logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Prácticas y apropiación del barrismo

Por: Kevin Plata 

Prácticas y apropiación del barrismo

Los colores son la vida 3

El fútbol es un espectáculo de entretenimiento que tiene millones de aficionados y tiene una de las industrias más lucrativas del mundo del deporte, en la vida cotidiana hablar de fútbol representa un tópico de conversación común.

Para los jóvenes en búsqueda de una identidad y apropiación de algo con que sentirse identificados, los equipos de fútbol son el espacio de convivencia oportuno, sin embargo existen diversas formas de vivir esta pasión y de participar en el mundo del fútbol. 

En primer lugar, la práctica de este deporte en búsqueda de emular profesional llega convertirse lo más tentador para jóvenes y niños bajo el ejemplo de sus ídolos de la pantalla, sin embargo, existe otra dinámica que inicia en las calles y lleva consigo una marca de violencia.

Este es el barrismo, esta sub cultura juvenil, llama la atención de numerosos jóvenes, que en el proceso de integración a la barra atravesará varios cambios físicos y psicológicos como inicio de esta nueva identidad. 

Por otra parte, los jóvenes en estos grupos inician la vida en las calles ya que son los lugares de concentración, canchas o esquinas son los lugares delimitados previamente con simbología de los equipos, aquí se empiezan a delimitar territorios y a generar fronteras invisibles.

Los colores son la vida 1 1

Dicho lo anterior, con los territorios delimitados y los colores definidos la violencia entre los hinchas inicia desde lo folclórico, la música, cada barra cuenta con una banda y una serie de instrumentos con los que alentarán a su equipo, los cánticos infravalorando al rival son los más comunes.

Partiendo de esa noción los cánticos en contra del rival pueden resultar inofensivos y en momentos parecer que hace parte del juego ,sin embargo, este es el punto de inicio ya que la violencia verbal en distintos contextos lleva a otras situaciones. 

Como lo define el autor Desmond Morris, “el fútbol es amado por lo humano porque manifiesta nuestro instinto de caza. Muchos de los elementos de la caza primitiva se encuentran presentes en el ritual del fútbol. Existe la estrategia que se discute antes del juego y las tácticas a emplearse durante el mismo.”

Visto desde otro punto de vista el fútbol activa en el ser un instinto de supervivencia que se refleja en sus hinchas y las dinámicas que se viven dentro de las barras, la emoción de ganar o perder y el concepto de superioridad que existe entre los equipos lo manifiestan sus hinchas.

En una simulación de la naturaleza donde el más fuerte es el que domina y sobrevive, esta dinámica es emulada por los barristas, cuando ven a un hincha de otro equipo cruzando su territorio o simplemente vistiendo los colores de su equipo, esto ocasiona que se le agreda tanto verbal como físicamente. 

En muchos casos los jóvenes pertenecientes a estos grupos llevan consigo armas blancas como medida de protección, ya que en los hechos de violencia reportados, en su mayoría de casos los ataques tienen como factor común la presencia de un arma corto punzante.

Aunque existan iniciativas de integración y promoción de la paz como el barrismo social, en cierta medida los clubes de fútbol y jugadores no se comprometen a llevar un mensaje que concientice sobre los riesgos que puede generar la barra,ya que como figura públicas deberían concientizar sobre los riesgos que las barras generan al deporte.

Razón por la cual en el pasado las hinchadas populares tenían cierto poder en el equipo ya que eran patrocinadas por los presidentes y asociados de los clubes, esto generó que los barristas hayan tomado ese lugar de inmunidad y desorden dentro del fútbol.

Los colores son la vida 2 1

Como se pudo observar recientemente donde unos hinchas del equipo los millonarios de bogotá, llegaron al lugar de entrenamiento de los jugadores con exigencias y reclamos sobre los resultados de su equipo.

(para escuchar la conversación entre los hinchas y el técnico Gamero da click en el siguiente enlace) 

Aunque los reclamos en esta situación partieron en una conversación civilizada, los barristas cruzan ciertos límites, justificados bajo la excusa del apoyo incondicional, en muchos casos los hinchas han llegado agredir a sus propios jugadores incluso fuera de las canchas. 

Estas dinámicas son el verdadero problema del barrismo, considerando que cruzar límites básicos como el respeto lleva a situaciones que agravan la problemática como la violencia entre hinchadas, las fronteras invisibles, los ataques y agresiones por el simple hecho de portar una camiseta.

Si quieres conocer mas acerca del barrismo da click en los siguientes enlaces 

Infografía

Los colores son la vida

Un sentimiento sin limites

Barristas entregan ayudas humanitarias

 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Prácticas y apropiación del barrismo

Por: Kevin Plata 

Prácticas y apropiación del barrismo

Los colores son la vida 3

El fútbol es un espectáculo de entretenimiento que tiene millones de aficionados y tiene una de las industrias más lucrativas del mundo del deporte, en la vida cotidiana hablar de fútbol representa un tópico de conversación común.

Para los jóvenes en búsqueda de una identidad y apropiación de algo con que sentirse identificados, los equipos de fútbol son el espacio de convivencia oportuno, sin embargo existen diversas formas de vivir esta pasión y de participar en el mundo del fútbol. 

En primer lugar, la práctica de este deporte en búsqueda de emular profesional llega convertirse lo más tentador para jóvenes y niños bajo el ejemplo de sus ídolos de la pantalla, sin embargo, existe otra dinámica que inicia en las calles y lleva consigo una marca de violencia.

Este es el barrismo, esta sub cultura juvenil, llama la atención de numerosos jóvenes, que en el proceso de integración a la barra atravesará varios cambios físicos y psicológicos como inicio de esta nueva identidad. 

Por otra parte, los jóvenes en estos grupos inician la vida en las calles ya que son los lugares de concentración, canchas o esquinas son los lugares delimitados previamente con simbología de los equipos, aquí se empiezan a delimitar territorios y a generar fronteras invisibles.

Los colores son la vida 1 1

Dicho lo anterior, con los territorios delimitados y los colores definidos la violencia entre los hinchas inicia desde lo folclórico, la música, cada barra cuenta con una banda y una serie de instrumentos con los que alentarán a su equipo, los cánticos infravalorando al rival son los más comunes.

Partiendo de esa noción los cánticos en contra del rival pueden resultar inofensivos y en momentos parecer que hace parte del juego ,sin embargo, este es el punto de inicio ya que la violencia verbal en distintos contextos lleva a otras situaciones. 

Como lo define el autor Desmond Morris, “el fútbol es amado por lo humano porque manifiesta nuestro instinto de caza. Muchos de los elementos de la caza primitiva se encuentran presentes en el ritual del fútbol. Existe la estrategia que se discute antes del juego y las tácticas a emplearse durante el mismo.”

Visto desde otro punto de vista el fútbol activa en el ser un instinto de supervivencia que se refleja en sus hinchas y las dinámicas que se viven dentro de las barras, la emoción de ganar o perder y el concepto de superioridad que existe entre los equipos lo manifiestan sus hinchas.

En una simulación de la naturaleza donde el más fuerte es el que domina y sobrevive, esta dinámica es emulada por los barristas, cuando ven a un hincha de otro equipo cruzando su territorio o simplemente vistiendo los colores de su equipo, esto ocasiona que se le agreda tanto verbal como físicamente. 

En muchos casos los jóvenes pertenecientes a estos grupos llevan consigo armas blancas como medida de protección, ya que en los hechos de violencia reportados, en su mayoría de casos los ataques tienen como factor común la presencia de un arma corto punzante.

Aunque existan iniciativas de integración y promoción de la paz como el barrismo social, en cierta medida los clubes de fútbol y jugadores no se comprometen a llevar un mensaje que concientice sobre los riesgos que puede generar la barra,ya que como figura públicas deberían concientizar sobre los riesgos que las barras generan al deporte.

Razón por la cual en el pasado las hinchadas populares tenían cierto poder en el equipo ya que eran patrocinadas por los presidentes y asociados de los clubes, esto generó que los barristas hayan tomado ese lugar de inmunidad y desorden dentro del fútbol.

Los colores son la vida 2 1

Como se pudo observar recientemente donde unos hinchas del equipo los millonarios de bogotá, llegaron al lugar de entrenamiento de los jugadores con exigencias y reclamos sobre los resultados de su equipo.

(para escuchar la conversación entre los hinchas y el técnico Gamero da click en el siguiente enlace) 

Aunque los reclamos en esta situación partieron en una conversación civilizada, los barristas cruzan ciertos límites, justificados bajo la excusa del apoyo incondicional, en muchos casos los hinchas han llegado agredir a sus propios jugadores incluso fuera de las canchas. 

Estas dinámicas son el verdadero problema del barrismo, considerando que cruzar límites básicos como el respeto lleva a situaciones que agravan la problemática como la violencia entre hinchadas, las fronteras invisibles, los ataques y agresiones por el simple hecho de portar una camiseta.

Si quieres conocer mas acerca del barrismo da click en los siguientes enlaces 

Infografía

Los colores son la vida

Un sentimiento sin limites

Barristas entregan ayudas humanitarias

 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia