logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Diego Cortes: “Los videojuegos que promueven la violencia, nunca serán olímpicos”

Por: Juan Sebastián Rojas Pinilla

Juan Sebastián Rojas PinillaCuando hablamos de deportes virtuales existen muchos prejuicios alrededor del tema, estigmatizando a los competidores como niños ociosos tratando de reconocer su sedentarismo como deporte, sin embargo, el crecimiento exponencial que ha tenido en los últimos años han llevado a superar la audiencia del golf, béisbol y fútbol americano.

Tal ha sido la acogida que, incluso, deportistas reconocidos han decidido invertir en el mundo de los videojuegos. Por ejemplo: Ronaldo Nazario, campeón del Mundial de Fútbol de 2002, adquirió parte de CNB un equipo de eSports que compite en League of Legends.

Existen más ejemplos relacionados en otros deportes; así Fernando Alonso piloto de Fórmula 1, invirtió en un equipo del videojuego F1, LeBron James, financia un equipo de League of Legends y Neymar JR, desde hace varios años ha mostrado su afición por los videojuegos y su intención de invertir en esta área.

La popularidad y el potencial económico de este deporte virtual me llevaron a investigar sobre el tema, y gracias a un contacto en la academia, conocí a Diego Squall Cortés. Él es pionero en la investigación de eSports en Colombia, es estudiante de último semestre de Entrenamiento Deportivo y ha practicado deportes como el fútbol, fútbol sala y fue PRO gamer.

Diego ha pasado 12 años de su vida buscando el reconocimiento de los deportes virtuales en el país, y ha trabajado por federar ante Coldeportes los eSports; sin embargo, no ha sido algo fácil pues ha tenido que pasar 4 horas diarias metidas en un laboratorio tratando de demostrar el desgaste deportivo en esta disciplina.

A primera vista Diego parece una persona proactiva, ansiosa, y aunque su aspecto parece más de un ingeniero que el de un amante de los videojuegos, lleva accesorios que corroboran su delirio por los eSports: Un pin de PlayStation, ubicado justo en el corazón como si fuera su bandera, una maleta de SOFA 2019 y un llavero en forma de PlayStation.

A pesar del estigma, Diego opina que ha encontrado un crecimiento exponencial de los deportes virtuales en el país “Acá en Colombia el potencial es enorme y es grandísimo cada vez son mucho más adeptos que se unen a este tema de eSport”.

Juan Sebastián Rojas PinillaAñade que la diversidad de personas que quieren dedicarse a esta profesión es muy variada, “Dentro de los eventos que yo conozco, ha sido muy curioso ver como altos mandos del ejército, policías, doctores que van a competir, me dicen que podrían a mandar al carajo la profesión si hubiera forma de unir los videojuegos con sus carreras”.

Diego ha querido crear emprendimientos que logren fomentar los deportes virtuales a nivel comunitario y académico “A nivel comunitario he dado bastantes asesorías acerca de cómo las comunidades pueden tener un modo de vida a través de los hobbies” añade “En la academia es como puedo vincular a través de los videojuegos a un aula”.

Tras estar 6 meses en México, Diego desarrolló una iniciativa con unos compañeros y crearon “SEA eSports”: una empresa que busca crear escuelas de formación deportiva en eSport “En México los eSport ya están muy avanzados, sin embargo, carecen de parte formativa y deportiva propia de cualquier iniciativa en el deporte”.

El entusiasmo por los videojuegos hizo que desarrollara su proyecto de graduación acerca del tema, con emoción cuenta lo que ha descubierto “El gamer está expuesto a una tensión enorme, cuando se está compitiendo a estrés. Ese estrés altera el metabolismo, la concentración y eso afecta de forma significativa su forma deportiva”.

Y al contrario de lo que creen muchas personas, Diego asegura que el desgaste es excesivo, tanto físico como mental, “Lastimosamente los deportistas electrónicos tienen una vida útil de solo 5 años, porque como están sometidos a horas de entrenamientos tan enormes se desgastan mucho”.

Diego afirma que la lentitud por profesionalizar en la región intensifica esta problemática. “En Europa ya hay equipos con entrenadores, psicólogos o fisioterapeutas, son personas que al estar tantas horas entrenando empiezan a sufrir de párkinson, del túnel carpiano incluso al punto de operarlos”.

Por el contrario de lo que creen algunos, no todos los videojuegos son deporte, “Algunos juegos no llegan a ser olímpicos porque van en contra de los principios que promueve el Comité Olímpico Internacional, nada en contra del género, nada de violencia…, todo ese tipo de juegos que promueven la violencia nunca van a llegar a ser olímpicos”.

Así mismo, Diego cree que en el país y en la región se ha malinterpretado los deportes virtuales; “Existe una falsa creencia de un ocio, y hasta cierto punto tienen razón, pero pasa como en cualquier deporte, hay que reconocer el juego recreativo, el que haces con los amigos, del profesional”.

Para terminar, Diego Cortes recomienda desde su experiencia como ex PRO gamer y académico del deporte “Si la persona quiere dedicarse a ser profesional no debe tomarlo solo como la forma de vida” Diego explica que la vida útil en estas profesiones son muy cortas por eso seguir en los estudios es primordial para darle más metas a  la vida.

Por último, las grandes federaciones deben ser más abiertas a estos nuevos deportes, pues es innegable que estamos en una economía que gira radicalmente, porque el espectáculo que genera el deporte brinda una gran cantidad de recursos y si no innovan, van a perder este mercado.

También pude leer:

Call Of Duty Mobile, El juego más descargado del año, pero también ¿el más adictivo?

Las carencias de los deportes virtuales

Los altibajos de un gamer

Sebastian Santa: “Aproximadamente, juego 30 horas a la semana”

 

CULTURA

ACTUALIDAD

Diego Cortes: “Los videojuegos que promueven la violencia, nunca serán olímpicos”

Por: Juan Sebastián Rojas Pinilla

Juan Sebastián Rojas PinillaCuando hablamos de deportes virtuales existen muchos prejuicios alrededor del tema, estigmatizando a los competidores como niños ociosos tratando de reconocer su sedentarismo como deporte, sin embargo, el crecimiento exponencial que ha tenido en los últimos años han llevado a superar la audiencia del golf, béisbol y fútbol americano.

Tal ha sido la acogida que, incluso, deportistas reconocidos han decidido invertir en el mundo de los videojuegos. Por ejemplo: Ronaldo Nazario, campeón del Mundial de Fútbol de 2002, adquirió parte de CNB un equipo de eSports que compite en League of Legends.

Existen más ejemplos relacionados en otros deportes; así Fernando Alonso piloto de Fórmula 1, invirtió en un equipo del videojuego F1, LeBron James, financia un equipo de League of Legends y Neymar JR, desde hace varios años ha mostrado su afición por los videojuegos y su intención de invertir en esta área.

La popularidad y el potencial económico de este deporte virtual me llevaron a investigar sobre el tema, y gracias a un contacto en la academia, conocí a Diego Squall Cortés. Él es pionero en la investigación de eSports en Colombia, es estudiante de último semestre de Entrenamiento Deportivo y ha practicado deportes como el fútbol, fútbol sala y fue PRO gamer.

Diego ha pasado 12 años de su vida buscando el reconocimiento de los deportes virtuales en el país, y ha trabajado por federar ante Coldeportes los eSports; sin embargo, no ha sido algo fácil pues ha tenido que pasar 4 horas diarias metidas en un laboratorio tratando de demostrar el desgaste deportivo en esta disciplina.

A primera vista Diego parece una persona proactiva, ansiosa, y aunque su aspecto parece más de un ingeniero que el de un amante de los videojuegos, lleva accesorios que corroboran su delirio por los eSports: Un pin de PlayStation, ubicado justo en el corazón como si fuera su bandera, una maleta de SOFA 2019 y un llavero en forma de PlayStation.

A pesar del estigma, Diego opina que ha encontrado un crecimiento exponencial de los deportes virtuales en el país “Acá en Colombia el potencial es enorme y es grandísimo cada vez son mucho más adeptos que se unen a este tema de eSport”.

Juan Sebastián Rojas PinillaAñade que la diversidad de personas que quieren dedicarse a esta profesión es muy variada, “Dentro de los eventos que yo conozco, ha sido muy curioso ver como altos mandos del ejército, policías, doctores que van a competir, me dicen que podrían a mandar al carajo la profesión si hubiera forma de unir los videojuegos con sus carreras”.

Diego ha querido crear emprendimientos que logren fomentar los deportes virtuales a nivel comunitario y académico “A nivel comunitario he dado bastantes asesorías acerca de cómo las comunidades pueden tener un modo de vida a través de los hobbies” añade “En la academia es como puedo vincular a través de los videojuegos a un aula”.

Tras estar 6 meses en México, Diego desarrolló una iniciativa con unos compañeros y crearon “SEA eSports”: una empresa que busca crear escuelas de formación deportiva en eSport “En México los eSport ya están muy avanzados, sin embargo, carecen de parte formativa y deportiva propia de cualquier iniciativa en el deporte”.

El entusiasmo por los videojuegos hizo que desarrollara su proyecto de graduación acerca del tema, con emoción cuenta lo que ha descubierto “El gamer está expuesto a una tensión enorme, cuando se está compitiendo a estrés. Ese estrés altera el metabolismo, la concentración y eso afecta de forma significativa su forma deportiva”.

Y al contrario de lo que creen muchas personas, Diego asegura que el desgaste es excesivo, tanto físico como mental, “Lastimosamente los deportistas electrónicos tienen una vida útil de solo 5 años, porque como están sometidos a horas de entrenamientos tan enormes se desgastan mucho”.

Diego afirma que la lentitud por profesionalizar en la región intensifica esta problemática. “En Europa ya hay equipos con entrenadores, psicólogos o fisioterapeutas, son personas que al estar tantas horas entrenando empiezan a sufrir de párkinson, del túnel carpiano incluso al punto de operarlos”.

Por el contrario de lo que creen algunos, no todos los videojuegos son deporte, “Algunos juegos no llegan a ser olímpicos porque van en contra de los principios que promueve el Comité Olímpico Internacional, nada en contra del género, nada de violencia…, todo ese tipo de juegos que promueven la violencia nunca van a llegar a ser olímpicos”.

Así mismo, Diego cree que en el país y en la región se ha malinterpretado los deportes virtuales; “Existe una falsa creencia de un ocio, y hasta cierto punto tienen razón, pero pasa como en cualquier deporte, hay que reconocer el juego recreativo, el que haces con los amigos, del profesional”.

Para terminar, Diego Cortes recomienda desde su experiencia como ex PRO gamer y académico del deporte “Si la persona quiere dedicarse a ser profesional no debe tomarlo solo como la forma de vida” Diego explica que la vida útil en estas profesiones son muy cortas por eso seguir en los estudios es primordial para darle más metas a  la vida.

Por último, las grandes federaciones deben ser más abiertas a estos nuevos deportes, pues es innegable que estamos en una economía que gira radicalmente, porque el espectáculo que genera el deporte brinda una gran cantidad de recursos y si no innovan, van a perder este mercado.

También pude leer:

Call Of Duty Mobile, El juego más descargado del año, pero también ¿el más adictivo?

Las carencias de los deportes virtuales

Los altibajos de un gamer

Sebastian Santa: “Aproximadamente, juego 30 horas a la semana”

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia