logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

Justicia y verdad

Por: Maverick Joseph Daza Chaves

Justicia y verdad 2

Antonio Enrique Daza Camargo, Capitán (r) del Ejército Nacional, expresó en entrevista cómo fue su proceso dentro de las fuerzas militares, el inicio, el durante y el después de este. De igual forma, contó varios detalles acerca de la masacre en Barrancabermeja en el año 1998, realizada por parte de los paramilitares.

En su juventud, su principal sueño y objetivo era integrar las filas del Ejército Nacional.

“Para mí era un sueño ser militar. Estando en el grado décimo u once, me entró el sentido y el amor por la patria. El querer pertenecer y engrosar las fuerzas del ejército siempre fue un sueño mío desde que era un adolescente. Veía pasar a los militares, me alegraba y me propuse la meta de ser militar algún día”.

“El gusto de ser militar era y es portar el uniforme, defender a mi patria, entregar lo mejor de mí a la ciudadanía y el ver la tricolor ondearse en cualquier parte de este país”, añadió sobre lo que fue un sueño cumplido.Justicia y verdad 5

Antonio Daza, capitán en retiro, permaneció 12 años en la institución en donde fue acreedor de dos condecoraciones de orden público, además de dos al valor, entre otras. Durante su carrera militar, él estuvo en varias regiones del país en donde tuvo que combatir contra el ELN, las Farc, el EPL, los paramilitares y demás.

En el año 1997, fue trasladado a la región de Santander, más específicamente a Barrancabermeja, en donde un año después ocurriría la masacre en dicho territorio, por parte de los paramilitares, caso que está en poder de la JEP.

“Ha sido una tortura este proceso, ya que siempre han inculpado a los subalternos y más al personal del ejército, en este caso conmigo sucedió eso”, dijo.

A continuación, escuche el relato de los hechos del capitán Daza (r), quien en ese entonces era el comandante de la base de pozo siete.

.be

.be

El tres de diciembre de 2013, se hizo oficial la orden de captura contra Antonio Daza, comentó cuál fue el momento más difícil que vivió después que recibió esa noticia: “lo más duro y más difícil fue haberme separado de mi familia y especialmente no verlos crecer, no asistir a confirmaciones o graduaciones”.

Y añadió, “el rechazo de la gente es evidente, es raro el que es amigo y en esas circunstancias uno se da cuenta con quien puede contar y se da cuenta que lo único verdadero que tiene uno en la vida es Dios y su familia”.

De igual forma, en el año 2018 recibió la libertad, pero aclaró que no fue nada fácil retomar su vida, “uno piensa que va a encontrar las cosas como las dejó y es mentira”, explicó.

“Ha sido difícil el conseguir trabajo, el volver a sentirme útil, volver a sentir que aporto en la casa, que no le dejó la responsabilidad de los gastos del hogar a mi esposa solamente, porque como hombre se siente en su orgullo propio”, manifestó.

Por otra parte, se refirió a las diferencias que encuentra entre el ejército al cual perteneció y el actual, esto dijo: “la educación que nos dieron a nosotros fue de entrega total por el país, por la bandera, por las personas, nos enseñaron a combatir aguerridamente a la subversión, como es, y no doblegarnos”.

Justicia y verdad 3Al respecto añadió: “hoy en día, la diferencia es abismal antes se quería salir al área a combatir, a prestarle apoyo al pueblo, a pelear y brindar confianza, hoy en día no hay el mismo ímpetu, salen prevenidos al monte y grabando conversaciones con el comandante, grabando las órdenes y todo”.

Las fuerzas militares hoy en día son un lavadero de manos”, dijo.

Por último, aclaró que no confía plenamente en la JEP, “yo confío 50/50, lo digo porque no se está midiendo con el mismo rasero a los bandidos de la guerrilla, como se les mide a los militares, si se midieran de la misma manera sería diferente. No es de izquierda ni de derecha, es de principios y valores”.

“Igualmente yo me postulé, porque no sentía garantías en la justicia ordinaria y por eso estoy ante la JEP, para pelear mi verdad y ser escuchado como debe ser, porque en 22 años la fiscalía no ha encontrado motivos para inculparme a mí”, añadió.

Antonio Daza, espera pacientemente por la resolución del caso y para que se cuente la verdad, tanto a las víctimas como a Colombia entera.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

Justicia y verdad

Por: Maverick Joseph Daza Chaves

Justicia y verdad 2

Antonio Enrique Daza Camargo, Capitán (r) del Ejército Nacional, expresó en entrevista cómo fue su proceso dentro de las fuerzas militares, el inicio, el durante y el después de este. De igual forma, contó varios detalles acerca de la masacre en Barrancabermeja en el año 1998, realizada por parte de los paramilitares.

En su juventud, su principal sueño y objetivo era integrar las filas del Ejército Nacional.

“Para mí era un sueño ser militar. Estando en el grado décimo u once, me entró el sentido y el amor por la patria. El querer pertenecer y engrosar las fuerzas del ejército siempre fue un sueño mío desde que era un adolescente. Veía pasar a los militares, me alegraba y me propuse la meta de ser militar algún día”.

“El gusto de ser militar era y es portar el uniforme, defender a mi patria, entregar lo mejor de mí a la ciudadanía y el ver la tricolor ondearse en cualquier parte de este país”, añadió sobre lo que fue un sueño cumplido.Justicia y verdad 5

Antonio Daza, capitán en retiro, permaneció 12 años en la institución en donde fue acreedor de dos condecoraciones de orden público, además de dos al valor, entre otras. Durante su carrera militar, él estuvo en varias regiones del país en donde tuvo que combatir contra el ELN, las Farc, el EPL, los paramilitares y demás.

En el año 1997, fue trasladado a la región de Santander, más específicamente a Barrancabermeja, en donde un año después ocurriría la masacre en dicho territorio, por parte de los paramilitares, caso que está en poder de la JEP.

“Ha sido una tortura este proceso, ya que siempre han inculpado a los subalternos y más al personal del ejército, en este caso conmigo sucedió eso”, dijo.

A continuación, escuche el relato de los hechos del capitán Daza (r), quien en ese entonces era el comandante de la base de pozo siete.

.be

.be

El tres de diciembre de 2013, se hizo oficial la orden de captura contra Antonio Daza, comentó cuál fue el momento más difícil que vivió después que recibió esa noticia: “lo más duro y más difícil fue haberme separado de mi familia y especialmente no verlos crecer, no asistir a confirmaciones o graduaciones”.

Y añadió, “el rechazo de la gente es evidente, es raro el que es amigo y en esas circunstancias uno se da cuenta con quien puede contar y se da cuenta que lo único verdadero que tiene uno en la vida es Dios y su familia”.

De igual forma, en el año 2018 recibió la libertad, pero aclaró que no fue nada fácil retomar su vida, “uno piensa que va a encontrar las cosas como las dejó y es mentira”, explicó.

“Ha sido difícil el conseguir trabajo, el volver a sentirme útil, volver a sentir que aporto en la casa, que no le dejó la responsabilidad de los gastos del hogar a mi esposa solamente, porque como hombre se siente en su orgullo propio”, manifestó.

Por otra parte, se refirió a las diferencias que encuentra entre el ejército al cual perteneció y el actual, esto dijo: “la educación que nos dieron a nosotros fue de entrega total por el país, por la bandera, por las personas, nos enseñaron a combatir aguerridamente a la subversión, como es, y no doblegarnos”.

Justicia y verdad 3Al respecto añadió: “hoy en día, la diferencia es abismal antes se quería salir al área a combatir, a prestarle apoyo al pueblo, a pelear y brindar confianza, hoy en día no hay el mismo ímpetu, salen prevenidos al monte y grabando conversaciones con el comandante, grabando las órdenes y todo”.

Las fuerzas militares hoy en día son un lavadero de manos”, dijo.

Por último, aclaró que no confía plenamente en la JEP, “yo confío 50/50, lo digo porque no se está midiendo con el mismo rasero a los bandidos de la guerrilla, como se les mide a los militares, si se midieran de la misma manera sería diferente. No es de izquierda ni de derecha, es de principios y valores”.

“Igualmente yo me postulé, porque no sentía garantías en la justicia ordinaria y por eso estoy ante la JEP, para pelear mi verdad y ser escuchado como debe ser, porque en 22 años la fiscalía no ha encontrado motivos para inculparme a mí”, añadió.

Antonio Daza, espera pacientemente por la resolución del caso y para que se cuente la verdad, tanto a las víctimas como a Colombia entera.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia