logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Es ahora o nunca

franjatato

Por: Valentina Jimenez

 

es ahora o nunca 3

 

Y allí me encontraba, en el baby shower de uno de mis dos amigos de toda la vida. Observaba cómo corría de un lado a otro para atender a todos los invitados, mientras Santiago, mi otro amigo de infancia, me decía que teníamos que aprovechar el tiempo porque ya casi nos recogía el mismo tren, ese que anhelábamos de cierta forma, pero que queríamos que se demorara un poco más.

Mientras Santiago me dice que la vida era solo una y que ahora tenemos la facilidad de viajar, pienso en el hecho de que hace más de un año saque el pasaporte y esta es la hora en la que no lo he utilizado, estaba ahí, guardado en el lugar donde van a parar las cosas importantes, esas que tienes a la mano para alguna situación en especial, pero que no son lo suficiente significativas para utilizarlas a diario.

Creo que me leyó la mente porque inmediatamente me dijo que debíamos planear un viaje fuera del país, lo más pronto posible; yo acepte de inmediato. Vi la oportunidad para estrenar mi pasaporte y para lograr eso que quería hacer desde hace mucho tiempo, pero que por cuestiones laborales y personales no había podido hacer, viajar internacionalmente. Y así es, ya es un hecho, nos vamos para Panamá.

es ahora o nunca 1

Mis expectativas son muy grandes, conozco muchos lugares de Colombia pero nunca he puesto un pie fuera del país. Uno de mis principales obstáculos para lograr este viaje es mi trabajo y no dejó de serlo hasta que me monté al avión.

Yo trabajo en Bogotá pero manejo gente de otras ciudades, por lo tanto, estoy lleno de problemas porque tengo que dejar la mayor parte solucionada y encontrar alguien que me reemplace en mis labores solo por mañana; gracias a Dios pude solucionar todo esto. Ahora mi única preocupación es madrugar y disfrutar de esta nueva experiencia.

El vuelo está programado para las 6:30 am pero como es un vuelo internacional, las políticas establecen que tenemos que estar como mínimo 3 horas antes. Son las 2:00 am, me despierto, dormí muy poco, mi noche no fue tranquila, pero estoy feliz por el hecho de que al fin ha llegado este día, pedí un Uber y aquí comienza esta aventura.

Me atrevería a decir que la única forma en la que madrugo por gusto es cuando salgo de viaje, así que no me importa ni el valor del transporte, ni el frío que caracteriza a mi ciudad. Mientras veo cómo la niebla se apodera de la Avenida El Dorado, pienso en el por qué no había decidido realizar un viaje así antes, por qué siempre tenía que pensar en el trabajo y no en mí, me di duro por un instante pero luego tranquilice mis pensamientos y concluí que todo se da en el momento perfecto y que debo ser agradecido porque este momento ha llegado.

Me dirigí a la aerolínea Wingo, encargada de nuestro viaje, no había nadie en la fila. Al llevar impreso el Check In y tener solo una maleta de mano pasó directo a la sala de emigración para hacer el proceso correspondiente.

es ahora o nunca 2

Por fin llegó Santi, nos dirigimos a la fila y al ver tanta gente tengo que aceptar que me dio miedo el hecho de no alcanzar a entrar a la sala de abordar. Son las 4:15 am, apenas estamos entrando a sala de emigración, estoy algo nervioso, siento que nos miran como si estuviésemos haciendo algo malo o llevando droga; soy consciente que lo único malo que he hecho acá, es no pensar en mí y siempre poner por encima de todo el trabajo.

Me bombardean con preguntas, que para dónde voy, cuánta plata llevo, a qué me dedico, que si me voy a encontrar con alguien allá. Me siento como en un examen acerca de mi vida y siento que el examen me lo está haciendo una novia que tiene complejo de FBI y no lo digo solo por la cantidad de preguntas sino por la forma y miedo que logran transmitir.

Pase el examen, sigo mi camino. Más adelante nos detiene una policía, nos hace el mismo tipo de preguntas, me siento todo un experto respondiendolas, revisa los papeles y nos deja seguir, en ese momento sentí que mi corazón volvió a latir con normalidad.

Camino a la sala de abordar, Santi me gasta una cerveza, nos sentamos allí y mientras esperamos nuestro llamado, hago un brindis por esta nueva aventura que nos espera, nuestras dos latas chocan y se da por iniciada esta travesía, me siento afortunado, qué más le puedo pedir a la vida, estoy acompañado a un lado por uno de uno de mis amigos de infancia, y al otro lado por una buena bebida, esperando el tan anhelado viaje que sin pensarlo se dio.

Justo en ese momento me di cuenta que la vida es hoy, que no importa que tan ocupado esté, mi primera prioridad siempre debo ser yo; la vida se va en un abrir y cerrar de ojos y en cualquier momento puede pasar ese tren al que le llamo muerte y para ese momento espero haber cumplido todo lo que siempre quise.

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

ACTUALIDAD

Es ahora o nunca

franjatato

Por: Valentina Jimenez

 

es ahora o nunca 3

 

Y allí me encontraba, en el baby shower de uno de mis dos amigos de toda la vida. Observaba cómo corría de un lado a otro para atender a todos los invitados, mientras Santiago, mi otro amigo de infancia, me decía que teníamos que aprovechar el tiempo porque ya casi nos recogía el mismo tren, ese que anhelábamos de cierta forma, pero que queríamos que se demorara un poco más.

Mientras Santiago me dice que la vida era solo una y que ahora tenemos la facilidad de viajar, pienso en el hecho de que hace más de un año saque el pasaporte y esta es la hora en la que no lo he utilizado, estaba ahí, guardado en el lugar donde van a parar las cosas importantes, esas que tienes a la mano para alguna situación en especial, pero que no son lo suficiente significativas para utilizarlas a diario.

Creo que me leyó la mente porque inmediatamente me dijo que debíamos planear un viaje fuera del país, lo más pronto posible; yo acepte de inmediato. Vi la oportunidad para estrenar mi pasaporte y para lograr eso que quería hacer desde hace mucho tiempo, pero que por cuestiones laborales y personales no había podido hacer, viajar internacionalmente. Y así es, ya es un hecho, nos vamos para Panamá.

es ahora o nunca 1

Mis expectativas son muy grandes, conozco muchos lugares de Colombia pero nunca he puesto un pie fuera del país. Uno de mis principales obstáculos para lograr este viaje es mi trabajo y no dejó de serlo hasta que me monté al avión.

Yo trabajo en Bogotá pero manejo gente de otras ciudades, por lo tanto, estoy lleno de problemas porque tengo que dejar la mayor parte solucionada y encontrar alguien que me reemplace en mis labores solo por mañana; gracias a Dios pude solucionar todo esto. Ahora mi única preocupación es madrugar y disfrutar de esta nueva experiencia.

El vuelo está programado para las 6:30 am pero como es un vuelo internacional, las políticas establecen que tenemos que estar como mínimo 3 horas antes. Son las 2:00 am, me despierto, dormí muy poco, mi noche no fue tranquila, pero estoy feliz por el hecho de que al fin ha llegado este día, pedí un Uber y aquí comienza esta aventura.

Me atrevería a decir que la única forma en la que madrugo por gusto es cuando salgo de viaje, así que no me importa ni el valor del transporte, ni el frío que caracteriza a mi ciudad. Mientras veo cómo la niebla se apodera de la Avenida El Dorado, pienso en el por qué no había decidido realizar un viaje así antes, por qué siempre tenía que pensar en el trabajo y no en mí, me di duro por un instante pero luego tranquilice mis pensamientos y concluí que todo se da en el momento perfecto y que debo ser agradecido porque este momento ha llegado.

Me dirigí a la aerolínea Wingo, encargada de nuestro viaje, no había nadie en la fila. Al llevar impreso el Check In y tener solo una maleta de mano pasó directo a la sala de emigración para hacer el proceso correspondiente.

es ahora o nunca 2

Por fin llegó Santi, nos dirigimos a la fila y al ver tanta gente tengo que aceptar que me dio miedo el hecho de no alcanzar a entrar a la sala de abordar. Son las 4:15 am, apenas estamos entrando a sala de emigración, estoy algo nervioso, siento que nos miran como si estuviésemos haciendo algo malo o llevando droga; soy consciente que lo único malo que he hecho acá, es no pensar en mí y siempre poner por encima de todo el trabajo.

Me bombardean con preguntas, que para dónde voy, cuánta plata llevo, a qué me dedico, que si me voy a encontrar con alguien allá. Me siento como en un examen acerca de mi vida y siento que el examen me lo está haciendo una novia que tiene complejo de FBI y no lo digo solo por la cantidad de preguntas sino por la forma y miedo que logran transmitir.

Pase el examen, sigo mi camino. Más adelante nos detiene una policía, nos hace el mismo tipo de preguntas, me siento todo un experto respondiendolas, revisa los papeles y nos deja seguir, en ese momento sentí que mi corazón volvió a latir con normalidad.

Camino a la sala de abordar, Santi me gasta una cerveza, nos sentamos allí y mientras esperamos nuestro llamado, hago un brindis por esta nueva aventura que nos espera, nuestras dos latas chocan y se da por iniciada esta travesía, me siento afortunado, qué más le puedo pedir a la vida, estoy acompañado a un lado por uno de uno de mis amigos de infancia, y al otro lado por una buena bebida, esperando el tan anhelado viaje que sin pensarlo se dio.

Justo en ese momento me di cuenta que la vida es hoy, que no importa que tan ocupado esté, mi primera prioridad siempre debo ser yo; la vida se va en un abrir y cerrar de ojos y en cualquier momento puede pasar ese tren al que le llamo muerte y para ese momento espero haber cumplido todo lo que siempre quise.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia