LogoACN

logo ucentral

               

El amante japonés

ACN

 

 

Por: Lina Vargas

El pasado fin de semana se celebró el día del amor y la amistad. Para quienes estuvieron solos en esta fecha, el último libro de la chilena Isabel Allende demuestra que no es necesario tener una pareja para sentirse en las mieles del amor. “El amante japonés” es una gran compañía, pues tiene de todo. Y cuando digo todo, me refiero a suspenso, pasión, fantasmas, dolor, guerra y por supuesto, amor.

La historia transcurre entre el siglo XX y XXI. Alma Velasco llega a la casa de sus tíos en San Francisco, después de dejar a sus padres en Polonia por temor a la invasión nazi. En la nueva ciudad conoce a Ichime Fukuda y su familia. Cuando aquella niña se convierte en anciana decide ir a Lark House para pasar sus últimos años. Encuentra grandes amigos, y entre ellos está Irina Bazili, quien se convierte en el amor inalcanzable de su nieto Seth.

Tras un inicio latoso, me encontré con una grata sorpresa. De repente cada capítulo me llamaba la atención más que el anterior. A través de una narración en diferentes contextos, se establece un juego con el tiempo. En medio de la intriga pude acompañar a Ichimei y Alma en sus encuentros fortuitos, para descubrir que el amor es como chocolate (¿a quién no le gusta el chocolate?) Pero a veces empalaga, y parece que Isabel Allende lo sabe.

Para los solteros y los emparejados que ya no creen en el amor verdadero es hora de leer la historia de Alma e Ichimei. Esta novela produce todas las emociones, algo que no cualquiera puede lograr.