2 tipos de sanciones que son:

  1. El código penal colombiano establece que quien vulnere los derechos morales del autor incurrirá en prisión de 2 a 5 años y tendrá que pagar una multa entre 20 y 200 salarios mínimos legales mensuales vigentes.
  2. Para el caso de la vulneración de los derechos patrimoniales se contempla una pena entre 2 y 5 años de prisión y multa de entre 20 a 1000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Si yo hubiera sabido que todo esto son las consecuencias de cometer plagio jamás lo hubiera hecho, pero la toma de decisiones fallida es algo que ha condicionado a mucha gente en su vida cotidiana y también me pasó a mí.

Es increíble cómo el tiempo pasa y cómo hace un año exactamente estaba entre la espada y la pared de no conseguir trabajo o de recibir una expulsión de mi universidad. Por suerte, y gracias a mis notas y mi recorrido en la universidad, recibí una sanción que a mi juicio fue muy justa, y en temas laborales, sigo siendo el creativo visual y community manager de uno de los cirujanos más reconocidos en el país.

Así pues, el tiempo y las decisiones, creo, que son unos de los factores necesarios para adquirir reflexión y experiencia en la vida, ahora sé que en momentos de tensión y de tomas decisiones importantes, solo hay que tener calma y paz interior para tomar el camino correcto.

 

CULTURA

ACTUALIDAD

Crónica: El famoso plagio

PlagioPor: Nicolás Gómez Garzón

Ya casi se cumple un año desde el suceso que hoy me tiene condicionado en mi institución educativa, un año en el que he podido reflexionar sobre la toma de decisiones tan abruptas en momentos de poco tiempo, y esta decisión, no ha sido más que un problema para mi vida cotidiana desde el momento en que la tomé.

Como la mayoría de universitarios terminando su carrera, estaba en el lío de conseguir empleo en esta situación tan difícil, y por fin, el día 08 de Mayo de 2019, logré entrar a una empresa de estética para ser su creativo visual y community manager. En ese momento, el dinero no importó, sino la posibilidad de adquirir experiencia para que el día de la graduación fuera un graduado con por lo menos un año de recorrido laboralmente.

Todo era “color de rosa”, hasta que empecé el proceso de firma de contrato, donde me pidieron diferentes certificados, entre esos, el certificado de estudio que ya había solicitado en la universidad. Dicho certificado lo tenía que entregar en la semana inicial en mi trabajo, pero, por motivos del mismo trabajo no lo pude entregar. El día que me lo volvieron a solicitar me dijeron que lo entregara o si no podría continuar con el proceso de contratación, así pues, me dispuse a entregarlo, pero encontré la sorpresa de que este documento estaba dañado. Para ser sincero, entré en un “colapso” por un momento, sabiendo que no tenía más tiempo para poder pedir otro certificado en la universidad, entonces hice lo que nunca debí haber hecho. Transcribí todo el documento tal cual como estaba en el certificado dañado y por transcribirlo fue que lograron darse cuenta de lo que había hecho.

Este documento tenía un error, en ése momento yo estaba cursando noveno semestre de la carrera de Comunicación Social y Periodismo, pero en el certificado aparecía que yo estaba en octavo, por ello, al momento de la transcripción fallida, puse mi verdadero semestre y fue así cuando todo empezó a saberse.

El plagio, algo que es tan controversial, que ha sido significante para enviar a la cárcel a muchas personas en diferentes partes del mundo, que llega a ser tan evidente, así la persona que lo cometa manifieste en un comienzo que no será así, es muy “deseado” frente a diferentes circunstancias. Este hecho, siempre será investigado para que todo lo que se presente sea verídico, y de no ser así, se tomarán las consecuencias debidas, pero siempre y cuando se cometa, no habrá marcha atrás para encontrar efectos secundarios.

Pero ¿qué es el plagio? Éste “método” consiste en hacer pasar o usar como propio algún tipo de documento, palabra o todo tipo de “obra” que tenga a alguien o algo como autor o dueño, sin dar el reconocimiento o crédito correspondiente. Es decir, y en pocas palabras, realizar copia de algo original sin tener la debida autorización de su autor o creador.

Pero personas que han realizado plagio se pueden preguntar, cuando ya son “descubiertos”, ¿qué estoy haciendo mal para tener que pagar algún tipo de consecuencias? La respuesta es muy sencilla y clara, al creador del documento o la obra que se está copiando se le están vulnerando sus derechos como persona, sus derechos morales pero también sus derechos patrimoniales.

Ahora bien, en nuestro país se hacen diferentes tipos de actos los cuales no son bien vistos, pero son legítimamente legales, y otros al contrario, actos ilegales pero que para los ciudadanos son normales. Por ésta razón, el plagio en algunos casos no es visto como delito, pero en Colombia no es así, según el Código Penal Colombiano, se considera una conducta delictiva al considerarse como una violación a los derechos morales de autor, publicar, total o parcialmente, sin autorización previa y expresa del titular de derecho, una obra inédita de carácter artístico, literario, científico, cinematográfico, audiovisual o fonograma, programa de ordenador o soporte lógico.

Así pues, y con el soporte del Código Penal Colombiano, es de conocimiento público que hacer plagio llevará consecuencias judiciales, sí o sí se tomarán acciones secundarias, el grado de estas consecuencias depende de la copia que se realizó. En Colombia específicamente, existen 2 tipos de sanciones que son:

  1. El código penal colombiano establece que quien vulnere los derechos morales del autor incurrirá en prisión de 2 a 5 años y tendrá que pagar una multa entre 20 y 200 salarios mínimos legales mensuales vigentes.
  2. Para el caso de la vulneración de los derechos patrimoniales se contempla una pena entre 2 y 5 años de prisión y multa de entre 20 a 1000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Si yo hubiera sabido que todo esto son las consecuencias de cometer plagio jamás lo hubiera hecho, pero la toma de decisiones fallida es algo que ha condicionado a mucha gente en su vida cotidiana y también me pasó a mí.

Es increíble cómo el tiempo pasa y cómo hace un año exactamente estaba entre la espada y la pared de no conseguir trabajo o de recibir una expulsión de mi universidad. Por suerte, y gracias a mis notas y mi recorrido en la universidad, recibí una sanción que a mi juicio fue muy justa, y en temas laborales, sigo siendo el creativo visual y community manager de uno de los cirujanos más reconocidos en el país.

Así pues, el tiempo y las decisiones, creo, que son unos de los factores necesarios para adquirir reflexión y experiencia en la vida, ahora sé que en momentos de tensión y de tomas decisiones importantes, solo hay que tener calma y paz interior para tomar el camino correcto.

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia