LogoACN

logo ucentral

               

Una fotógrafa de moda y su sentido social: Paula Góngora

Boletín ACN

Una cámara, una mirada femenina y una búsqueda de rostros, estructuras e indumentarias. Así quiero presentarles a una fotógrafa de moda, Paula Góngora, una perspectiva diferente, que va más allá de lo superfluo que puede llegar el mundo de lo fashion.

 

A sus 27 años ha cursado una Especialización de Fotografía y Dirección de Cine en Barcelona, también en Fotografía artística y tiene una Maestría en Londres de Fotografía de moda. En Colombia está realizando documentales, en el ámbito de la moda en algunos catálogos, editoriales y con todo su conocimiento se dedica a enseñar en dos universidades que la han hecho crecer profesionalmente. Le interesan diversos campos de la fotografía: documental, calle, retrato, artística, moda y especialmente le gusta trabajar con personas “reales” como ella lo expresa; es decir, individuos que se encuentra por cada esquina, sus amistades, familiares. Pocas veces trabaja con modelos profesionales, ya que le gusta sentir la belleza de personas que no posan, sino que son simplemente ellas mismas y sus experiencias.

 

-¿Por qué ser fotógrafa?- le pregunto, sabiendo que no es la pregunta más original del mundo.

-Desde el colegio me empezaron a gustar las artes. Estuve en un grupo artístico visual y después de estudiar Artes Visuales en la Universidad Javeriana empecé acercarme a la fotografía y al cine. Antes, cuando decías que eras fotógrafo o cineasta te responden con un “te vas a morir de hambre”, porque son profesiones que las han denostado.

Tiene un gusto especial en fotografiar desnudos, porque las formas y el dibujo son muy importantes para ella. Uno de los primeros usos de la fotografía fue el estudio del movimiento y todas las imágenes eran desnudos.

Boletín ACN

-¿Cuál es su interés por la moda?

-Nunca he tenido un gran interés por la moda ni por las marcas. Es decir, con el sentido tradicional que la gente tiene de la fotografía de moda. Me importa por su interés social: las revistas, las pancartas, las vallas publicitarias... se acercan más a la sociedad. Es mucho más fácil que una persona compre una revista y observe una valla en la calle a que se dirija a una exposición de fotos. Es un método estratégico para acercarse a las personas. El problema es que los colombianos consideran que la fotografía de moda es “gente bonita” en “fondos bonitos”. No se dan cuenta que se puede comunicar problemas o críticas sociales en ese tipo de fotografías.

 

Paula se destaca por ver la moda como interés social, y en su página web se observa el maltrato de género, el uso de maquillaje, cómo puede cambiar la fisionomía de una persona, el movimiento y el estudio del cuerpo.

Una de sus mayores experiencias en el documental la tuvo cuando realizó uno sobre violencia de género. Una de las víctimas era una amiga cercana a ella, donde el trabajo fotográfico es el epicentro para su modelo que transgrede a partir de mostrar la imagen de una joven golpeada. Es dar memoria sobre lo que sintió, vivió y es aquí, que la fotografía es una especie de terapia y un recordatorio sobre los problemas que existe dentro de la sociedad.

Además, de mostrar mujeres víctimas de la violencia, quiere exponer como es el conflicto armado en Colombia y el proceso de paz. Es interesante poder hablar con personas donde algunas tienen cierto resentimiento, donde están a la defensiva con nosotros porque somos ajenos a la violencia que ellos han vivido, es por esto que piensan que nosotros no estuvimos en la guerra como tal. Son experiencias que recuerdo y logro expresarlo en imágenes.

¿Qué referentes tiene para componer una fotografía?

Mis grandes influencias en la fotografía de moda son: Steven Meisel trabaja para la revista Vogue en Italia y Estados Unidos; en uno de sus proyectos hubo un derrame de petróleo en el golfo de México y él se fue con sus modelos a cubrirlas de petróleo; para así, hacer una crítica social frente a lo que sucedió en el momento. Desde la estética de un fotógrafo  inglés que la seduce es Tim Walker como expresa. Es ver cuadros renacentistas, es un onírico raro.

 

Paula reconoce que su sentido social viene desde que conoce la fotografía documental y la labor del brasileño Sebastiao Salgado y James Nachtwey, su pasión por visualizar a estos grandes de la fotografía es cómo se acercan a las personas. Cuando uno se dirige a una persona no es fácil comunicar y que accedan hacer fotografiadas; es un proceso de reconocimiento del otro y lograr que se desenvuelva con la presencia de una cámara que las intimida y ellos lo logran de una manera asertiva.

Por otra parte, en el cine goza de lo abstracto. En su página web se encuentra Rebecca un cortometraje que es basado en esta película de Hitchcock uno de los pioneros del suspenso y thriller psicológico. La diseñadora de vestuario se inspira en uno de los personajes de este filme.

Boletín ACN

¿Por qué fotografía de calle?

Porque estuve en varias ciudades y viaje tanto, para mí la forma de conocer una ciudad donde iba a vivir era saliendo a caminar, es ver cómo se comporta la gente; su cultura. Por ejemplo, para nosotros es muy normal ver vendedores ambulantes en España no se ve y en Londres tampoco; asimismo, es una maravillosa práctica cuando se está aprendiendo a componer; es tomarte el tiempo para capturar y saber que se quiere transmitir.

 

Es el momento de darnos la oportunidad de conocer nuevas fotógrafas de moda que nos muestren la realidad social a través de la estética, el maquillaje y la composición de una imagen; la invitación es conocer su identidad.

Recientemente está en un documental sobre emprendimientos culturales en diferentes regiones del conflicto en el país, próximamente estará a la vista del público "Lo que somos". Y en un proyecto personal está en la creación de unas máscaras donde asocia el estilo humano con cierto tipo de animales; es un proceso de investigación de la vida animal y las cualidades que se relacionan en el ser humano.

Por Mónica Pinzón Cárdenas