logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

LA MANIFESTACIÓN

Aunque afuera el clima es soleado, la atmósfera de hoy tiene algo diferente. Soy Andrés y tengo 23 años. Es jueves 10 de septiembre y hoy, las personas del barrio en el que he vivido toda mi vida, Fontibón, harán una manifestación por la muerte de un abogado a manos de dos policías. 

 

El mal procedimiento que terminó trágicamente con la vida de Javier Ordoñez de 44 años, llevó a las personas a reunirse cerca a los comandos de acción inmediata (CAI) de su barrio o localidad, a fin de cuestionar y hacer público su desacuerdo sobre el manejo, decisiones y estructura de la Policía Nacional.

LA MANIFESTACIÓN 1

La indignación de la sociedad es algo comprensible y que compartí en el momento de ver el video que muestra la brutal tortura por parte de un policia a Javier, el cual se hizo publico en redes sociales. Pero por cuestiones de mi pensamiento o tal vez por miedo, no estaba entre mis planes asistir a la manifestación.

 

Esto cambió cuando recibí la llamada de Jaime, un amigo de toda la vida, quien acudiendo a su espíritu revolucionario y apoyado por la energía propia de la juventud, logró convencerme. Eso sí, lo primero es el estudio y accedí acompañarlo, después de terminar con mis clases.

 

Si quieres conocer el testimonio de Jaime da click en el siguiente audio.  

 

Un sentimiento de emoción me invadió y aunque había miedo, la decisión ya estaba tomada. Los segundos se volvieron minutos y los minutos horas, pasaba el tiempo, regido por la relatividad, se sentía lento, contrastando con la rapidez con la que pasaría en unas horas. 

 

Son las 4 de la tarde. La clase transcurre con normalidad, pero, a lo lejos se escuchan gritos, explosiones y pitos de carros. Aunque estoy frente al computador, mi mente está en la manifestación. Los sonidos son estímulos que causan acciones. Cierro el computador, tomo mi bicicleta y salgo de casa. 

LA MANIFESTACIÓN 2

Mientras voy atravesando el conjunto en el que vivo, noto las miradas de los vecinos, casi juzgandome por salir. No le presto atención a eso y llamó a Jaime, él dice  estar en cuatro esquinas, un cruce vial que se encuentra a una cuadra del CAI de Zona Franca. En el siguiente audio, Jaime habla de su experiencia en la manifestación.

 

Me acerco al punto de reunión, más es mi sorpresa al notar que la mayoría de asistentes a la marcha, son jóvenes, incluso adolescentes, quienes, organizados en varios grupos pequeños forman una gran masa que detenía el tráfico y que canta a una voz:

 

  • Hay que estudiar, hay que estudiar. El que no estudia es policía nacional.     

 

La calma es poca, el sonido se volvió ruido y crece con cada explosion de gas lacrimogeno, el cual se mete en mis ojos, nariz y boca, causandome dolor y llanto. Las personas que estaban liderando la marcha trajeron tejas y escombros para crear una barrera, mientras gritan:



  • ¡No retrocedan!

 

  • ¡Resistan!

 

Estas voces, de aquellos que estaban frente a la multitud sólo eran superadas por explosiones, tiros al aire y gritos incomprensibles. La calle que atravieso a diario, se había convertido en un campo de batalla, un vaivén de protestantes que trataban de moverse a su objetivo mientras la policía los alejaba.  

 

El sol se está ocultando, salimos hacia la calle trece, también conocida como la variante. Ahí la situación es distinta, los protestantes interrumpen el paso vehicular. Armaron una barricada con separadores y llantas incendiadas. Incluso, mientras estábamos en el tumulto, se acercó un desconocido.

 

  • “Vea, un conductor me dio luquita y yo lo deje pasar”

LA MANIFESTACIÓN 3

Sobre las ocho de la noche, el grupo de protestantes se movilizó al CAI de la Macarena, ubicado a unos 20 metros de la barricada inicial, según testimonios, la sede policial fue destruida, mientras que, el grupo fue dispersado por policías y refuerzos del ESMAD. 

Las manifestaciones dejan un sinsabor. Los enfrentamientos físicos son algo inaceptable, pero en este tipo de marchas, la violencia algunas veces es inevitable. En muchos videos de la marcha se ve abuso policial, similar al de la conquista de América, flechas y piedras contra pólvora. 

En el siguiente link de ACN encontraras mas información relacionada con los Marchantes.

http://acn.ucentral.co/opiniones/4400-marchantes 

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

LA MANIFESTACIÓN

Aunque afuera el clima es soleado, la atmósfera de hoy tiene algo diferente. Soy Andrés y tengo 23 años. Es jueves 10 de septiembre y hoy, las personas del barrio en el que he vivido toda mi vida, Fontibón, harán una manifestación por la muerte de un abogado a manos de dos policías. 

 

El mal procedimiento que terminó trágicamente con la vida de Javier Ordoñez de 44 años, llevó a las personas a reunirse cerca a los comandos de acción inmediata (CAI) de su barrio o localidad, a fin de cuestionar y hacer público su desacuerdo sobre el manejo, decisiones y estructura de la Policía Nacional.

LA MANIFESTACIÓN 1

La indignación de la sociedad es algo comprensible y que compartí en el momento de ver el video que muestra la brutal tortura por parte de un policia a Javier, el cual se hizo publico en redes sociales. Pero por cuestiones de mi pensamiento o tal vez por miedo, no estaba entre mis planes asistir a la manifestación.

 

Esto cambió cuando recibí la llamada de Jaime, un amigo de toda la vida, quien acudiendo a su espíritu revolucionario y apoyado por la energía propia de la juventud, logró convencerme. Eso sí, lo primero es el estudio y accedí acompañarlo, después de terminar con mis clases.

 

Si quieres conocer el testimonio de Jaime da click en el siguiente audio.  

 

Un sentimiento de emoción me invadió y aunque había miedo, la decisión ya estaba tomada. Los segundos se volvieron minutos y los minutos horas, pasaba el tiempo, regido por la relatividad, se sentía lento, contrastando con la rapidez con la que pasaría en unas horas. 

 

Son las 4 de la tarde. La clase transcurre con normalidad, pero, a lo lejos se escuchan gritos, explosiones y pitos de carros. Aunque estoy frente al computador, mi mente está en la manifestación. Los sonidos son estímulos que causan acciones. Cierro el computador, tomo mi bicicleta y salgo de casa. 

LA MANIFESTACIÓN 2

Mientras voy atravesando el conjunto en el que vivo, noto las miradas de los vecinos, casi juzgandome por salir. No le presto atención a eso y llamó a Jaime, él dice  estar en cuatro esquinas, un cruce vial que se encuentra a una cuadra del CAI de Zona Franca. En el siguiente audio, Jaime habla de su experiencia en la manifestación.

 

Me acerco al punto de reunión, más es mi sorpresa al notar que la mayoría de asistentes a la marcha, son jóvenes, incluso adolescentes, quienes, organizados en varios grupos pequeños forman una gran masa que detenía el tráfico y que canta a una voz:

 

  • Hay que estudiar, hay que estudiar. El que no estudia es policía nacional.     

 

La calma es poca, el sonido se volvió ruido y crece con cada explosion de gas lacrimogeno, el cual se mete en mis ojos, nariz y boca, causandome dolor y llanto. Las personas que estaban liderando la marcha trajeron tejas y escombros para crear una barrera, mientras gritan:



  • ¡No retrocedan!

 

  • ¡Resistan!

 

Estas voces, de aquellos que estaban frente a la multitud sólo eran superadas por explosiones, tiros al aire y gritos incomprensibles. La calle que atravieso a diario, se había convertido en un campo de batalla, un vaivén de protestantes que trataban de moverse a su objetivo mientras la policía los alejaba.  

 

El sol se está ocultando, salimos hacia la calle trece, también conocida como la variante. Ahí la situación es distinta, los protestantes interrumpen el paso vehicular. Armaron una barricada con separadores y llantas incendiadas. Incluso, mientras estábamos en el tumulto, se acercó un desconocido.

 

  • “Vea, un conductor me dio luquita y yo lo deje pasar”

LA MANIFESTACIÓN 3

Sobre las ocho de la noche, el grupo de protestantes se movilizó al CAI de la Macarena, ubicado a unos 20 metros de la barricada inicial, según testimonios, la sede policial fue destruida, mientras que, el grupo fue dispersado por policías y refuerzos del ESMAD. 

Las manifestaciones dejan un sinsabor. Los enfrentamientos físicos son algo inaceptable, pero en este tipo de marchas, la violencia algunas veces es inevitable. En muchos videos de la marcha se ve abuso policial, similar al de la conquista de América, flechas y piedras contra pólvora. 

En el siguiente link de ACN encontraras mas información relacionada con los Marchantes.

http://acn.ucentral.co/opiniones/4400-marchantes 

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia