logo ucentral

adios semestre ACN

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

EL MAMBO SE QUEDA EN CASA

“El incremento ha sido positivo pero en general seguimos con la necesidad necesitamos que todas esas personas que se indignaron y demostraron su solidaridad y comentaron, se vuelvan membresías porque realmente todavía falta mucho”.

Han pasado dos meses desde aquel susto que nos metió el MAMBO con su alerta creativa de arrendar el edificio por $120.000.000, bajo una necesidad económica por la que pasa el museo. Alerta que causó que espectadores, periodistas y artistas hablarán y dieran a conocer lo que era el MAMBO y lo que significaba el arriendo para la sociedad cultural.

“Decidimos poner el museo en arriendo bajo el concepto o analogía de que cuando uno arrienda algo, es porque a uno le gusta, uno lo toma porque se adapta a las características que uno quiere, porque está contento e invita a los amigos y clientes a visitar, a conocer, a celebrar cumpleaños, finalmente es un espacio que sobretodo uno habita y del cual se siente orgulloso. Arrendemos el museo para personas y empresas que quieran apoyar y que, a cambio, además de arrendarlo, reciben unos beneficios”, afirma Laura Feged, subdirectora del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

 

ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

        

Todo fue una estrategia mediática organizada por la agencia de publicidad DDB que en conjunto con la dirección de MAMBO lograron bajo indignación, curiosidad, tristeza, y distintas emociones que eran comentadas por las personas en redes sociales y medios de comunicación, cumplir su objetivo principal, despertar un accionar en el público, haciendo sentir más que nunca que el museo es propio por todos:

“El apoyo que tuvimos de la gente fue muy halagador, sentimos respaldo, la gente si quiere el museo, y no quiere que se cierre. Las respuestas que tuvimos fueron muy buenas, fue una autoevaluación interesante, además cuando todos tenían los ojos frente a nosotros pudimos contar cómo podían afiliarse y también nos dio visibilidad para poder contarle a la gente que pueden hacer acá sus eventos privados, como el lanzamiento de un libro, celebrar un cumpleaños, conciertos, visitas guiadas VIP con el artista, etc.”.

Se necesitaban proyectos que captarán la atención y mostraran lo que un museo tiene por ofrecerles y como ejemplo de esto, estuvo la Toma del MAMBO exposición llevada a cabo del 9 al 11 de febrero en el que artistas de doce colectivos lograron generar actividades que permitieron una inmersión en el arte a través de distintas intervenciones como talleres, instalaciones, conciertos, etc, mismos espacios e inmersión que hoy son ocupados y ofrecidos por las creaciones de la exposición Hay que saberse infinito de la artista colombiana María José Arjona.

 

   ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

 

 

Por otra parte, necesitaban generar producción económica sin que se perdiera su esencia, de esta manera el museo hizo la reestructuración del plan de membresías, denominada “Yo tengo el Mambo”, la cual se divide en tres: Membresías para personas naturales: estudiantes, individual, doble, familiar/grupal y jóvenes coleccionistas; Membresías corporativas: benefactor, colaborador, asociado y platino: “Pensando que muchas veces las empresas quieren darles oferta cultural a sus empleados, entonces una manera de hacerla es adquiriendo esta membresía en donde los altos ejecutivos tienen beneficios y así mismo la empresa empieza a tener ganancias para sus empleados fomentando el tema cultural” dice Feged.

Y por último ofrecen a las compañías la opción de apoyar el museo bajo Donaciones: En las que usted puede aportar desde distintos ámbitos, por ejemplo, “Dando una donación que el museo destina para una exposición, para un proyecto educativo, para los gastos operativos, para mejoras de tecnología, adecuaciones de salas, etc. Así realmente tenemos una diversidad de formatos para que la gente pueda vincularse al museo”.  

La alarma del MAMBO, aunque fuerte, permitió que escucháramos esa abrumadora voz que no solo este museo requiere, sino las demás instituciones culturales que necesitan de apoyo institucional y privado. Laura afirma que el día de la rueda de prensa para dar la transición de se arrienda a la membresía de Yo tengo el Mambo aproximadamente el 80% de los medios acudieron al encuentro y la cobertura mediática fue excelente, además nos cuenta la importancia que los medios tienen y lo trascendente que sería si se convirtieran en principales aliados para que MAMBO y los diferentes museos a nivel nacional puedan continuar con su accionar:

 

ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo         

“Yo siempre he dicho que en nuestra redes sociales tenemos a las personas que quieren oírnos pero nosotros necesitamos a los medios para traspasar las redes sociales, porque ya tenemos a quienes nos siguen, a quienes nos oyen y nos leen pero necesitamos que los medios sean nuestros aliados para comunicar todas las noticias que tenemos y no solamente ésta que pasó, sino las que vienen a lo largo de los meses, de los años porque necesitamos llegar a las personas, a esas que no nos siguen en las redes sociales, que de pronto no lo hacen porque no quieran si no por falta de información, por falta de estar actualizados en lo que está haciendo el museo, la cantidad de actividades a nivel expositivo, educativo y demás que están a disposición”.

A dos meses de la alerta creativa los avances que han tenido han sido varios, como que en ese justo momento hubo nuevas afiliaciones al museo y miembros del pasado renovaron la que tenían; otros llamaron y apoyaron con su conocimiento, porque varias personas los buscaron comentado que no tenían el poder adquisitivo para obtener una membresía pero les decían que querían compartir y apoyar al museo en diferentes áreas, por ejemplo con un know how; en cuanto a visitantes: “El incremento ha sido positivo pero todavía podemos y la capacidad del museo da para recibir a muchos más. En general seguimos con la necesidad, esto no es un trabajo de una semana y ya, sino de todos los días y nuestro reto es seguir incrementando las membresías, necesitamos que todas esas personas que se indignaron y demostraron su solidaridad y comentaron, todos esos me gusta, caras de fastidio o de tristeza se vuelvan membresías porque realmente eso si lo necesitamos y todavía falta mucho”.

 

         ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

El esfuerzo a nivel administrativo y logístico es gigante han sido 55 años de una construcción que no solo puede ser individual, sino que debe ser de todos, se necesitan aliados. MAMBO está dispuesto para que su visita sea toda una experiencia, el museo está a su medida: “Está pensado para que las visitas de las personas sean más agradables y que si quieren pasar jornadas largas lo pueden hacer, ustedes pueden venir, tomarse un café, visitar, almorzar, seguir con la visita, ir a la tienda, tenemos la librería; la intención es que la experiencia de las personas sea acá duradera, que se sientan realmente como en su casa, al final si uno está arrendando algo, uno quiere sentirse cómodo y satisfecho”, afirma Laura Feged, que con una sonrisa y unos ojos que reflejan amabilidad, y mucho esfuerzo hace una invitación a que nos sintamos en un espacio agradable. Y ya que el museo se queda en casa, digamos Yo Tengo El Mambo.

CULTURA

ACTUALIDAD

EL MAMBO SE QUEDA EN CASA

“El incremento ha sido positivo pero en general seguimos con la necesidad necesitamos que todas esas personas que se indignaron y demostraron su solidaridad y comentaron, se vuelvan membresías porque realmente todavía falta mucho”.

Han pasado dos meses desde aquel susto que nos metió el MAMBO con su alerta creativa de arrendar el edificio por $120.000.000, bajo una necesidad económica por la que pasa el museo. Alerta que causó que espectadores, periodistas y artistas hablarán y dieran a conocer lo que era el MAMBO y lo que significaba el arriendo para la sociedad cultural.

“Decidimos poner el museo en arriendo bajo el concepto o analogía de que cuando uno arrienda algo, es porque a uno le gusta, uno lo toma porque se adapta a las características que uno quiere, porque está contento e invita a los amigos y clientes a visitar, a conocer, a celebrar cumpleaños, finalmente es un espacio que sobretodo uno habita y del cual se siente orgulloso. Arrendemos el museo para personas y empresas que quieran apoyar y que, a cambio, además de arrendarlo, reciben unos beneficios”, afirma Laura Feged, subdirectora del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

 

ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

        

Todo fue una estrategia mediática organizada por la agencia de publicidad DDB que en conjunto con la dirección de MAMBO lograron bajo indignación, curiosidad, tristeza, y distintas emociones que eran comentadas por las personas en redes sociales y medios de comunicación, cumplir su objetivo principal, despertar un accionar en el público, haciendo sentir más que nunca que el museo es propio por todos:

“El apoyo que tuvimos de la gente fue muy halagador, sentimos respaldo, la gente si quiere el museo, y no quiere que se cierre. Las respuestas que tuvimos fueron muy buenas, fue una autoevaluación interesante, además cuando todos tenían los ojos frente a nosotros pudimos contar cómo podían afiliarse y también nos dio visibilidad para poder contarle a la gente que pueden hacer acá sus eventos privados, como el lanzamiento de un libro, celebrar un cumpleaños, conciertos, visitas guiadas VIP con el artista, etc.”.

Se necesitaban proyectos que captarán la atención y mostraran lo que un museo tiene por ofrecerles y como ejemplo de esto, estuvo la Toma del MAMBO exposición llevada a cabo del 9 al 11 de febrero en el que artistas de doce colectivos lograron generar actividades que permitieron una inmersión en el arte a través de distintas intervenciones como talleres, instalaciones, conciertos, etc, mismos espacios e inmersión que hoy son ocupados y ofrecidos por las creaciones de la exposición Hay que saberse infinito de la artista colombiana María José Arjona.

 

   ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

 

 

Por otra parte, necesitaban generar producción económica sin que se perdiera su esencia, de esta manera el museo hizo la reestructuración del plan de membresías, denominada “Yo tengo el Mambo”, la cual se divide en tres: Membresías para personas naturales: estudiantes, individual, doble, familiar/grupal y jóvenes coleccionistas; Membresías corporativas: benefactor, colaborador, asociado y platino: “Pensando que muchas veces las empresas quieren darles oferta cultural a sus empleados, entonces una manera de hacerla es adquiriendo esta membresía en donde los altos ejecutivos tienen beneficios y así mismo la empresa empieza a tener ganancias para sus empleados fomentando el tema cultural” dice Feged.

Y por último ofrecen a las compañías la opción de apoyar el museo bajo Donaciones: En las que usted puede aportar desde distintos ámbitos, por ejemplo, “Dando una donación que el museo destina para una exposición, para un proyecto educativo, para los gastos operativos, para mejoras de tecnología, adecuaciones de salas, etc. Así realmente tenemos una diversidad de formatos para que la gente pueda vincularse al museo”.  

La alarma del MAMBO, aunque fuerte, permitió que escucháramos esa abrumadora voz que no solo este museo requiere, sino las demás instituciones culturales que necesitan de apoyo institucional y privado. Laura afirma que el día de la rueda de prensa para dar la transición de se arrienda a la membresía de Yo tengo el Mambo aproximadamente el 80% de los medios acudieron al encuentro y la cobertura mediática fue excelente, además nos cuenta la importancia que los medios tienen y lo trascendente que sería si se convirtieran en principales aliados para que MAMBO y los diferentes museos a nivel nacional puedan continuar con su accionar:

 

ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo         

“Yo siempre he dicho que en nuestra redes sociales tenemos a las personas que quieren oírnos pero nosotros necesitamos a los medios para traspasar las redes sociales, porque ya tenemos a quienes nos siguen, a quienes nos oyen y nos leen pero necesitamos que los medios sean nuestros aliados para comunicar todas las noticias que tenemos y no solamente ésta que pasó, sino las que vienen a lo largo de los meses, de los años porque necesitamos llegar a las personas, a esas que no nos siguen en las redes sociales, que de pronto no lo hacen porque no quieran si no por falta de información, por falta de estar actualizados en lo que está haciendo el museo, la cantidad de actividades a nivel expositivo, educativo y demás que están a disposición”.

A dos meses de la alerta creativa los avances que han tenido han sido varios, como que en ese justo momento hubo nuevas afiliaciones al museo y miembros del pasado renovaron la que tenían; otros llamaron y apoyaron con su conocimiento, porque varias personas los buscaron comentado que no tenían el poder adquisitivo para obtener una membresía pero les decían que querían compartir y apoyar al museo en diferentes áreas, por ejemplo con un know how; en cuanto a visitantes: “El incremento ha sido positivo pero todavía podemos y la capacidad del museo da para recibir a muchos más. En general seguimos con la necesidad, esto no es un trabajo de una semana y ya, sino de todos los días y nuestro reto es seguir incrementando las membresías, necesitamos que todas esas personas que se indignaron y demostraron su solidaridad y comentaron, todos esos me gusta, caras de fastidio o de tristeza se vuelvan membresías porque realmente eso si lo necesitamos y todavía falta mucho”.

 

         ACN
Agencia Central de Noticias 
comunicacion social 
mambo

El esfuerzo a nivel administrativo y logístico es gigante han sido 55 años de una construcción que no solo puede ser individual, sino que debe ser de todos, se necesitan aliados. MAMBO está dispuesto para que su visita sea toda una experiencia, el museo está a su medida: “Está pensado para que las visitas de las personas sean más agradables y que si quieren pasar jornadas largas lo pueden hacer, ustedes pueden venir, tomarse un café, visitar, almorzar, seguir con la visita, ir a la tienda, tenemos la librería; la intención es que la experiencia de las personas sea acá duradera, que se sientan realmente como en su casa, al final si uno está arrendando algo, uno quiere sentirse cómodo y satisfecho”, afirma Laura Feged, que con una sonrisa y unos ojos que reflejan amabilidad, y mucho esfuerzo hace una invitación a que nos sintamos en un espacio agradable. Y ya que el museo se queda en casa, digamos Yo Tengo El Mambo.

ESPECIALES

BOLETIN ACN                                     

boletin52

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia