logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

La Pequeña María

Por: Alexander Cardenas

María es cómo llamaremos a esta valiente mujer que abre su corazón para contarnos un capítulo de su historia, que pesar de haber sucedido hace más de tres décadas, jamás borrará o dejara de sentir dolor al hablar de ello. Mientras oscurece un poco más, en un ya típico día oscuro y nublado de Bogotá, me reuno con María, quien prefiere reservar su nombre verdadero, una mujer que pasa los 40 años y quien actualmente está dedicada a su hogar, en esta oportunidad para abrir un episodio de su vida que ha intentado dejar atrás por tantos años. María cron 1

Me comenta que siendo apenas una niña de 14 años y siendo la séptima hija de un total de 11 hermanos, 5 mujeres y 6 hombres, fue obligada a vivir en una casa ajena, en donde el constante abuso que vivió la marcó para toda la vida: “vivíamos en el campo y con tantos hermanos, mis papás no nos podían mantener a todos, ya los mayores y como era costumbre en esa época, desde muy jóvenes se habían casado o tenían ya su hogar, muchos ya estaban acá en Bogotá” menciona María.

Maria fue enviada a vivir en la finca de sus padrinos, en su momento le sonó la idea, pues era consciente que junto a sus padres no podía esperar mucho, y aunque sabía que debía ir  a colaborar en esta casa, creía que al tratarse de sus padrinos estaría mejor que en su casa. Nos relata que tan pronto llegó a este “nuevo hogar” fue prácticamente contratada como empleada de servicio, sin pago alguno. Para este punto, María decide levantarse e ir a la cocina, me ofrece un tinto y nuevamente se sienta a mi lado, en la sala de su casa. Se  toma un primer sorbo de café y continúa su relato.

“En esta casa, tuve que pasar todo tipo de humillaciones, golpes, gritos, y en general malos tratos, tanto mi madrina, como mi padrino e incluso sus hijos, me daban muy malos tratos”, en este momento María había acabado en menos de 5 minutos su café, que sin importar lo caliente que este estaba, su ansiedad la obligaba a beber rápido. Ahora me pide que la acompañe a la terraza de su casa para seguirme contando, saca de su chaqueta una cajetilla de cigarrillos y enciende uno de ellos mientras se toma un tinto más, e iniciamos nuevamente su historia.Maria cron 2

“Quisiera decir que estos malos tratos, eran lo peor que tenía que vivir en esta casa, pero no fue así, aparte de los malos tratos, me tenía que aguantar los abusos de mi padrino, él me tocaba y me obligaba a estar con él en la cama”, esto lo relata María con lágrimas en sus ojos. Con valentía, María nos sigue relatando cómo era abusada física y psicológicamente, por quienes eran sus padrinos. Ella añade: “Yo estoy segura que todos los sabían, incluso mi mamá y nunca nadie hizo nada”, es evidente la frustración que siente María al contar esto.

Con lágrimas en los ojos, Maria dice tener tan presente la imagen de ese hombre, con quien no tiene ningún pudor en decir que espera ya no exista, y que haya pagado en vida e incluso de muerto, todo lo que le hizo a ella, le desea lo peor a toda esta familia que tanto la hizo sufrir, “Jamas podre perdonarles esto, y les deseo lo peor”.

Maria finaliza contando que esto lo tuvo que vivir por un poco más de un año, hasta que cansada de los abusos, tuvo que huir de esa casa directamente a Bogotá, en donde había podido contactar a uno de sus hermanos. Tiempo después, conoció a quien hoy en dia es su esposo y con quien tiene una hija de 22 años. Nos relata a modo de conclusión que a pesar de que ama a su hija y no concibe su vida sin ella a su lado, realmente no quería tener hijos, ya que el miedo a que alguno de sus hijos llegase a pasar por algo parecido a su historia, la perturbaba.

 

CULTURA

ACTUALIDAD

La Pequeña María

Por: Alexander Cardenas

María es cómo llamaremos a esta valiente mujer que abre su corazón para contarnos un capítulo de su historia, que pesar de haber sucedido hace más de tres décadas, jamás borrará o dejara de sentir dolor al hablar de ello. Mientras oscurece un poco más, en un ya típico día oscuro y nublado de Bogotá, me reuno con María, quien prefiere reservar su nombre verdadero, una mujer que pasa los 40 años y quien actualmente está dedicada a su hogar, en esta oportunidad para abrir un episodio de su vida que ha intentado dejar atrás por tantos años. María cron 1

Me comenta que siendo apenas una niña de 14 años y siendo la séptima hija de un total de 11 hermanos, 5 mujeres y 6 hombres, fue obligada a vivir en una casa ajena, en donde el constante abuso que vivió la marcó para toda la vida: “vivíamos en el campo y con tantos hermanos, mis papás no nos podían mantener a todos, ya los mayores y como era costumbre en esa época, desde muy jóvenes se habían casado o tenían ya su hogar, muchos ya estaban acá en Bogotá” menciona María.

Maria fue enviada a vivir en la finca de sus padrinos, en su momento le sonó la idea, pues era consciente que junto a sus padres no podía esperar mucho, y aunque sabía que debía ir  a colaborar en esta casa, creía que al tratarse de sus padrinos estaría mejor que en su casa. Nos relata que tan pronto llegó a este “nuevo hogar” fue prácticamente contratada como empleada de servicio, sin pago alguno. Para este punto, María decide levantarse e ir a la cocina, me ofrece un tinto y nuevamente se sienta a mi lado, en la sala de su casa. Se  toma un primer sorbo de café y continúa su relato.

“En esta casa, tuve que pasar todo tipo de humillaciones, golpes, gritos, y en general malos tratos, tanto mi madrina, como mi padrino e incluso sus hijos, me daban muy malos tratos”, en este momento María había acabado en menos de 5 minutos su café, que sin importar lo caliente que este estaba, su ansiedad la obligaba a beber rápido. Ahora me pide que la acompañe a la terraza de su casa para seguirme contando, saca de su chaqueta una cajetilla de cigarrillos y enciende uno de ellos mientras se toma un tinto más, e iniciamos nuevamente su historia.Maria cron 2

“Quisiera decir que estos malos tratos, eran lo peor que tenía que vivir en esta casa, pero no fue así, aparte de los malos tratos, me tenía que aguantar los abusos de mi padrino, él me tocaba y me obligaba a estar con él en la cama”, esto lo relata María con lágrimas en sus ojos. Con valentía, María nos sigue relatando cómo era abusada física y psicológicamente, por quienes eran sus padrinos. Ella añade: “Yo estoy segura que todos los sabían, incluso mi mamá y nunca nadie hizo nada”, es evidente la frustración que siente María al contar esto.

Con lágrimas en los ojos, Maria dice tener tan presente la imagen de ese hombre, con quien no tiene ningún pudor en decir que espera ya no exista, y que haya pagado en vida e incluso de muerto, todo lo que le hizo a ella, le desea lo peor a toda esta familia que tanto la hizo sufrir, “Jamas podre perdonarles esto, y les deseo lo peor”.

Maria finaliza contando que esto lo tuvo que vivir por un poco más de un año, hasta que cansada de los abusos, tuvo que huir de esa casa directamente a Bogotá, en donde había podido contactar a uno de sus hermanos. Tiempo después, conoció a quien hoy en dia es su esposo y con quien tiene una hija de 22 años. Nos relata a modo de conclusión que a pesar de que ama a su hija y no concibe su vida sin ella a su lado, realmente no quería tener hijos, ya que el miedo a que alguno de sus hijos llegase a pasar por algo parecido a su historia, la perturbaba.

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia