logo ucentral

logo sintopia acn

acnfacebookacnyoutubeacninstragram

COM_MINITEKLIVESEARCH_RESULTADOS
Joomla Categories

LogoACN Movil

fb  tweet  youtube  instagram 

No quiero mas dolor, por favor.

POR: Diego Alejandro Chaparro Acevedo

noquieromasdolor 1.1 1Las enfermedades en huesos y músculos se hacen cada vez más comunes debido a las malas posturas y, en general, por algún tipo de complicación de salud, haciéndola de esta manera uno de los principales problemas de salud en Colombia. La tasa de mortalidad no es muy alta en comparación con enfermedades como el cáncer, pero sí es uno de los problemas más comunes y menos tratados debido a su costo. 

El dolor lumbar (lumbalgia), es una molestia localizada en la parte inferior de la espalda, específicamente en la parte baja de la columna vertebral. Según la Fundación Kovacs, especializada en investigación médica, se trata de un dolor local que no se produce a causa de accidentes graves, sino que, se manifiesta de manera inmediata tanto en personas sedentarias, como en trabajos de gran esfuerzo físico. 

Es común encontrar que, este tipo de enfermedades que afectan directamente a los huesos, afecte más a personas mayores, sin embargo, como muchas otras personas soy de los que piensa que todas las enfermedades, impactan tanto a personas jóvenes, como personas mayores. Debido a esto, decidí adentrarme un poco en este padecimiento intentando entenderlo directamente desde las personas que lo sufren. 

Muchos dicen que uno no sabe del dolor ajeno hasta que lo siente en carne propia. Decidí preguntarle a Bertha Daza, una mujer joven de tan sólo 48 años de edad, que por tres años ha tenido que vivir con una hernia discal producida por una caída mientras se duchaba y con una enfermedad degenerativa en los huesos llamada osteoartrosis.noquieromasdolor 2 1

Seguí paso a paso cada detalle de su historia como si estuviese viendo un partido de fútbol del Barcelona; imaginé cada detalle como si fuese mi serie de televisión favorita y vaya que fue interesante. Se suponía que iba a averiguar un poco de su vida y de los problemas que trajo esta enfermedad para ella y así aclarar mi mente, pero salí de su casa pensando ¿será que yo también sufro de lumbalgia?

Bertha me contó varias cosas interesantes sobre la negligencia de algunos doctores a los que asistió en el primer año de tratamiento. Ella usó textualmente la frase “Es una mala postura al dormir. Debería cambiar el colchón de su cama.”, refiriéndose al comentario que recibió en repetidas ocasiones por varios de los doctores que la trataron.

Es cierto que muchos de los dolores en las articulaciones y los musculares se dan por varias razones, entre las más comunes encontramos el dolor en el cuello después de dormir en una posición incómoda, o luego de una torcedura involuntaria del pie al hacer algo tan común como caminar, pero ¿El colchón de la cama realmente tiene una implicación directa en la lumbalgia?

Hay quien defiende que cambiar el colchón muchas veces puede mejorar este tipo de dolores e incluso eliminarlos por completo. También, podemos encontrar que la variedad de colchones del mercado va dirigida al público con diferentes tipos de padecimientos de salud. Sin embargo, decirle a una persona, que sufre de lumbalgia, que cambie el colchón, seria como decirle a una persona que tiene hambre que no tenga hambre.

A muchos médicos les resulta fácil dar este tipo de respuestas a algunos de los problemas de salud de sus pacientes, tanto así, que normalizamos tomar acetaminofén o ibuprofeno para evitar el viaje a un hospital. Pero esto no ocurre siempre y hay muchos médicos que prefieren hacer los exámenes respectivos para descartar cualquier complicación.

Este fue el caso de Bertha, que transcurriendo su segundo año de citas médicas, se encontró con un doctor, que después de realizar diferentes exámenes, le entregó un resultado no del todo alentador, pero siendo lo que ella quería desde un año antes: respuestas. Él la envió a diferentes tipos de tratamientos, entre ellos la acupuntura, neuralgias y terapias físicas. Al final, tuvo que ser operada.

noquieromasdolor 3 1Estos dolores pueden aparecer luego de un clavado en piscina al de caer de espaldas, o en un gimnasio haciendo unas cuantas repeticiones de peso muerto o de sentadillas libres. Es algo tan común que podemos sufrirlo incluso después de estar toda una tarde haciendo nada en la casa, basta tener un sillón cómodo, una postura “adecuada”, Netflix y no movernos en todo el dia.

A diferencia de la simplicidad de una bata blanca como uniforme, la salud no es algo con lo que podamos jugar, y a diferencia de cambiar el colchón y estrenar cama, la lumbalgia no es simple. Bertha tuvo que esperar tres años por una cirugía que “gracias a la Virgen de Morca” salió bien, pero quién sabe cuántos más están esperando una respuesta coherente a su problema. Tal vez haya muchos estrenando cama, bien por ellos.

Me gustaría que todos los médicos de este país fueran un poco más como el doctor de Bertha, que prefieran cerciorarse antes de hacernos gastar platica que podemos invertir en comida, cerveza, un computador o un celular nuevo. Lo que muchos como Bertha necesitan es un tratamiento efectivo y oportuno, aunque su cama suene como la de Karol G.

ACTUALIDAD

ACTUALIDAD

No quiero mas dolor, por favor.

POR: Diego Alejandro Chaparro Acevedo

noquieromasdolor 1.1 1Las enfermedades en huesos y músculos se hacen cada vez más comunes debido a las malas posturas y, en general, por algún tipo de complicación de salud, haciéndola de esta manera uno de los principales problemas de salud en Colombia. La tasa de mortalidad no es muy alta en comparación con enfermedades como el cáncer, pero sí es uno de los problemas más comunes y menos tratados debido a su costo. 

El dolor lumbar (lumbalgia), es una molestia localizada en la parte inferior de la espalda, específicamente en la parte baja de la columna vertebral. Según la Fundación Kovacs, especializada en investigación médica, se trata de un dolor local que no se produce a causa de accidentes graves, sino que, se manifiesta de manera inmediata tanto en personas sedentarias, como en trabajos de gran esfuerzo físico. 

Es común encontrar que, este tipo de enfermedades que afectan directamente a los huesos, afecte más a personas mayores, sin embargo, como muchas otras personas soy de los que piensa que todas las enfermedades, impactan tanto a personas jóvenes, como personas mayores. Debido a esto, decidí adentrarme un poco en este padecimiento intentando entenderlo directamente desde las personas que lo sufren. 

Muchos dicen que uno no sabe del dolor ajeno hasta que lo siente en carne propia. Decidí preguntarle a Bertha Daza, una mujer joven de tan sólo 48 años de edad, que por tres años ha tenido que vivir con una hernia discal producida por una caída mientras se duchaba y con una enfermedad degenerativa en los huesos llamada osteoartrosis.noquieromasdolor 2 1

Seguí paso a paso cada detalle de su historia como si estuviese viendo un partido de fútbol del Barcelona; imaginé cada detalle como si fuese mi serie de televisión favorita y vaya que fue interesante. Se suponía que iba a averiguar un poco de su vida y de los problemas que trajo esta enfermedad para ella y así aclarar mi mente, pero salí de su casa pensando ¿será que yo también sufro de lumbalgia?

Bertha me contó varias cosas interesantes sobre la negligencia de algunos doctores a los que asistió en el primer año de tratamiento. Ella usó textualmente la frase “Es una mala postura al dormir. Debería cambiar el colchón de su cama.”, refiriéndose al comentario que recibió en repetidas ocasiones por varios de los doctores que la trataron.

Es cierto que muchos de los dolores en las articulaciones y los musculares se dan por varias razones, entre las más comunes encontramos el dolor en el cuello después de dormir en una posición incómoda, o luego de una torcedura involuntaria del pie al hacer algo tan común como caminar, pero ¿El colchón de la cama realmente tiene una implicación directa en la lumbalgia?

Hay quien defiende que cambiar el colchón muchas veces puede mejorar este tipo de dolores e incluso eliminarlos por completo. También, podemos encontrar que la variedad de colchones del mercado va dirigida al público con diferentes tipos de padecimientos de salud. Sin embargo, decirle a una persona, que sufre de lumbalgia, que cambie el colchón, seria como decirle a una persona que tiene hambre que no tenga hambre.

A muchos médicos les resulta fácil dar este tipo de respuestas a algunos de los problemas de salud de sus pacientes, tanto así, que normalizamos tomar acetaminofén o ibuprofeno para evitar el viaje a un hospital. Pero esto no ocurre siempre y hay muchos médicos que prefieren hacer los exámenes respectivos para descartar cualquier complicación.

Este fue el caso de Bertha, que transcurriendo su segundo año de citas médicas, se encontró con un doctor, que después de realizar diferentes exámenes, le entregó un resultado no del todo alentador, pero siendo lo que ella quería desde un año antes: respuestas. Él la envió a diferentes tipos de tratamientos, entre ellos la acupuntura, neuralgias y terapias físicas. Al final, tuvo que ser operada.

noquieromasdolor 3 1Estos dolores pueden aparecer luego de un clavado en piscina al de caer de espaldas, o en un gimnasio haciendo unas cuantas repeticiones de peso muerto o de sentadillas libres. Es algo tan común que podemos sufrirlo incluso después de estar toda una tarde haciendo nada en la casa, basta tener un sillón cómodo, una postura “adecuada”, Netflix y no movernos en todo el dia.

A diferencia de la simplicidad de una bata blanca como uniforme, la salud no es algo con lo que podamos jugar, y a diferencia de cambiar el colchón y estrenar cama, la lumbalgia no es simple. Bertha tuvo que esperar tres años por una cirugía que “gracias a la Virgen de Morca” salió bien, pero quién sabe cuántos más están esperando una respuesta coherente a su problema. Tal vez haya muchos estrenando cama, bien por ellos.

Me gustaría que todos los médicos de este país fueran un poco más como el doctor de Bertha, que prefieran cerciorarse antes de hacernos gastar platica que podemos invertir en comida, cerveza, un computador o un celular nuevo. Lo que muchos como Bertha necesitan es un tratamiento efectivo y oportuno, aunque su cama suene como la de Karol G.

ESPECIALES

PLAYLIST                                            

Logo ACN Pata Blanco


NAVEGACIÓN       

 

Inicio
Actualidad
Cultura
Opinión
Deportes


CONTÁCTENOS            

 

Conmutadores: 323 98 68 y 326 68 20
Extensión 4060 / 4063
Correo: agenciacentraldenoticias@ucentral.edu.co

© 2017 Todos los derechos reservados. ACN | Agencia Central de Noticias. Sede Norte: Calle 75 n.º 16-03 Edificio Violi piso 5, Bogotá - Colombia