LogoACN

logo ucentral

               

JJOO RÍO: COMBINADO FEMENINO Y MASCULINO DE FÚTBOL YA ESTÁ EN BRASIL

Boletín ACN

A escasos días de que inicien los JJOO la selección de fútbol masculina y femenina que participarán en las justas deportivas tuvieron una última cita con la prensa en el Comité Olímpico Colombiano el pasado 29 de julio.

Una de las razones de dicha rueda de prensa era la presentación del programa del Comité Olímpico Colombiano que debe dar a conocer a cada deportista, así como el valor monetario que gana un deportista colombiano al llevarse una presea de oro, plata o bronce. En deportes individuales un oro equivale a 240 salarios mínimos legales vigentes (SMLV), una plata a 140 SMLV y un bronce a 100 SMLV; en el caso de nuestros futbolistas, deporte grupal, este valor en cada medalla se multiplica por siete y el resultado se divide entre los integrantes del equipo, lo que da un resultado de 120 SMLV para el oro, 70 SMLV para la plata y 50 SMLV para el bronce.

Nicole Regnier, delantera, recalcó el apoyo de todo el equipo a Yoreli Rincón, quien se perderá los juegos por una lesión. El equipo, con su capitana Natalia Gaitán a la cabeza, esperan llevar a Colombia al podio con la medalla dorada, pero Carolina Peláez, centrocampista, recordó la sensatez que hay que tener para pasar primero la fase de grupos y enfrentarse contra potencias mundiales como Francia, Estados Unidos y Nueva Zelanda. El debut será este 3 de agosto contra la selección gala.

Boletín ACN

 

El técnico de la selección masculina Carlos ‘El Piscis’ Restrepo felicitó a Nacional por consagrarse campeón de la Copa Libertadores de América y también habló de la excelente forma física con la que vienen los jugadores y de la responsabilidad que tiene de hacer el mejor trabajo posible. El combinado tricolor está en el Grupo B junto a Japón, Nigeria y Suecia contra quien será el debut el 4 de agosto en Manaos.

Después de la explicación a los deportistas se les entregó una maleta con la indumentaria deportiva que deben usar en Río.

Por Edward Rodríguez Arias