logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

TRAS LA MENTIRA MÁS GRANDE DEL MUNDO

IDEAS

Realizado por: Juliana Alméciga Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., Camila Taborda Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., Valentina Cepeda Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla..

 

La sociedad de consumo es un modelo socioeconómico basado en el consumo masivo de servicios y bienes industrializados; de ahí que la gran parte de las naciones en el mundo se rigen por un modelo capitalista, hasta tal punto de convertir nuestra vida en una gran compra.

Es el ejemplo de alguien que posee un celular Iphone último modelo, además tiene en su garaje un BMW, viste sólo Dolce & Gabanna y su casa pasa por una mansión. ¿Qué pensarán de él las personas a su alrededor? Aquí es donde entra a jugar el orden imaginado. Se supone entonces de antemano que una persona que posee estos bienes lleva una vida deseable, es un ejemplar de éxito y se vuelve entonces un modelo a seguir, un estereotipo del sujeto ideal en una sociedad consumista. 

Durante años hemos vivido con la fascinación de adquirir cosas para así tener una vida plena; pero ¿a qué fenómeno se debe esto?  Terminamos siendo la sociedad de la cajita feliz, que se regocija por una marca y por una imagen, no tanto como por su contenido de valor establecida en el colectivo, implantada al parecer inofensivamente por la publicidad, que no nos vende productos, sino ideas, costumbres, hábitos, en general nos prefabrica la vida, ¿por qué se impone desde pequeños esta situación? Lo veremos en este informe. 

Resulta impresionante ver cómo en medio de una situación de contingencia mundial, las prioridades aún no parecen ser claras. La dinámica poblacional se ha visto aletargada y detenida, la vida ha dado un vuelco y todo lo establecido como fijo y seguro se ha visto volatilizado, ha dado un giro de 180 grados. Aunque se haya visto cuestionado lo esencial  como la salud, la comida, la vivienda y los servicios básicos, parece ser que es más importante poder ufanarse de lujos con ofertas o descuentos para así aparentar y quedar como los reyes de este espectáculo con cortinas de humo que cubren a  nuestras naciones. 

En el contexto de la pandemia, la reactivación económica ha sido uno de los temas cruciales para los gobiernos. En el caso de Colombia , para ayudar a alivianar las pérdidas comerciales, se llevaron a cabo tres jornadas de día sin IVA, pese a las advertencias de las entidades mundiales de salud sobre el peligro al que se veía expuesta la población frente al Covid 19 debido a las aglomeraciones en los almacenes. Sin embargo, muchos de los colombianos contra todo pronóstico decidieron salir y aprovechar las ofertas 

ideaas

Ahora bien, analizaremos las cifras de consumo que dejó el segundo día sin IVA, el cual se ejecutó el 3 de julio de 2020. 

Según un artículo de La República.co durante esta segunda jornada, el balance que registra Redeban revela que los colombianos invirtieron a través de esta red un total de $256.018 millones tanto en sus compras virtuales como en tiendas físicas, cifra que supera en más de tres veces los promedios diarios que se han registrado en la cuarentena. Así mismo, la suma de los dos días sin IVA es alentadora para el comercio y para el país: un total de $640.000 millones. 

Cifras que demuestran que somos seres capitalistas. Pero ¿Por qué se genera esto? 

Desde la industrialización venimos siendo una sociedad que evolucionó de tal manera que desde niños nos enseñan a ser personas dependientes de lo material. Por generaciones la infancia no ha sido más que un negocio, puesta en manos de grandes industrias que han permeado a miles de niños, moldeando su manera de pensar y de vivir. No es extraño que antes de nacer un bebé, ya se piense en los bienes materiales que poseerá, en los juguetes que empleará, en la ropa que usará y por supuesto de que marca provendrán, creando así un sujeto a partir de la mercancía que consume. 

A medida que va creciendo el niño se le educa a partir de ciertos parámetros que han sido establecidos por los grandes intereses económicos. Marcas como Disney, Mattel, Fisher Price entre otros, se inmiscuyen en el desarrollo del menor, creando estereotipos que regirán su comportamiento,  los cuales se denotan en sus relaciones interpersonales. 

Entrando en la adolescencia, estos parámetros que fueron alimentados durante la infancia, se agudizarán llevando al sujeto a incrementar sus deseos materiales buscando encajar en un grupo idealizado, para lograr su cometido se apoyará en las nuevas tecnologías y la inmediatez de la comunicación hará que este discurso del valor material se reproduzca con mucha más fuerza. 

Ya en la adultez intenta personificar ese modelo que desde muy pequeño le impusieron sin llegar a la satisfacción total creando en él un remolino de complejos, cegando la vista ante su realidad social, impidiendo que pueda desarrollarse desde una base concreta con sus prioridades en orden, añorando desde la ficción una vida que le es imposible conseguir debido al mal manejo de sus finanzas.

En conclusión, los órdenes imaginados creados a partir del consumismo generan sujetos insatisfechos que desean reproducir estereotipos dañinos los cuales crean brechas sociales y económicas cada vez más profundas, acentuando la desigualdad en la población que pretende replicar un discurso que no se acomoda a su situación real, logrando así vivir en un mundo ficticio de deseos frustrados viviendo esclavo de la mentira más grande jamás creada, el dinero.

 

 

 
Bibliografía: 
S.A.S., E. (2020). En el segundo día sin IVA se registraron más de 490.000 transacciones en línea. Retrieved 22 November 2020, from https://www.larepublica.co/economia/en-el-segundo-dia-sin-iva-se-registraron-mas-de-490000-transacciones-en-linea-3027101

 

 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

TRAS LA MENTIRA MÁS GRANDE DEL MUNDO

IDEAS

Realizado por: Juliana Alméciga Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., Camila Taborda Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., Valentina Cepeda Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla..

 

La sociedad de consumo es un modelo socioeconómico basado en el consumo masivo de servicios y bienes industrializados; de ahí que la gran parte de las naciones en el mundo se rigen por un modelo capitalista, hasta tal punto de convertir nuestra vida en una gran compra.

Es el ejemplo de alguien que posee un celular Iphone último modelo, además tiene en su garaje un BMW, viste sólo Dolce & Gabanna y su casa pasa por una mansión. ¿Qué pensarán de él las personas a su alrededor? Aquí es donde entra a jugar el orden imaginado. Se supone entonces de antemano que una persona que posee estos bienes lleva una vida deseable, es un ejemplar de éxito y se vuelve entonces un modelo a seguir, un estereotipo del sujeto ideal en una sociedad consumista. 

Durante años hemos vivido con la fascinación de adquirir cosas para así tener una vida plena; pero ¿a qué fenómeno se debe esto?  Terminamos siendo la sociedad de la cajita feliz, que se regocija por una marca y por una imagen, no tanto como por su contenido de valor establecida en el colectivo, implantada al parecer inofensivamente por la publicidad, que no nos vende productos, sino ideas, costumbres, hábitos, en general nos prefabrica la vida, ¿por qué se impone desde pequeños esta situación? Lo veremos en este informe. 

Resulta impresionante ver cómo en medio de una situación de contingencia mundial, las prioridades aún no parecen ser claras. La dinámica poblacional se ha visto aletargada y detenida, la vida ha dado un vuelco y todo lo establecido como fijo y seguro se ha visto volatilizado, ha dado un giro de 180 grados. Aunque se haya visto cuestionado lo esencial  como la salud, la comida, la vivienda y los servicios básicos, parece ser que es más importante poder ufanarse de lujos con ofertas o descuentos para así aparentar y quedar como los reyes de este espectáculo con cortinas de humo que cubren a  nuestras naciones. 

En el contexto de la pandemia, la reactivación económica ha sido uno de los temas cruciales para los gobiernos. En el caso de Colombia , para ayudar a alivianar las pérdidas comerciales, se llevaron a cabo tres jornadas de día sin IVA, pese a las advertencias de las entidades mundiales de salud sobre el peligro al que se veía expuesta la población frente al Covid 19 debido a las aglomeraciones en los almacenes. Sin embargo, muchos de los colombianos contra todo pronóstico decidieron salir y aprovechar las ofertas 

ideaas

Ahora bien, analizaremos las cifras de consumo que dejó el segundo día sin IVA, el cual se ejecutó el 3 de julio de 2020. 

Según un artículo de La República.co durante esta segunda jornada, el balance que registra Redeban revela que los colombianos invirtieron a través de esta red un total de $256.018 millones tanto en sus compras virtuales como en tiendas físicas, cifra que supera en más de tres veces los promedios diarios que se han registrado en la cuarentena. Así mismo, la suma de los dos días sin IVA es alentadora para el comercio y para el país: un total de $640.000 millones. 

Cifras que demuestran que somos seres capitalistas. Pero ¿Por qué se genera esto? 

Desde la industrialización venimos siendo una sociedad que evolucionó de tal manera que desde niños nos enseñan a ser personas dependientes de lo material. Por generaciones la infancia no ha sido más que un negocio, puesta en manos de grandes industrias que han permeado a miles de niños, moldeando su manera de pensar y de vivir. No es extraño que antes de nacer un bebé, ya se piense en los bienes materiales que poseerá, en los juguetes que empleará, en la ropa que usará y por supuesto de que marca provendrán, creando así un sujeto a partir de la mercancía que consume. 

A medida que va creciendo el niño se le educa a partir de ciertos parámetros que han sido establecidos por los grandes intereses económicos. Marcas como Disney, Mattel, Fisher Price entre otros, se inmiscuyen en el desarrollo del menor, creando estereotipos que regirán su comportamiento,  los cuales se denotan en sus relaciones interpersonales. 

Entrando en la adolescencia, estos parámetros que fueron alimentados durante la infancia, se agudizarán llevando al sujeto a incrementar sus deseos materiales buscando encajar en un grupo idealizado, para lograr su cometido se apoyará en las nuevas tecnologías y la inmediatez de la comunicación hará que este discurso del valor material se reproduzca con mucha más fuerza. 

Ya en la adultez intenta personificar ese modelo que desde muy pequeño le impusieron sin llegar a la satisfacción total creando en él un remolino de complejos, cegando la vista ante su realidad social, impidiendo que pueda desarrollarse desde una base concreta con sus prioridades en orden, añorando desde la ficción una vida que le es imposible conseguir debido al mal manejo de sus finanzas.

En conclusión, los órdenes imaginados creados a partir del consumismo generan sujetos insatisfechos que desean reproducir estereotipos dañinos los cuales crean brechas sociales y económicas cada vez más profundas, acentuando la desigualdad en la población que pretende replicar un discurso que no se acomoda a su situación real, logrando así vivir en un mundo ficticio de deseos frustrados viviendo esclavo de la mentira más grande jamás creada, el dinero.

 

 

 
Bibliografía: 
S.A.S., E. (2020). En el segundo día sin IVA se registraron más de 490.000 transacciones en línea. Retrieved 22 November 2020, from https://www.larepublica.co/economia/en-el-segundo-dia-sin-iva-se-registraron-mas-de-490000-transacciones-en-linea-3027101

 

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia