LogoACN

logo ucentral

               

María Paula Méndez, estudiante de Comunicación Social – Periodismo, es seleccionada en la 3° promoción de la Escuela de Periodismo Multimedia de EL TIEMPO

Boletín ACN

María Paula Méndez Escandón, (Mapu como la conocen sus amigos, y hasta algún profesor) está en 10 semestre de Comunicación Social y Periodismo, y este lunes 1 de agosto comienza un reto que difícilmente olvidará: estar en la Escuela de Periodismo Multimedia del periódico El TIEMPO. Paula fue seleccionada más de 100 estudiantes de universidades de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Manizales, Pereira y Armenia, y hará parte de este proyecto en donde estudiantes de diferentes disciplinas aprenden sobre arquitectura, producción y elaboración de contenidos en diversos formatos y lenguajes para impreso, Internet y televisión, de la mano de especializados periodistas de este grupo de medios. Además, otro estudiante del Departamento de Comunicación Social y Periodismo, Sergio Rodríguez, fue seleccionado para realizar las prácticas en este importante medio.

Roberto Pombo, director de EL TIEMPO, afirmó en su momento que “los mejores estudiantes de universidades aprenden del mejor talento del periodismo colombiano. Con esta iniciativa, la Casa Editorial sigue su camino de innovación y liderazgo”.

María Paula ya sabe bien lo que es el oficio periodístico, porque trabajó en el periódico Aula y asfalto de la Universidad Central, y fue una destacada periodista del mismo, comprometida con el proyecto, proactiva y siempre dispuesta a aprender, nos cuenta la profesora Ángela Verge, coordinadora del medio.  

¿Por qué decidiste presentarte a la convocatoria?

Me pareció una oportunidad muy buena y no iba a desaprovecharla. Además estaba buscando las prácticas y empecé que todo se demoraba mucho y me arriesgué. Hubo problemas con los certificados de notas, y prácticamente el último día me inscribí. El día de las pruebas yo estaba muy nerviosa, no sabía a qué me iba a enfrentar. Estudié, revisé, me puse a leer prensa de todos lados, diarios de todos sitios, no solo los colombianos, la BBC, Le Monde,… Pensé que iban a preguntar cosas de actualidad, aunque al final me hicieron un quiz donde tenía, por medio de fotos, identificar a personajes de la política actual. El resto fueron pruebas muy complicadas, pero fue chévere. Me tuve que poner delante de una cámara profesional con su respectivo micrófono de El Tiempo, y eso fue muy bonito. Estuve muy tensa ese día, que fue desde las 8am hasta las 5pm.

¿Tenías claro que querías unas prácticas relacionadas con el periodismo?

Sí, eso lo tenía totalmente claro. Quería un medio de comunicación, y que fuera de prensa, porque yo entré a la carrera pensando en eso. Pero me tuve que enfrentar a la prueba de televisión de El Tiempo, y ante esas cosas se da golpes, y se da cuenta de que sí es necesario saber de todo un poquito. También nos preguntaron por las redes sociales, creación de materiales multimedia, y eso es fundamental conocer todo ese mundo.

¿Cómo fue tu paso por Aula y asfalto, te ayudó para este proceso?

Sí, consolidé ideas que tenía, cubrí vacíos, me dio seguridad porque me senté a entrevistar a personas muy diferentes, con temas diferentes. Hice una agenda, que ya es un plus para mí, porque ya tengo ciertos contactos, que ya me conocen y conocen mi trabajo. Fue un gran ejercicio de redacción. En un primer momento me costó trabajar en equipo, porque a mí me gusta trabajar sola, por cuestiones de responsabilidad, pero cuando una encuentra un buen grupo de trabajo es otra cosa, es muy enriquecedor.

¿Qué expectativas tienes de tu paso por la Escuela de EL TIEMPO y recomendaciones para la gente que se quiera postular?

Aprender, crecer, formarme como la periodista que quiero ser, ya he logrado subir un peldaño en mi carrera, que es estar en esta escuela y ser practicante de El Tiempo. Mi recomendación para los que quieren hacer periodismo es que no pierdan oportunidades, que se preparen para ver el periodismo como un ejercicio conjunto, que dominen las diferentes plataformas en las que se pueden contar historias, que le metan ganas. Solo dos personas de la Universidad nos postulamos, pudo ser mucha más gente la que optó por esta vía. Muchos, después de que se enteraron de que yo pasé, me contaron que se les había pasado el tiempo, o no creían que iban a tener oportunidades,… Hay cosas que no pueden dejar que se escapen. 

REDACCIÓN AULA Y ASFALTO