logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Ensoñaciones con fotografías de familia

Corto experimental documental

 

Por: Claudia Gordillo. Doctora en Sociología.

¿Qué hay? Fue la pregunta ontológica que lanzó Gastón Bachelard en su texto La poética de la ensoñación (2013) para pensar las imágenes libres de la carga de valores sociales y tornarlas imágenes poéticas. Imágenes íntimas de los deseos atravesadas por el ímpetu creador de la imaginación, de la posibilidad de encontrar vestigios de lo poético para dotarlas de una fuerza desgarradora y encontrar otras formas, otros tonos, otras narrativas, otras posibilidades de encuentro con ellas.

¿Qué hay? Fue la pregunta que lanzamos a las fotografías de los álbumes de familia de los estudiantes de la asignatura Realización y Producción de Documentales en el Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Central. ¿Qué guardan esas imágenes? ¿Cuáles son los sujetos, las acciones, los contextos? ¿Con qué lugar de la infancia nos conecta? ¿Cuáles son sus gestos-afectos? Así empezamos a mirar, a rasgar, a auscultar cada fragmento de historia para descubrir lo que nos conecta con ellas a partir del mismo trabajo bacheleriano con los cinco elementos (agua, madera, tierra, fuego y aire). En conjunto fuimos descubriendo con qué elementos nos conectamos más y cómo él atraviesa esas imágenes. Se trató de un ejercicio visual: mirar con las emociones, descubrir con la imaginación.

 

Corto experimental documental

 

Miramos, miramos y miramos hasta empezar a encontrar historias, conexiones, acciones, gestos repetidos que latían y que estaban allí sin antes ser vistos. Latencias que animaron el proceso de creación/pensamiento con y sobre esas fotografías para generar movimientos del alma. Movimientos de otro transcurrir que llevaron a la ensoñación, a la idea del sueño y la vigilia; en últimas a la poética de la ensoñación, a la imagen poética que resguarda la metáfora de la casa de Bachelard.

 

Corto experimental documental

 

Para el autor francés la casa es el espacio feliz, el espacio de protección, el espacio del alma donde se aloja la memoria y el olvido. Es el lugar donde “aprendemos a morar en nosotros mismos” (2000, p. 23). En este lugar y a partir de él se produce conocimiento, se despierta consciencia, se significa la acción y la poesía para poner en cuestión lo que hay, lo que hubo y lo que habrá. Pues en últimas, se trata de mirar en las imágenes el ahora del presente, el ser aquí de las fotografías, ya no en su valor cerrado y representacional sino en su valor abierto, libre, de imaginación, de ensoñación.

Y fue el fuego lo que conectó a Mariana y a Natalia en sus cortos documentales reflexivos Reminiscencias (2020) y Resultado de Cartas (2020). El fuego sentido como transformación, cambio, purificación, conexión, espera, amor, condensación, paciencia, lucha. Fuego como energía que cura el alma, como “energía que corre por el cuerpo” (Céspedes, 2020), contagio que se pega con las sonrisas, la música, el baile, la fiesta, el deseo, la pasión.

 

Juntos (2020). Directora: Natalia Rolón Peláez.

 

 

Reminiscencias (2020). Directora: Mariana Céspedes Afanador.

 

 

Fuego que interroga una infancia, un amor de espera. Fuego que se aviva con el video de la celebración del día de las madres de tres generaciones de la familia Céspedes Afanador grabado hace catorce años, un video casero dónde está la bisabuela, la abuela, la mama y la tía de Mariana, quien afirma “pude relacionar las fotos con el fuego, porque es un comienzo (álbum de bebés, sus huellas, árbol genealógico: de mis hermanas y mío) el fuego representa el ciclo de la vida, es renacer, transformación, sacrificios; mi ciudad natal: Ibagué, ciudad musical de Colombia; el fuego son las emociones que atraviesan los seres humanos, es pasión, energía, determinación, seguridad. En general el fuego funciona como la vida porque es intermitente en todos los sentidos”. Dicho avivamiento se conjuga con las cartas de amor entre los abuelos de Natalia escritas hace más de cincuenta años, en las que se destaca el vínculo con lo familiar, lo cotidiano, los encuentros, la fiesta, las sonrisas. Estas imágenes en movimiento y textualidades desenpolvadas nos llevan a encontrar una intimidad, un adentro, un alma que las hace ser memorias, imágenes de ensoñación, imágenes extrañamiento.

 

Referencias

Bachelard, G. (2013). La poética de la ensoñación. Fondo de Cultura Económica.

Bachelard, G. (2000). La poética del espacio. Fondo de Cultura Económica.

CULTURA

ACTUALIDAD

Ensoñaciones con fotografías de familia

Corto experimental documental

 

Por: Claudia Gordillo. Doctora en Sociología.

¿Qué hay? Fue la pregunta ontológica que lanzó Gastón Bachelard en su texto La poética de la ensoñación (2013) para pensar las imágenes libres de la carga de valores sociales y tornarlas imágenes poéticas. Imágenes íntimas de los deseos atravesadas por el ímpetu creador de la imaginación, de la posibilidad de encontrar vestigios de lo poético para dotarlas de una fuerza desgarradora y encontrar otras formas, otros tonos, otras narrativas, otras posibilidades de encuentro con ellas.

¿Qué hay? Fue la pregunta que lanzamos a las fotografías de los álbumes de familia de los estudiantes de la asignatura Realización y Producción de Documentales en el Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Central. ¿Qué guardan esas imágenes? ¿Cuáles son los sujetos, las acciones, los contextos? ¿Con qué lugar de la infancia nos conecta? ¿Cuáles son sus gestos-afectos? Así empezamos a mirar, a rasgar, a auscultar cada fragmento de historia para descubrir lo que nos conecta con ellas a partir del mismo trabajo bacheleriano con los cinco elementos (agua, madera, tierra, fuego y aire). En conjunto fuimos descubriendo con qué elementos nos conectamos más y cómo él atraviesa esas imágenes. Se trató de un ejercicio visual: mirar con las emociones, descubrir con la imaginación.

 

Corto experimental documental

 

Miramos, miramos y miramos hasta empezar a encontrar historias, conexiones, acciones, gestos repetidos que latían y que estaban allí sin antes ser vistos. Latencias que animaron el proceso de creación/pensamiento con y sobre esas fotografías para generar movimientos del alma. Movimientos de otro transcurrir que llevaron a la ensoñación, a la idea del sueño y la vigilia; en últimas a la poética de la ensoñación, a la imagen poética que resguarda la metáfora de la casa de Bachelard.

 

Corto experimental documental

 

Para el autor francés la casa es el espacio feliz, el espacio de protección, el espacio del alma donde se aloja la memoria y el olvido. Es el lugar donde “aprendemos a morar en nosotros mismos” (2000, p. 23). En este lugar y a partir de él se produce conocimiento, se despierta consciencia, se significa la acción y la poesía para poner en cuestión lo que hay, lo que hubo y lo que habrá. Pues en últimas, se trata de mirar en las imágenes el ahora del presente, el ser aquí de las fotografías, ya no en su valor cerrado y representacional sino en su valor abierto, libre, de imaginación, de ensoñación.

Y fue el fuego lo que conectó a Mariana y a Natalia en sus cortos documentales reflexivos Reminiscencias (2020) y Resultado de Cartas (2020). El fuego sentido como transformación, cambio, purificación, conexión, espera, amor, condensación, paciencia, lucha. Fuego como energía que cura el alma, como “energía que corre por el cuerpo” (Céspedes, 2020), contagio que se pega con las sonrisas, la música, el baile, la fiesta, el deseo, la pasión.

 

Juntos (2020). Directora: Natalia Rolón Peláez.

 

 

Reminiscencias (2020). Directora: Mariana Céspedes Afanador.

 

 

Fuego que interroga una infancia, un amor de espera. Fuego que se aviva con el video de la celebración del día de las madres de tres generaciones de la familia Céspedes Afanador grabado hace catorce años, un video casero dónde está la bisabuela, la abuela, la mama y la tía de Mariana, quien afirma “pude relacionar las fotos con el fuego, porque es un comienzo (álbum de bebés, sus huellas, árbol genealógico: de mis hermanas y mío) el fuego representa el ciclo de la vida, es renacer, transformación, sacrificios; mi ciudad natal: Ibagué, ciudad musical de Colombia; el fuego son las emociones que atraviesan los seres humanos, es pasión, energía, determinación, seguridad. En general el fuego funciona como la vida porque es intermitente en todos los sentidos”. Dicho avivamiento se conjuga con las cartas de amor entre los abuelos de Natalia escritas hace más de cincuenta años, en las que se destaca el vínculo con lo familiar, lo cotidiano, los encuentros, la fiesta, las sonrisas. Estas imágenes en movimiento y textualidades desenpolvadas nos llevan a encontrar una intimidad, un adentro, un alma que las hace ser memorias, imágenes de ensoñación, imágenes extrañamiento.

 

Referencias

Bachelard, G. (2013). La poética de la ensoñación. Fondo de Cultura Económica.

Bachelard, G. (2000). La poética del espacio. Fondo de Cultura Económica.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia