logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

No estás solo.

Por: Gabriela Murillas 

Nosotros, poseemos la capacidad de sentir de maneras impresionantes.

La felicidad, es una de las emociones más gratificantes y placenteras que se vive, el hecho de reír, de estar realmente alegre con alguien o con una situación, hace un momento de gozo tanto para nuestra alma como para el corazón, gracias a eso inexplicable que nos llena. 

Su antagónico, la tristeza, cambia nuestras actitudes. 

El pasar por un mal momento, nos hace pensar de más, sentirnos solos, tener mucha o poca hambre, dormir de más, o muy poco, etc. 

Realmente, eso está bien, la sociedad nos hace ver que el sentirse triste está mal, pero, es necesario liberar eso que atormenta de una u otra forma. 

Es muy complicado que nos desahoguemos con alguien externo y más si se trata de un profesional, exacto, me refiero a un/a psicólogo/a. 

Tenemos un erróneo concepto, de que por solicitar ayuda experta, estamos enfermos.

Somos locos o suicidas y muchas más etiquetas que nos imponemos o decimos al resto, las cuales son equívocas. 

En el marco de la pandemia. 

Nos volvimos más sensibles a la hora de tener emociones, nos concientizamos de que también podemos estar mal, a su vez, muchas personas, cayeron en depresiones grandes a causa de la nueva realidad. 

Esa, que nos afectó de una manera severa, ya que ninguno de nosotros estábamos listos para afrontar esta situación. 

En algunos programas de televisión, como también en las redes sociales, se vieron varias campañas que se realizaron en apoyo a las personas que se sentían tristes o pasaron por situaciones económicas precarias, como también casos de violencia. 

Era de suponer, que a causa del encierro muchos de nosotros nos veríamos inmersos en alguna de estas situaciones. 

Un sentimiento común, es la tristeza, la desesperación y desasosiego, que muchas veces por el exceso de información acerca del virus y la incertidumbre de qué pasaría con este, nos atacaban dejándonos sin sabor. 

De acuerdo con la psicóloga Constanza Victoria, máster en psicología clínica, es natural que las personas presenten estos comportamientos en especial los adolescentes. 

Ella dice que “el hecho de no poder compartir con sus amigos, salir de fiesta, ir a estudiar o desplazarse a cualquier lugar hace que sientan la falta de sus actividades comunes y por ende sentirse mal al extrañarlas.”

No estás solo 1 

También, ella expresa que es importante saber reconocer entre una persona deprimida y una que afronte una tristeza común. 

Cuando los hábitos son constantes, se pierden las ganas de hacer algunas actividades, el interés y con el tiempo no hay mejora, se trata de una depresión. 

De lo contrario son solo malos ratos que se superan fácilmente. 

Es muy importante que cuando encontremos estos comportamientos en alguien, intentemos que esta persona hablé. 

Ofreciéndole una mano amiga y si es posible, lograr que acceda a ir con un profesional, ya que para eso, hay muchos/as psicólogos/as, que se dedican a brindar ayudas gratas a quien lo necesite. 

En relación al tema de la pandemia, se sabe que muchos de nosotros queríamos que se acabara el confinamiento, para salir de nuestras casas, tal vez retomar nuestras actividades presencialmente.

Las ganas de que todo fuera como antes de que llegara el virus. 

Se supone que era lo que la mayoría deseaba, aunque parezca sorprendente, hay excepciones. 

Después del confinamiento, muchas personas se vieron sumidas en un miedo terrible por salir de sus casas. 

Rechazo social e inseguridad, son unos de los síntomas del síndrome de la cabaña, que hace que los sujetos que lo padecen, tengan mayor terror de contagiarse a comparación de cuando empezó la cuarentena. 

 No estás solo 2

Esto principalmente por el exceso de información, el leer bastantes datos negativos acerca del coronavirus, obsesionarse con las cifras, y sentir que tan solo con respirar el aire exterior ya se está contagiando. 

Aunque es bueno mantener las medidas de seguridad, el miedo lleva a las personas a un punto de locura extrema.

Sorprendente ¿Verdad?

De acuerdo con la opinión del Psicólogo Félix Zaragoza, para el periodico El País, dice que “las personas que sufrían de alguna patología previa, como depresión, la agorafobia, la hipocondría o los que sencillamente pasaron el confinamiento solos”. 

Estos pueden presentar problemas al volver a la calle, Zaragoza dice que “sus habilidades sociales pueden estar en baja forma y se sienten desprotegidos”. 

 No estas solo 3

En su opinión para El País, Zaragoza recomienda que “empiecen a salir a encontrarse con personas cercanas, usando todas las medidas de seguridad, el hacer actividades gratificantes, para que con esto poco a poco, se vaya mermando el miedo”. 

Sin embargo está claro que con la ayuda de un profesional, se pueden prevenir muchas situaciones que día a día nos atormentan. 

A pesar de que no tengas confianza, una motivación o simplemente no cuentes con los recursos, siempre va a haber alguien que te escuche, que te brinde las palabras adecuadas para el momento que solo tu sabes que estás afrontando. 

Un consejo que me dio mi abuelita hace un tiempo, fue que siempre hay que tener cuidado con quien se desahoga, ya que caras vemos corazones no sabemos. 

Si tienes un problema, habla con tu familia, en caso de que no te sientas a gusto, hay muchos profesionales que pueden brindarte ayuda desinteresadamente. 

Recuerda que es mejor tratar los problemas a tiempo. 

En caso de que te sientas mal, asustado/a y no sepas a donde acudir, no dudes en contactarme, yo conozco profesionales que te pueden ayudar de una buena manera y quien mejor que ellos que conocen los métodos para tratarte. 

Ten presente que pedir ayuda no está mal, como tampoco sentirse triste o ir al psicólogo, definitivamente estamos dañandonos cuando nos quedamos callados, ve y habla, desahógate, eres tu y tu vida, siempre recuerda, que no estás solo. 

Escuchen el consejo de la psicologa Constanza Victoria, para que se den cuenta que lo mejor es hablar y pedir ayuda en cualquier situación: .be">.be

Para conocer más articulos, sobre el trabajo en diferentes ambitos y situaciones como esta pandemia: 

Le puede interesar: La autoridad pisotea la necesidad

Conozca los: Farmaceutas y la nueva Covid realidad 

Descubra como: Lo que el Covid les arrebató, los jovenes lo reinventaron

Tambien puede leer: Este es el tubérculo cultivado por excombatientes de las Farc, que fue exportado a Europa  

Encuentre la infografia integradora, donde se vinculan todos los articulos: Trabajando nos vamos reinventando

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

No estás solo.

Por: Gabriela Murillas 

Nosotros, poseemos la capacidad de sentir de maneras impresionantes.

La felicidad, es una de las emociones más gratificantes y placenteras que se vive, el hecho de reír, de estar realmente alegre con alguien o con una situación, hace un momento de gozo tanto para nuestra alma como para el corazón, gracias a eso inexplicable que nos llena. 

Su antagónico, la tristeza, cambia nuestras actitudes. 

El pasar por un mal momento, nos hace pensar de más, sentirnos solos, tener mucha o poca hambre, dormir de más, o muy poco, etc. 

Realmente, eso está bien, la sociedad nos hace ver que el sentirse triste está mal, pero, es necesario liberar eso que atormenta de una u otra forma. 

Es muy complicado que nos desahoguemos con alguien externo y más si se trata de un profesional, exacto, me refiero a un/a psicólogo/a. 

Tenemos un erróneo concepto, de que por solicitar ayuda experta, estamos enfermos.

Somos locos o suicidas y muchas más etiquetas que nos imponemos o decimos al resto, las cuales son equívocas. 

En el marco de la pandemia. 

Nos volvimos más sensibles a la hora de tener emociones, nos concientizamos de que también podemos estar mal, a su vez, muchas personas, cayeron en depresiones grandes a causa de la nueva realidad. 

Esa, que nos afectó de una manera severa, ya que ninguno de nosotros estábamos listos para afrontar esta situación. 

En algunos programas de televisión, como también en las redes sociales, se vieron varias campañas que se realizaron en apoyo a las personas que se sentían tristes o pasaron por situaciones económicas precarias, como también casos de violencia. 

Era de suponer, que a causa del encierro muchos de nosotros nos veríamos inmersos en alguna de estas situaciones. 

Un sentimiento común, es la tristeza, la desesperación y desasosiego, que muchas veces por el exceso de información acerca del virus y la incertidumbre de qué pasaría con este, nos atacaban dejándonos sin sabor. 

De acuerdo con la psicóloga Constanza Victoria, máster en psicología clínica, es natural que las personas presenten estos comportamientos en especial los adolescentes. 

Ella dice que “el hecho de no poder compartir con sus amigos, salir de fiesta, ir a estudiar o desplazarse a cualquier lugar hace que sientan la falta de sus actividades comunes y por ende sentirse mal al extrañarlas.”

No estás solo 1 

También, ella expresa que es importante saber reconocer entre una persona deprimida y una que afronte una tristeza común. 

Cuando los hábitos son constantes, se pierden las ganas de hacer algunas actividades, el interés y con el tiempo no hay mejora, se trata de una depresión. 

De lo contrario son solo malos ratos que se superan fácilmente. 

Es muy importante que cuando encontremos estos comportamientos en alguien, intentemos que esta persona hablé. 

Ofreciéndole una mano amiga y si es posible, lograr que acceda a ir con un profesional, ya que para eso, hay muchos/as psicólogos/as, que se dedican a brindar ayudas gratas a quien lo necesite. 

En relación al tema de la pandemia, se sabe que muchos de nosotros queríamos que se acabara el confinamiento, para salir de nuestras casas, tal vez retomar nuestras actividades presencialmente.

Las ganas de que todo fuera como antes de que llegara el virus. 

Se supone que era lo que la mayoría deseaba, aunque parezca sorprendente, hay excepciones. 

Después del confinamiento, muchas personas se vieron sumidas en un miedo terrible por salir de sus casas. 

Rechazo social e inseguridad, son unos de los síntomas del síndrome de la cabaña, que hace que los sujetos que lo padecen, tengan mayor terror de contagiarse a comparación de cuando empezó la cuarentena. 

 No estás solo 2

Esto principalmente por el exceso de información, el leer bastantes datos negativos acerca del coronavirus, obsesionarse con las cifras, y sentir que tan solo con respirar el aire exterior ya se está contagiando. 

Aunque es bueno mantener las medidas de seguridad, el miedo lleva a las personas a un punto de locura extrema.

Sorprendente ¿Verdad?

De acuerdo con la opinión del Psicólogo Félix Zaragoza, para el periodico El País, dice que “las personas que sufrían de alguna patología previa, como depresión, la agorafobia, la hipocondría o los que sencillamente pasaron el confinamiento solos”. 

Estos pueden presentar problemas al volver a la calle, Zaragoza dice que “sus habilidades sociales pueden estar en baja forma y se sienten desprotegidos”. 

 No estas solo 3

En su opinión para El País, Zaragoza recomienda que “empiecen a salir a encontrarse con personas cercanas, usando todas las medidas de seguridad, el hacer actividades gratificantes, para que con esto poco a poco, se vaya mermando el miedo”. 

Sin embargo está claro que con la ayuda de un profesional, se pueden prevenir muchas situaciones que día a día nos atormentan. 

A pesar de que no tengas confianza, una motivación o simplemente no cuentes con los recursos, siempre va a haber alguien que te escuche, que te brinde las palabras adecuadas para el momento que solo tu sabes que estás afrontando. 

Un consejo que me dio mi abuelita hace un tiempo, fue que siempre hay que tener cuidado con quien se desahoga, ya que caras vemos corazones no sabemos. 

Si tienes un problema, habla con tu familia, en caso de que no te sientas a gusto, hay muchos profesionales que pueden brindarte ayuda desinteresadamente. 

Recuerda que es mejor tratar los problemas a tiempo. 

En caso de que te sientas mal, asustado/a y no sepas a donde acudir, no dudes en contactarme, yo conozco profesionales que te pueden ayudar de una buena manera y quien mejor que ellos que conocen los métodos para tratarte. 

Ten presente que pedir ayuda no está mal, como tampoco sentirse triste o ir al psicólogo, definitivamente estamos dañandonos cuando nos quedamos callados, ve y habla, desahógate, eres tu y tu vida, siempre recuerda, que no estás solo. 

Escuchen el consejo de la psicologa Constanza Victoria, para que se den cuenta que lo mejor es hablar y pedir ayuda en cualquier situación: .be">.be

Para conocer más articulos, sobre el trabajo en diferentes ambitos y situaciones como esta pandemia: 

Le puede interesar: La autoridad pisotea la necesidad

Conozca los: Farmaceutas y la nueva Covid realidad 

Descubra como: Lo que el Covid les arrebató, los jovenes lo reinventaron

Tambien puede leer: Este es el tubérculo cultivado por excombatientes de las Farc, que fue exportado a Europa  

Encuentre la infografia integradora, donde se vinculan todos los articulos: Trabajando nos vamos reinventando

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia