LogoACN

logo ucentral

               

Booktubers, los nuevos críticos literarios

Los “booktubers” son cada vez más y mejores. Por medio de sus videos llegan con fuerza al público juvenil que ya lo consume todo de forma diferente. En un país donde se leen en promedio 4 libros al año, estos videoblogueros hacen de su afición una necesidad: la necesidad de soñar leyendo.

 

Por: S. Monroy, C. Gámez, D. Pantoja

 

YouTube es la puerta para quienes tienen la creatividad en su punto máximo. Por este medio se dan a conocer más de mil millones de usuarios registrados. El contenido varía según el gusto, la cultura o los hábitos. Gracias a esto se forman tendencias y subcategorías, como es el caso de los Booktubers. Su función no se aleja mucho de la que realizan los famosos Youtubers, solo que estos tienen un enfoque diferente.

Su trabajo consiste en pararse frente a una cámara de vídeo, hacer reseñas de los libros leídos, recomendarlos e incluso proponer retos con otros colegas para luego subirlos a su canal de YouTube.

El fenómeno de los Booktubers también existe en Colombia y si usted no sabe a qué hace referencia este término, no se preocupe porque no es el único. A pesar de que su auge y aceptación en el país ha ido incrementando, encontramos por medio de un sondeo a estudiantes universitarios, que se desconoce la figura de los booktubers. Al 90% de los jóvenes le gusta leer y solo el 9% de estos sabe que es un booktuber, así como sólo el 4% conoce o sigue alguno.

La iniciativa de hablar frente a una cámara reseñando algunos libros no surgió como necesidad de las casas editoriales, sino como una idea de los jóvenes lectores con el fin de compartir con más personas sus gustos literarios. Diana Santamaría, más conocida como “Kyoko”, no encontraba dentro de su círculo social muchas personas que compartieran el mismo gusto por la lectura. Así que decidió, en primer lugar, crear un blog en donde escribía reseñas de los libros leídos. Gracias a su éxito, incursionó en las plataformas audiovisuales. Creó su propio canal de YouTube, que actualmente cuenta con más de 2 mil seguidores.  Diferente es el caso de Isabela Cantos, quien inicialmente tuvo un encuentro con los principales exponentes de esta nueva tendencia. “La idea de convertirme en booktuber surgió hace 1 año y medio. Me encontraba en España y allí hubo una convención de bloggers y booktubers en donde conversé con varios de ellos y me convencieron de hacerlo”. Hoy por hoy, Isa Cantos cuenta con más de 7 mil 500 seguidores.

Hablamos con Gabriela Rodríguez, community manager de Penguin Random House. Le dijo a Aula & Asfalto que “Los booktubers llegan como un refuerzo justo cuando se perdía la fe en esta industria. Han abierto una puerta para que se den a conocer libros que posiblemente muchos lectores estaban esperando, adicionalmente ellos dan una nueva visión sobre lo que es leer”. Gracias a la calidad de los videos que producen y la cantidad de reproducciones y suscriptores que tienen, es posible llegar a un acuerdo con algunas casas editoriales con el fin de recibir beneficios por parte y parte. Los booktubers reciben libros sin ningún compromiso, mientras que las editoriales obtienen publicidad por medio de las reseñas que estos publican en sus canales.

¿Qué tanto se lee en Colombia?

ACN

Según la más reciente Encuesta de Consumo Cultural del DANE del 2014, en Colombia se lee un promedio de 4,2 libros al año, lo cual indica un aumento de libros leídos por persona. Se cotejaron estas cifras con el año 2010, cuando el promedio de lectura era de 2,23 libros por año y 3,2 en el 2013.

El aumento en la cifra de libros leídos por año es notable y esto en gran medida se debe a los mismos lectores. Eso asegura Tulio Fernández, community manager de Me Gusta Leer Colombia. “Los lectores se benefician a través de las recomendaciones que les llegan por parte de ellos mismos y no por parte de la editorial, ya que eso podría sonar como algo muy institucionalizado.

La importación de libros por parte de distintas editoriales ayuda a que las personas interesadas en algún texto no tengan que esperar tanto o, en el peor de los casos, decidan descargarlo ilegalmente. Según cifras oficiales del 2013 de la Cámara Colombiana del Libro, se incrementaron las ventas de libros en un 35% en comparación al año 2008 y un 0,4% al 2012. De las ventas realizadas en 2013, un 41% corresponde al interés general o literatura universal (novela, cuento, fantasía, terror, entre otros).

Entonces ¿en qué radica la diferencia de que las personas lean más ahora que antes? Según la Encuesta de Consumo Cultural del DANE, el 75% de los encuestados leen por gusto. Pero ¿cuánto leen? El 28,7% aseguró haber leído un libro en los últimos 12 meses, mientras que el 8,9% leyó 10 o más libros. Otra pregunta, ¿dónde radica que los jóvenes lean más? Dicen las cifras del DANE que el 87,6 % lee las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.), algo que no tiene nada que ver con literatura, mientras que tan solo el 16,6% lee libros.

El mercado actual está enfocado en los jóvenes lectores que por medio de redes sociales están impulsando la compra de libros. Las editoriales y librerías tienen ofertas que apuntan a los nuevos clientes que piden libros más económicos, y una oferta y demanda más grande. Todo ello impulsado por las reseñas, tags y demás videos relacionados con los libros por parte de los booktubers, quienes también piden a las editoriales traer a Colombia libros que aún no han sido traducidos o están en español pero son imposibles de conseguir en el país. Ellos se han convertido en la voz de los lectores que no tienen la forma de hacer llegar sus inquietudes a las diferentes editoriales para que los precios, eventos y demás tengan en cuenta a los jóvenes.

Tulio Fernández asegura que el libro juvenil más vendido durante el año ha sido el de la saga de Percy Jackson y Los Dioses del Olimpo de Rick Riordan. Para los adultos el favorito es el nuevo libro Grey de la autora de E.L James. También afirma que los libros más vendidos siempre han sido los juveniles, pues los jóvenes lectores que crecieron con Harry Potter, son ahora los adultos que compran libros y que siguen con la literatura juvenil. 

¿Cómo llegar a la conclusión de que los jóvenes si están leyendo más? Posiblemente sea relativo. Es factible que el promedio de libros leídos aumente porque los lectores tradicionales han incrementado la cantidad de libros por año. Pero esto no puede asegurarse porque las cifras oficiales no están actualizadas y las editoriales se muestran apáticas a difundir números de ventas a cualquier medio, incluyendo a la Cámara Colombiana del Libro. Aunque ellos son los encargados de regular a las editoriales, así como las cifras de cuántos libros se venden. Sólo es posible afirmar que este fenómeno va en aumento entre los jóvenes que se encuentran inmersos en las redes sociales y YouTube.

Video