logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Y entonces ¿Usted no escucha reggaetón?

Por: Gabriela Galvis Rocha

Gabriela Galvis¿Se ha puesto a pensar, querido lector, en cuántas veces se hacen referencias al Reguetón de una forma despectiva? Como dando a entender que es un género sin valor y sin sentido. Bueno, pues hoy vamos a tratar de cambiar un poco esa percepción. 

Si usted es fiel creyente de que este género es una “basura”, lea este artículo con la libertad de cambiar o no su posición, pero siempre queriendo dejar lo extremistas de lado y teniendo presente la posibilidad de que en realidad no es tan malo como no lo han pintado.  

¿En qué momento llega el Reguetón a instalarse en nuestras vidas? Pues, a finales de los 90 apareció un personaje bastante interesante que llegó a romper lo estructurado. 

El General, un cantante panameño, llegó con un género que reunía bases de otros géneros como el rap y el reggae, mezclándolo con sonidos tropicales y con letras no muy bien vistas para los consumidores de la época. Es así como se da inicio a una nueva era de la música latina.

A partir de allí empezaron a surgir nuevos representantes, principalmente en países como Puerto Rico y Colombia, y nuevos sonidos que muy rápidamente llegaron a los oídos de muchas personas.

Gabriela GalvisSin embargo, desde principio no fue bien aceptado. Nadie le apostaba al género, e incluso, varios personalidades del rock en español como Gustavo Cerati, Charly Alberti o Charly García decían que este era un género fugaz y que no iba a durar mucho. 

Hoy, casi 20 años después, lo seguimos consumiendo y dándole fuerza para ser el género más comercial del mundo. Siempre asociado al machismo y la sexualidad sin censura, el Reguetón ha logrado sobrevivir y salir victorioso. 

Las comparaciones son absurdas, pero es una buena ocasión para mencionar un ejemplo. A principios de los 2000 se desarrollaba en Colombia un estilo que prometía mucho, el Tropipop. 

Este tenía todas las herramientas para convertirse entonces en un hit global, entonces ¿qué le faltó? Tal vez madurez de parte de sus representantes, pues varios de ellos, como Jose Baquero, baterista de Wamba, han dicho que eran demasiado jóvenes que no tenían muy claro el campo de la industria y, además, no tenían quién los guiará en el camino.

Basándonos en esto, los reguetoneros la han tenido clara, pese a cualquier situación y tal vez siendo inexpertos, lograron abrirse un espacio bastante contundente en la industria, eso y que han sabido cómo moverse por los otros géneros para buscar nuevo público. 

El beat pegajoso de cada canción y las letras tan claras y sencillas lo hacen un género bastante amigable, agregándole a esto que cada artista tiene un encanto, bien sea físico o personal, que llama a más y más público cada vez.

Es así como este género han traspasado fronteras sin cambiar de una manera muy trascendente su esencia, acostumbrando al público y llegando a los puestos más altos de las listas musicales en el mundo.

Gabriela GalvisSería casi imposible ponernos a hacer una lista de cosas buenas y cosas malas que le aporta este género a la humanidad, pero podríamos pensarlo como una evolución, pues es lo que siempre ha sido.

Evidentemente no es música para educar, pero lo que sí está claro es que está hecha para transmitir sentimientos y emociones, todo esto con una particularidad: Empezó en la calle y se convirtió en un fenómeno mundial.

Es la punta de lanza de la industria musical; el Reguetón mueve los números. Además, hay que reconocer que es, después de la salsa, el género latino más importante de la historia. Ambos construidos en estados diferentes de EE.UU que, finalmente, se volvió promotor de hits.

DJ Nelson se llevó a Luny Tunes a que produjeran beats en Orlando, pagándoles un salario y La Fania nació de Willy Chirino que es músico de papás latinos pero criado en Estados Unidos y Jerry Masucci que era un abogado italiano.

Un género globalizado, que a punta de un beat básico de tambores ha logrado llegar hasta India y China y hacer bailar a la persona que lo escuche. Bien dice J Balvin “Si el ritmo te lleva a mover la cabeza, empezamos como es”

Y entonces, ¿Usted no escucha Reguetón?

 

También le puede intersar leer:

Las reinas del combo

ROYALTY: De la artista marcial al artista urbano y empresario musical

Pablito Wilson, del Rock al Reggaetón

Bitch, better have my money!

CULTURA

ACTUALIDAD

Y entonces ¿Usted no escucha reggaetón?

Por: Gabriela Galvis Rocha

Gabriela Galvis¿Se ha puesto a pensar, querido lector, en cuántas veces se hacen referencias al Reguetón de una forma despectiva? Como dando a entender que es un género sin valor y sin sentido. Bueno, pues hoy vamos a tratar de cambiar un poco esa percepción. 

Si usted es fiel creyente de que este género es una “basura”, lea este artículo con la libertad de cambiar o no su posición, pero siempre queriendo dejar lo extremistas de lado y teniendo presente la posibilidad de que en realidad no es tan malo como no lo han pintado.  

¿En qué momento llega el Reguetón a instalarse en nuestras vidas? Pues, a finales de los 90 apareció un personaje bastante interesante que llegó a romper lo estructurado. 

El General, un cantante panameño, llegó con un género que reunía bases de otros géneros como el rap y el reggae, mezclándolo con sonidos tropicales y con letras no muy bien vistas para los consumidores de la época. Es así como se da inicio a una nueva era de la música latina.

A partir de allí empezaron a surgir nuevos representantes, principalmente en países como Puerto Rico y Colombia, y nuevos sonidos que muy rápidamente llegaron a los oídos de muchas personas.

Gabriela GalvisSin embargo, desde principio no fue bien aceptado. Nadie le apostaba al género, e incluso, varios personalidades del rock en español como Gustavo Cerati, Charly Alberti o Charly García decían que este era un género fugaz y que no iba a durar mucho. 

Hoy, casi 20 años después, lo seguimos consumiendo y dándole fuerza para ser el género más comercial del mundo. Siempre asociado al machismo y la sexualidad sin censura, el Reguetón ha logrado sobrevivir y salir victorioso. 

Las comparaciones son absurdas, pero es una buena ocasión para mencionar un ejemplo. A principios de los 2000 se desarrollaba en Colombia un estilo que prometía mucho, el Tropipop. 

Este tenía todas las herramientas para convertirse entonces en un hit global, entonces ¿qué le faltó? Tal vez madurez de parte de sus representantes, pues varios de ellos, como Jose Baquero, baterista de Wamba, han dicho que eran demasiado jóvenes que no tenían muy claro el campo de la industria y, además, no tenían quién los guiará en el camino.

Basándonos en esto, los reguetoneros la han tenido clara, pese a cualquier situación y tal vez siendo inexpertos, lograron abrirse un espacio bastante contundente en la industria, eso y que han sabido cómo moverse por los otros géneros para buscar nuevo público. 

El beat pegajoso de cada canción y las letras tan claras y sencillas lo hacen un género bastante amigable, agregándole a esto que cada artista tiene un encanto, bien sea físico o personal, que llama a más y más público cada vez.

Es así como este género han traspasado fronteras sin cambiar de una manera muy trascendente su esencia, acostumbrando al público y llegando a los puestos más altos de las listas musicales en el mundo.

Gabriela GalvisSería casi imposible ponernos a hacer una lista de cosas buenas y cosas malas que le aporta este género a la humanidad, pero podríamos pensarlo como una evolución, pues es lo que siempre ha sido.

Evidentemente no es música para educar, pero lo que sí está claro es que está hecha para transmitir sentimientos y emociones, todo esto con una particularidad: Empezó en la calle y se convirtió en un fenómeno mundial.

Es la punta de lanza de la industria musical; el Reguetón mueve los números. Además, hay que reconocer que es, después de la salsa, el género latino más importante de la historia. Ambos construidos en estados diferentes de EE.UU que, finalmente, se volvió promotor de hits.

DJ Nelson se llevó a Luny Tunes a que produjeran beats en Orlando, pagándoles un salario y La Fania nació de Willy Chirino que es músico de papás latinos pero criado en Estados Unidos y Jerry Masucci que era un abogado italiano.

Un género globalizado, que a punta de un beat básico de tambores ha logrado llegar hasta India y China y hacer bailar a la persona que lo escuche. Bien dice J Balvin “Si el ritmo te lleva a mover la cabeza, empezamos como es”

Y entonces, ¿Usted no escucha Reguetón?

 

También le puede intersar leer:

Las reinas del combo

ROYALTY: De la artista marcial al artista urbano y empresario musical

Pablito Wilson, del Rock al Reggaetón

Bitch, better have my money!

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia