logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

ROYALTY:

De la artista marcial al artista urbano y empresario musical

Sebastián Sánchez, un joven oriundo de la ciudad de Bogotá, nos cuenta cómo su vida dio un giro de 180 grados al descubrir un género musical con el que conectó inmediatamente.

Por: Gabriela Galvis

Gabriela GalvisDesde que era un niño, Sebastián se vio involucrado, gracias a su familia, en todo el mundo de las artes marciales; allí encontró una distracción, un hobbie y, sobre todo, un estilo de vida. 

A partir de esto, y de una llave que utilizaba muy seguido y a la perfección mientras practicaba artes marciales, adoptó el apodo “Yoko”, siendo entonces homónimo de la misma. 

Yoko siempre fue muy aplicado tanto a nivel académico como a nivel deportivo, en el colegio siempre tuvo los mejores promedios y fue un excelente deportista. Era un joven con mucha energía y siempre buscaba en qué ocuparse. 

Gabriela GalvisDurante su adolescencia encontró en la música un refugio y un lugar en el cual descubrirse a sí mismo. Empezó tocando guitarra y en ella interpreta géneros como el Rock y el R&B, pero para su fortuna, así lo menciona él, tuvo la oportunidad de vivir en plenitud la llegada de un género que le cambiaría la vida. 

A finales de los años 90 e inicios de los 2000  desde Panamá empezó a sonar un hombre que causó mucho de qué hablar, se hacía llamar “El General” y le abrió las puertas a artistas que se iban a instalar en la vida de Yoko y le iban a abrir los ojos a un mundo completamente diferente. 

Influenciado por artista como Tres Pesos y Golpe a Golpes a nivel nacional y Tego Calderón y Vico C a nivel internacional, Yoko empezó a escribir sus propias canciones y a practicar  improvisación casi todos los días. 

Terminando el bachillerato el amor tocó a las puertas del corazón de este hombre, se enamoró perdidamente de una mujer quien considera la musa de su música. Esta relación y todos sus altibajos fueron claves para la composición de varias canciones de Yoko y, sin duda alguna, fue un impulso enorme para arrancar a pensar de manera seria en su carrera como reguetonero. 

Entró a estudiar administración de empresas y fue entonces donde conocería a Andres Corredor, uno de sus mejores amigos y su mano derecha a nivel musical. 

Gabriela GalvisAunque en principio era un pasatiempo, poco a poco empezaron a notar que su música tenía público, que le gustaba a la gente y, aunque producían en un computador portátil sentados en un parqueadero, se dieron cuenta con dedicación podrían lograr cosas grandes.

Entonces es cuando deciden dedicarse completamente a su proyecto musical y empiezan a buscar formas y herramientas para construir y hacer palpable su sueño. 

Se juntan y abren un sello discográfico y lo bautizan Royalty; allí empiezan a trabajar con su música, le dan un mejor trato a la producción y masterización de sus canciones y surge la idea de distribuirlas a través de las redes sociales. 

A partir de esto, mucha gente conecta con las canciones; Royalty Music es contactado por varios bares y discotecas bastante importantes de la capital y también por artistas reconocidos del género para empezar a hacer colaboraciones.

Luego surge la idea de trabajar con artistas de diferentes géneros para producir sus canciones y ayudarles a tener mayor alcance en redes sociales. 

Hoy por hoy Royalty es una empresa avalada y bastante reconocida en el gremio, Sebastián sigue trabajando día a día por sus sueños y comenta que muy pronto se vienen colaboraciones con grandes artistas locales que dejarán con la boca abierta al público.

También le puede intersar leer:

Las reinas del combo

Y entonces ¿Usted no escucha reggaetón?

Pablito Wilson, del Rock al Reggaetón

Bitch, better have my money!

CULTURA

ACTUALIDAD

ROYALTY:

De la artista marcial al artista urbano y empresario musical

Sebastián Sánchez, un joven oriundo de la ciudad de Bogotá, nos cuenta cómo su vida dio un giro de 180 grados al descubrir un género musical con el que conectó inmediatamente.

Por: Gabriela Galvis

Gabriela GalvisDesde que era un niño, Sebastián se vio involucrado, gracias a su familia, en todo el mundo de las artes marciales; allí encontró una distracción, un hobbie y, sobre todo, un estilo de vida. 

A partir de esto, y de una llave que utilizaba muy seguido y a la perfección mientras practicaba artes marciales, adoptó el apodo “Yoko”, siendo entonces homónimo de la misma. 

Yoko siempre fue muy aplicado tanto a nivel académico como a nivel deportivo, en el colegio siempre tuvo los mejores promedios y fue un excelente deportista. Era un joven con mucha energía y siempre buscaba en qué ocuparse. 

Gabriela GalvisDurante su adolescencia encontró en la música un refugio y un lugar en el cual descubrirse a sí mismo. Empezó tocando guitarra y en ella interpreta géneros como el Rock y el R&B, pero para su fortuna, así lo menciona él, tuvo la oportunidad de vivir en plenitud la llegada de un género que le cambiaría la vida. 

A finales de los años 90 e inicios de los 2000  desde Panamá empezó a sonar un hombre que causó mucho de qué hablar, se hacía llamar “El General” y le abrió las puertas a artistas que se iban a instalar en la vida de Yoko y le iban a abrir los ojos a un mundo completamente diferente. 

Influenciado por artista como Tres Pesos y Golpe a Golpes a nivel nacional y Tego Calderón y Vico C a nivel internacional, Yoko empezó a escribir sus propias canciones y a practicar  improvisación casi todos los días. 

Terminando el bachillerato el amor tocó a las puertas del corazón de este hombre, se enamoró perdidamente de una mujer quien considera la musa de su música. Esta relación y todos sus altibajos fueron claves para la composición de varias canciones de Yoko y, sin duda alguna, fue un impulso enorme para arrancar a pensar de manera seria en su carrera como reguetonero. 

Entró a estudiar administración de empresas y fue entonces donde conocería a Andres Corredor, uno de sus mejores amigos y su mano derecha a nivel musical. 

Gabriela GalvisAunque en principio era un pasatiempo, poco a poco empezaron a notar que su música tenía público, que le gustaba a la gente y, aunque producían en un computador portátil sentados en un parqueadero, se dieron cuenta con dedicación podrían lograr cosas grandes.

Entonces es cuando deciden dedicarse completamente a su proyecto musical y empiezan a buscar formas y herramientas para construir y hacer palpable su sueño. 

Se juntan y abren un sello discográfico y lo bautizan Royalty; allí empiezan a trabajar con su música, le dan un mejor trato a la producción y masterización de sus canciones y surge la idea de distribuirlas a través de las redes sociales. 

A partir de esto, mucha gente conecta con las canciones; Royalty Music es contactado por varios bares y discotecas bastante importantes de la capital y también por artistas reconocidos del género para empezar a hacer colaboraciones.

Luego surge la idea de trabajar con artistas de diferentes géneros para producir sus canciones y ayudarles a tener mayor alcance en redes sociales. 

Hoy por hoy Royalty es una empresa avalada y bastante reconocida en el gremio, Sebastián sigue trabajando día a día por sus sueños y comenta que muy pronto se vienen colaboraciones con grandes artistas locales que dejarán con la boca abierta al público.

También le puede intersar leer:

Las reinas del combo

Y entonces ¿Usted no escucha reggaetón?

Pablito Wilson, del Rock al Reggaetón

Bitch, better have my money!

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia