LogoACN

logo ucentral

Jueves, 15 Noviembre 2018

Jueves, 15 Noviembre 2018

               

Francisco Santos y Ángela Robledo debatieron en paz

ACN

Para mí el acuerdo con las FARC es la oportunidad de pasar la página de la violencia, porque quiero un país distinto y porque quiero un país para mis nietas”, con esas palabras Ángela Robledo, representante a la cámara por el Partido Verde, empezó a dar sus razones por el ‘SÍ’ en el plebiscito, en un ‘Picnic por la paz’ convocado por ciudadanos, en el parque El Virrey este 4 de septiembre.

Francisco Santos, ex vicepresidente y ex candidato a la Alcaldía de Bogotá, respondió “nosotros también queremos la paz, ¿quién no quiere que se desarme las FARC?, el problema es este acuerdo. Aunque le reconozco al presidente Juan Manuel Santos que logró algo histórico, esto va a generar un país más violento, porque colocar en el mismo nivel a las FARC y el Estado incentiva que otros delincuentes crean que pueden ser igual al Estado”.

Un grupo de jóvenes de universidades como el Externado, Javeriana y Los Andes creó este espacio de discusión democrático en donde el respeto fue el principal elemento. Los dos personajes políticos representaban a dos sectores ideológicos distintos. Entre los asistentes también había personas de ambos bandos e incluso ciudadanos que no tenía una decisión tomada. Todos ellos buscaban información para responder el 2 de octubre, una de las preguntas más importantes de su vida: ¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable y duradera?

María Isabel Parra, de 20 años, una de las organizadoras del ‘Picnic por la paz’, le relató a Aula y Asfalto cómo lograron esta iniciativa, “un día nos reunimos con unos amigos y empezamos a hablar del proceso de paz y nos dimos cuenta que teníamos posiciones muy diferentes y que muchos estábamos indecisos, entonces dijimos que sería bueno no hacerle campaña al Sí o al No, sino al debate público y que así la gente votará a consciencia y con argumentos”.

ACN

Felipe Duque de 27 años, explica que en el grupo hay jóvenes de carreras distintas, que a todos les preocupa el tema de la paz y que no quieren que la dicotomía sea simplemente “si estoy con el No quiero la guerra y si estoy con el Sí quiero la paz”, Duque, quién es politólogo de la Universidad Javeriana, piensa que hay que trasladar el debate de ese nivel superficial y construir, y que al poner a dos posiciones diferentes, como en este ejercicio, sí se hace paz. “Ojalá este tipo de actividades se repitieran por todo el país, para que los jóvenes construyamos la paz y la podamos mantener en el tiempo, no podemos esperar que los políticos lo hagan por nosotros”.

ACN

 

Los dos invitados principales, Ángela Robledo y Francisco Santos, dieron sus argumentos mientras compartían comida con los ciudadanos, escuchaban sus opiniones y respondían a las preguntas. Santos expresó que se validó la política con armas y se dejó que las FARC fueran un partido político más grande que esos que han trabajado arduamente desde la legalidad, “como el tuyo Ángela o como el Polo Democrático”. El No es un acto de dignidad y rebelión, enunció.

Robledo sentenció que no se podía seguir librando la guerra con hijos ajenos, que de la mano de Antanas Mockus había aprendido qué había que priorizar y que en Colombia en los últimos 10 años la única prioridad había sido la guerra, “nos hemos gastado 230 billones en guerra, hemos permitido que en las regiones el Estado sea demasiado frágil, por eso decimos no más”.

Santos le recordó a los asistentes que había sido víctima de secuestro dos veces, dijo que creía en la paz pero que esta no era un negocio de poder a poder. “La reconciliación es fundamental y yo no veo reconciliación, en cambio se va a generar un resentimiento inmenso”. Una de los puntos de mayor desacuerdo fue ¿qué pasa si gana el No?, para Ángela Robledo este terminaría las negociaciones mientras para Francisco Santos el proceso no acabaría ahí.

Un ciudadano le reprochó a Santos que el Centro Democrático no quería que el Presidente se llevará el protagonismo por firmar la paz, “se habla de que podría conseguir un premio Nobel y eso no les gusta”, ¿Qué ha hecho el CD para que en Colombia haya paz, sabiendo que en su partido hay tanta gente prófuga?, preguntó. Ante lo cual Santos desvío la interrogación y habló de cómo su bancada, a pesar de tener 20 congresistas, nunca era escuchada. “Yo he aceptado que lo que lograron es histórico, las FARC están a punto de firmar y eso es importante, pero me preocupa el modo”.  En ese momento Ángela le recordó a Francisco su parentesco con el presidente, “deberían estar abrazándose y no en esto” se escuchó desde el público, ante lo cual ambos sonrieron, recordando que Juan Manuel y Francisco no sólo son primos, sino que sus respectivas madres y padres son también hermanos, por lo cual comparten ambos apellidos: Santos Calderón.

Después le preguntaron a Robledo si se sentía “ideológicamente representada por el acuerdo”, ante lo que respondió que se sentía “democráticamente representada”.

Para finalizar el espacio, Francisco Santos tomó la palabra para decir que ojalá a él le dieran las 30 emisoras que recibirán las FARC, pero Ángela y el público le respondieron que ellos ya tenían a RCN.

A pesar de que en ciertos momentos la discusión se pusiera airada y los partidarios de cada bando se exaltaran por instantes, el evento fue un éxito porque como lo decía uno de los organizadores, este se llevó a cabo en paz, se dieron argumentos de valor y se escuchó la palabra de todos. Ahora queda en manos de cada ciudadano tomar la gran decisión.

 

Por: Daniela Ospina Dávila