logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Otro mundo

franjatato

Por: Diana M. Guio

Copia de Foto 1League of Legends o LOL es un videojuego del género multijugador de arena de batalla en línea y que representa los deportes electrónicos o E-Sports; estos son competiciones de videojuegos que se han convertido en eventos de gran popularidad.

Andrés Cardona es un comunicador social a quien le interesan los temas referentes al mundo gamer y que llegó a ser un excelente jugador de LOL, tanto, que en el pasado tuvo la oportunidad de ser entrenador de equipos.

Fue así como el 26 de mayo cerca de las 8 de la noche lo llamé para preguntarle sobre su experiencia dentro de un universo diferente.

Comenzó diciéndome que para él y la mayoría de jugadores, LOL es el juego más grande del mundo; y que su experiencia dentro de este nuevo pasatiempo había empezado cuando un amigo se lo recomendó, y como él siempre había sido jugador de cartas y juegos de roles, la sugerencia le llamó la atención.

Fue entonces que el juego entró en su vida y con el tiempo varios de sus amigos aparecieron dentro del mundo virtual. Para ese entonces, dentro de la rutina se agregó un tiempo para la práctica de League of Legends, puesto que es un juego de estrategia que tiene como objetivo reconocer al mejor jugador.

“La hora de jugar LOL era el momento más feliz del día” comentó Andrés “Era un escape de la vida real”. Es como el fútbol porque se arman equipos en busca del mismo objetivo. Es un juego absorbente porque te empuja a ser el mejor competidor demostrando tus habilidades para hacer la mayor cantidad de jugadas o si eres quien asesina más o si eres el mejor estratega.

“Uno se empieza a volver muy competitivo y fue así como comencé a subir de escala en el ranking del juego; y de alguna forma, el valor simbólico que tiene conseguir ese logro es muy importante para quienes jugamos LOL” los sonidos que expresaba al hablar del valor que el juego te hace sentir por ser el mejor me hacían pensar que es muy adictivo e inexplicable la sensación de ver como subes de nivel.

En el juego hay rangos; y dentro de cada rango hay cinco divisiones donde a usted lo sitúan en una posición y la idea es ir subiendo cada vez más. “Para ese punto ninguno del equipo quería perder y la situación tomó un rumbo más serio, comenzamos a participar en torneos y a ganarle a otros jugadores que eran muy buenos”.

LOL está diseñado para hacerte creer que puedes ser mejor y qué debes serlo. “Es muy difícil que te canses porque el desgaste que hay es completamente diferente al desgaste en el mundo real”. Hay jugadores que pueden durar horas y horas detrás de una pantalla sumergidos en gráficos llamativos y complicados.

“Yo siempre era el que gestionaba y organizaba lo que sucedía dentro y fuera de las partidas, les decía cómo ganar. Para este punto el juego pasaba de ser como el fútbol y se convertía en ajedrez”.

Andrés narraba las dificultades de ser el gerente del equipo, pues según él, es necesario ser muy organizado, es complicado hacer que los integrantes estén de acuerdo y que las cosas se hagan de la forma correcta. “Jugábamos 8Foto 2 horas seguidas, ya ni siquiera le permitiamos a nuestros amigos poco expertos participar dentro de nuestro equipo, pues porque no eran muy buenos”.

“Estábamos locos porque la vida real nos presionaba y de alguna forma si estábamos perdiendo el tiempo”. Era una decisión complicada porque el juego es muy exigente y te obliga a pensar solo en eso; pero la universidad, la pareja, la familia y, en general, la realidad también lo era.

“Entonces comenzaron los problemas con las personas, habían diferencias y era obvio que habrían problemas y al final decidimos desintegrar el equipo”. Andrés dejó de seguir la rutina de las ocho horas diarias de LOL y comenzó a tener recaídas, el juego aparentemente podía ser igual o peor que las drogas, es una adicción de poder “Yo salía a la calle y no se sentía igual”.

Pero él no había dejado por completo ese mundo virtual, de vez en cuando jugaba, pero no en la misma potencia que lo venía haciendo. Dentro del juego conoció a diferentes equipos y personas que comenzaron a pedirle que fuera su entrenador.

“Ese juego no lo sabe jugar nadie porque cada semana hay que reaprenderlo. Eso es lo que lo hace interesante porque los jugadores necesitan volver a entender cómo funciona. Es un juego construido para la gente que ha jugado toda la vida”.

Existían las ganas de ser entrenador, pero requería mucho tiempo y mucho interés tanto de su parte como del equipo que lo contactaba. Dentro de esos equipos había uno mexicano que buscaba entrar a la liga latinoamericana. “Mi trabajo no lo hace bien mucha gente, cuando estuve ahí solo logré contar a dos personas que eran buenos estrategas, porque eso es lo que se necesita para ganar: una buena estrategia”.

El equipo mexicano era del nivel más alto de latinoamérica, pero Andrés sabía que no quería vivir de eso, porque si, se puede vivir de LOL, pero para lograrlo es necesario dedicarle las 24 horas del día los siete días de la semana. Pero él tenía una vida real que quería continuar.

“Fueron 7 años de haber entrenado muchos equipos. Pero no continue porque no me da la vida”. Por sus manos pasó un latino super estrella en LOL, Cotopaco, pues él estuvo en los equipos que Andrés había entrenado.

“En LOL hay varias posiciones, es toda una locura táctica. Y yo tenía que estar pendiente de que todo el mundo fuera cada vez mejor, que todos jugaran mejor. Es como la docencia debía enseñarle mis conocimientos a los demás para que jugaran todos al mismo ritmo”.

Existen 5 jugadores, un entrenador, un analista y un manager dentro de un equipo de League of Legends. El manager es quien controla la parte comercial y administrativa; el analista es el que decide con qué estrategia se debe jugar contra el otro equipo a un nivel macro; y el entrenador es quien ejecuta las jugadas.

“Armaba las estrategias alrededor de los muñecos y debía preguntarme ¿cómo es la mejor forma de jugar? Además, yo no solo entrenaba sino que también participaba dentro del juego”. Andrés y su equipo ganaron torneos en Ibagué y llegaron a la semifinal del torneo nacional, pero para ese entonces ya no eran los mismos integrantes con quienes había comenzado a participar, era un grupo con el que se desentendió por completo.

“Por nervios perdimos, pues estábamos peleando dentro del juego, el torneo lo estaban transmitiendo y a la final, perdimos”. De los equipos que Andrés entreno de México, uno de ellos entró al circuito profesional. Y además, estaba Cotopaco, quien era de Neiva o de Pereira, y que ahora es uno de los personajes más importantes en LOL a nivel mundial.

“No saben lo emocional que es el juego, la gente es muy videosa y todo es por el valor simbólico que representa porque todo era de oportunidades para nosotros. Si ganabamos, por ejemplo, viajabamos”.

Es lograr llegar a la cima o por lo menos tocarla, la gente se llena de sueños y objetivos cuando juegan. Y si observamos jugadores de LOL nos damos cuenta de la pasión que exige el juego: los gritos, las palabras de desesperación, las expresiones de frustración y las emociones revoloteando por toda la sala es impresionante. Si necesitara compararlo me atrevería a decir que es muy parecido cuando un hincha de un equipo de fútbol ve un partido. Es un nivel de pasión muy similar.

“Y es que ser entrenador no solo era controlar lo que sucedía dentro del juego, tambien tenia que lidiar con los sentimientos de las personas que conformaban el equipo, tenía que ayudar físicamente a los demás y es que uno a los 18 años no sabe ni manejar las emociones propias”. Él era quien montaba los entrenamientos y le daba inspiración a los demás para lograr crecer como equipo, pero eso tomaba mucho tiempo.

“No le puedo pasar a usted la experiencia de lo que se vive y se siente, no puedo explicarle lo que es difícil específicamente”.

¿Y la vida real?

“Le dedique tantas horas a esto que ahora que salgo a rumbear y veo a los otros bailar, lo entiendo. La gente que no estuvo dentro de ese mundo han pasado los últimos treinta años practicando el baile y es por eso que saben hacerlo y yo no. Pero le aseguro que ninguno de ellos dentro de LOL podría contra mi experiencia”.

Regresar a la infografia

CULTURA

ACTUALIDAD

Otro mundo

franjatato

Por: Diana M. Guio

Copia de Foto 1League of Legends o LOL es un videojuego del género multijugador de arena de batalla en línea y que representa los deportes electrónicos o E-Sports; estos son competiciones de videojuegos que se han convertido en eventos de gran popularidad.

Andrés Cardona es un comunicador social a quien le interesan los temas referentes al mundo gamer y que llegó a ser un excelente jugador de LOL, tanto, que en el pasado tuvo la oportunidad de ser entrenador de equipos.

Fue así como el 26 de mayo cerca de las 8 de la noche lo llamé para preguntarle sobre su experiencia dentro de un universo diferente.

Comenzó diciéndome que para él y la mayoría de jugadores, LOL es el juego más grande del mundo; y que su experiencia dentro de este nuevo pasatiempo había empezado cuando un amigo se lo recomendó, y como él siempre había sido jugador de cartas y juegos de roles, la sugerencia le llamó la atención.

Fue entonces que el juego entró en su vida y con el tiempo varios de sus amigos aparecieron dentro del mundo virtual. Para ese entonces, dentro de la rutina se agregó un tiempo para la práctica de League of Legends, puesto que es un juego de estrategia que tiene como objetivo reconocer al mejor jugador.

“La hora de jugar LOL era el momento más feliz del día” comentó Andrés “Era un escape de la vida real”. Es como el fútbol porque se arman equipos en busca del mismo objetivo. Es un juego absorbente porque te empuja a ser el mejor competidor demostrando tus habilidades para hacer la mayor cantidad de jugadas o si eres quien asesina más o si eres el mejor estratega.

“Uno se empieza a volver muy competitivo y fue así como comencé a subir de escala en el ranking del juego; y de alguna forma, el valor simbólico que tiene conseguir ese logro es muy importante para quienes jugamos LOL” los sonidos que expresaba al hablar del valor que el juego te hace sentir por ser el mejor me hacían pensar que es muy adictivo e inexplicable la sensación de ver como subes de nivel.

En el juego hay rangos; y dentro de cada rango hay cinco divisiones donde a usted lo sitúan en una posición y la idea es ir subiendo cada vez más. “Para ese punto ninguno del equipo quería perder y la situación tomó un rumbo más serio, comenzamos a participar en torneos y a ganarle a otros jugadores que eran muy buenos”.

LOL está diseñado para hacerte creer que puedes ser mejor y qué debes serlo. “Es muy difícil que te canses porque el desgaste que hay es completamente diferente al desgaste en el mundo real”. Hay jugadores que pueden durar horas y horas detrás de una pantalla sumergidos en gráficos llamativos y complicados.

“Yo siempre era el que gestionaba y organizaba lo que sucedía dentro y fuera de las partidas, les decía cómo ganar. Para este punto el juego pasaba de ser como el fútbol y se convertía en ajedrez”.

Andrés narraba las dificultades de ser el gerente del equipo, pues según él, es necesario ser muy organizado, es complicado hacer que los integrantes estén de acuerdo y que las cosas se hagan de la forma correcta. “Jugábamos 8Foto 2 horas seguidas, ya ni siquiera le permitiamos a nuestros amigos poco expertos participar dentro de nuestro equipo, pues porque no eran muy buenos”.

“Estábamos locos porque la vida real nos presionaba y de alguna forma si estábamos perdiendo el tiempo”. Era una decisión complicada porque el juego es muy exigente y te obliga a pensar solo en eso; pero la universidad, la pareja, la familia y, en general, la realidad también lo era.

“Entonces comenzaron los problemas con las personas, habían diferencias y era obvio que habrían problemas y al final decidimos desintegrar el equipo”. Andrés dejó de seguir la rutina de las ocho horas diarias de LOL y comenzó a tener recaídas, el juego aparentemente podía ser igual o peor que las drogas, es una adicción de poder “Yo salía a la calle y no se sentía igual”.

Pero él no había dejado por completo ese mundo virtual, de vez en cuando jugaba, pero no en la misma potencia que lo venía haciendo. Dentro del juego conoció a diferentes equipos y personas que comenzaron a pedirle que fuera su entrenador.

“Ese juego no lo sabe jugar nadie porque cada semana hay que reaprenderlo. Eso es lo que lo hace interesante porque los jugadores necesitan volver a entender cómo funciona. Es un juego construido para la gente que ha jugado toda la vida”.

Existían las ganas de ser entrenador, pero requería mucho tiempo y mucho interés tanto de su parte como del equipo que lo contactaba. Dentro de esos equipos había uno mexicano que buscaba entrar a la liga latinoamericana. “Mi trabajo no lo hace bien mucha gente, cuando estuve ahí solo logré contar a dos personas que eran buenos estrategas, porque eso es lo que se necesita para ganar: una buena estrategia”.

El equipo mexicano era del nivel más alto de latinoamérica, pero Andrés sabía que no quería vivir de eso, porque si, se puede vivir de LOL, pero para lograrlo es necesario dedicarle las 24 horas del día los siete días de la semana. Pero él tenía una vida real que quería continuar.

“Fueron 7 años de haber entrenado muchos equipos. Pero no continue porque no me da la vida”. Por sus manos pasó un latino super estrella en LOL, Cotopaco, pues él estuvo en los equipos que Andrés había entrenado.

“En LOL hay varias posiciones, es toda una locura táctica. Y yo tenía que estar pendiente de que todo el mundo fuera cada vez mejor, que todos jugaran mejor. Es como la docencia debía enseñarle mis conocimientos a los demás para que jugaran todos al mismo ritmo”.

Existen 5 jugadores, un entrenador, un analista y un manager dentro de un equipo de League of Legends. El manager es quien controla la parte comercial y administrativa; el analista es el que decide con qué estrategia se debe jugar contra el otro equipo a un nivel macro; y el entrenador es quien ejecuta las jugadas.

“Armaba las estrategias alrededor de los muñecos y debía preguntarme ¿cómo es la mejor forma de jugar? Además, yo no solo entrenaba sino que también participaba dentro del juego”. Andrés y su equipo ganaron torneos en Ibagué y llegaron a la semifinal del torneo nacional, pero para ese entonces ya no eran los mismos integrantes con quienes había comenzado a participar, era un grupo con el que se desentendió por completo.

“Por nervios perdimos, pues estábamos peleando dentro del juego, el torneo lo estaban transmitiendo y a la final, perdimos”. De los equipos que Andrés entreno de México, uno de ellos entró al circuito profesional. Y además, estaba Cotopaco, quien era de Neiva o de Pereira, y que ahora es uno de los personajes más importantes en LOL a nivel mundial.

“No saben lo emocional que es el juego, la gente es muy videosa y todo es por el valor simbólico que representa porque todo era de oportunidades para nosotros. Si ganabamos, por ejemplo, viajabamos”.

Es lograr llegar a la cima o por lo menos tocarla, la gente se llena de sueños y objetivos cuando juegan. Y si observamos jugadores de LOL nos damos cuenta de la pasión que exige el juego: los gritos, las palabras de desesperación, las expresiones de frustración y las emociones revoloteando por toda la sala es impresionante. Si necesitara compararlo me atrevería a decir que es muy parecido cuando un hincha de un equipo de fútbol ve un partido. Es un nivel de pasión muy similar.

“Y es que ser entrenador no solo era controlar lo que sucedía dentro del juego, tambien tenia que lidiar con los sentimientos de las personas que conformaban el equipo, tenía que ayudar físicamente a los demás y es que uno a los 18 años no sabe ni manejar las emociones propias”. Él era quien montaba los entrenamientos y le daba inspiración a los demás para lograr crecer como equipo, pero eso tomaba mucho tiempo.

“No le puedo pasar a usted la experiencia de lo que se vive y se siente, no puedo explicarle lo que es difícil específicamente”.

¿Y la vida real?

“Le dedique tantas horas a esto que ahora que salgo a rumbear y veo a los otros bailar, lo entiendo. La gente que no estuvo dentro de ese mundo han pasado los últimos treinta años practicando el baile y es por eso que saben hacerlo y yo no. Pero le aseguro que ninguno de ellos dentro de LOL podría contra mi experiencia”.

Regresar a la infografia

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia